Es en serio, llevo más de quince años enseñando a mi gato a ladrar. Con decisión y mucha perseverancia sigo empeñado en mi propósito. Yo sé que eso lo mejor para mi gato y no me desanimaré fácilmente. Tengo la completa seguridad de que mi felino, cuando por fin aprenda a ladrar, será una completa maravilla. Cuando lo logre, yo seré feliz, como debe ser.

Yo merezco ser feliz y soy un ganador que emprende sus batallas con la certeza de ganarlas ya que desde pequeño aprendí que no puedo rendirme ni renunciar. Eso es de cobardes y fracasados.

Mi gato ladrará puedes tenerlo por seguro.

Continúa leyendo »


La vida ha sido muy generosa conmigo, al igual que contigo. Ella me ha regalado múltiples situaciones, muchas de ellas llenas de grandes alegrías y otras tantas muy, pero muy dolorosas.

Y hoy soy lo que soy gracias a todas y cada una de las circunstancias que ella me ha puesto para ser fuerte, para sentirme seguro y confiado.

No le quitaría nada a mi pasado pues dejaría de ser el que soy. Honro a mis padres por darme la vida aunque por algunos momentos los desprecié. Ellos me dieron lo mejor que pudieron con lo que tenían. Hoy veo que era muy fácil para mi criticarlos y hasta odiarlos por instantes. Me costaba ver el amor que había en ellos detrás de cada una de sus reprimendas y castigos. Continúa leyendo »


Sabes que mi experticia principal es la formación de líderes. Todo lo que hago y escribo tiene que ver con la posibilidad de fortalecer el SER interior para ser una mejor posibilidad e influir positivamente en otros.

Ya bien seas gerente o una ama de casa, todos tenemos la urgente necesidad de contar con otros para alcanzar los objetivos y propósitos del negocio y de la vida.

Todos tenemos necesidad de influir en otros sacando a “pasear” el líder que habita dormido en nosotros. “TODOS SOMOS LIDERES” es el título de mi primer libro. Allí desarrollo mi convicción de que cada uno de nosotros ha tenido momentos de liderazgo y que, si nos preparamos, podemos vivir muchos más.

El liderazgo si se puede aprender si tomas la decisión y emprendes el camino.

Por eso es que quiero que tomes nota: del 23 al 25 abril 2015 estaré con la edición XXII del PROGRAMA INTERNACIONAL DE LIDERAZGO PARA GERENTES que se realizará en las hermosas localidades de Jarabacoa, República Dominicana.

Una excelente oportunidad para revisar tu estilo de dirección del talento humano y para adquirir las herramientas de influencia.

No tengo dudas que quedarás sumamente satisfecho con esta experiencia transformadora. Será un antes y un después. Sólo toma la decisión, disuelve las excusas y da el paso. Confía en mi.

Pide detalles por info@kriterion.com.do

Publicado el 27 Febrero 2015 en la categoría Liderazgo
Compártelo con otros o guardalo | 5 comentarios

Primero que nada quiero decirte que he tenido descuidado este espacio por los últimos meses ya que he estado concentrado en terminar mi tercer libro. Ya está listo y pronto sabrás de él.

Hoy escribo después de varios días bajo el impacto de unas acusaciones hacia mí. Obviamente no voy a entrar en ciertos detalles ni voy a mencionar nombres ni vínculos. Lo relevante es lo aprendido y no el chisme “farandulero”

Para mi sorpresa, ya que no me lo esperaba, he sido y estoy siendo acusado y tratado como “desconfiable”. Para esta persona, yo no soy de fiar.

Obviamente, cada persona tiene el derecho de armarse el juicio que quiere y puede sobre el otro. Esta persona tiene todo el derecho de no confiar en mí. Eso tan normal como el hecho que yo no confíe en ciertas personas.

Pero lo bizarro de estas acusaciones de “desconfiable” son los motivos. Continúa leyendo »


Recientemente me ha tocado hablar varias veces sobre la Culpa. Esa emoción que para muchos se convierte en un estado de ánimo y nos lleva por la vida sintiendo que somos poca cosa.

Lo curioso aquí es que en las últimas seis conferencias que he impartido, en cuatro de ellas me han hecho preguntas o me han pedido que hable sobre el tema. Me reconozco como todo un experto en sentir culpa y por eso es que puedo hablar sobre lo nocivo que es sentirla.

Y seguramente te debe pasar igual que a mí, que con solo intentar no sentirnos culpables por algo, automáticamente ya nos hace sentir culpables. Me siento culpable de no querer sentir culpa. Que lío.

Lo que me propongo en este escrito es reproducir mis reflexiones al respecto y parte de lo que he compartido con la gente en mis intervenciones. Gracias a que me han puesto a hablar creo haber ordenado mis ideas y sin buscar lucirme académicamente sobre la culpa, te comparto a lo que he llegado.

Mi gran deseo es que te sea tan liberador y útil como lo ha sido y está siendo para mí. Espero que logre marcar en ti la gran diferencia que hay entre vivir una vida llena de culpas o vivir desde la verdadera responsabilidad. Yo he elegido ésta última. Continúa leyendo »