Rescatar la Confianza

by Eduardo Martí


Mucho se ha dicho del valor que tiene ser confiable. También sobre el poder que tenemos de incrementar la confiabilidad del otro. Sabemos que ése es uno de los atributos más importantes en el liderazgo. No es posible que tú le entregues tu seguirazgo a alguien que no es confiable o que no se hace cargo de las veces en que falla.

En este escrito quiero centrarme en cómo rescatar la confianza que por alguna razón hemos perdido. Mientras lees esto, sería muy bueno que trajeras a tu mente alguna situación con alguna persona con la que sientes que tu confianza está débil y resquebrajada y te interesa recuperarla.

Decimos que la confianza se pierde o debilita cuando has adquirido algún tipo de compromiso con alguna persona, o contigo mismo, y no lo cumpliste. Ya bien sea que tú ofrecieras algo o, aceptaras algo que te solicitaron y ante lo cual accediste. Allí se concretó un acuerdo o compromiso y se genera una expectativa de cumplimiento. Por muchos años he ido acuñando la idea que la credibilidad de una persona se construye cumpliendo los compromisos que asume. Si te comprometes y no cumples tu credibilidad se erosiona y disminuye. Ante un nuevo compromiso, y dado los antecedentes, la posibilidad que el otro crea y confíe serán menores.

Andar por la calle con la etiqueta pegada al pecho que dice “No Confíes en mi” porque no cumplo lo que acuerdo, es muy triste. Y sin embargo, veo como a menudo la gente se compromete con una ligereza que pareciera que no le importara su identidad pública al respecto. En lo personal, busco estar muy pendiente de no incumplir, pero, a veces o por descuido o por incapacidad, no cumplo. Me pasa con alguna frecuencia. Aunque he buscado montar todos los sistemas de alerta y recordatorio, en el mundo tan loco en que andamos, algunas cosas no salen como previstas y algún incumplimiento aparece.

Si bien la identidad pública es sumamente importante en todas las áreas de nuestra vida, donde yo he sido siempre muy consistente y cuidadoso es con mis tres hijos. Veo como muchos padres les fallamos a los hijos sabiendo que ellos siempre nos perdonarán y que su amor siempre estará allí. Creo que con el resto de las relaciones solemos tener más cuidado porque son más frágiles, y sin embargo…

Voy a entregarte varias consideraciones que espero que te sean de utilidad como lo han sido para mi:

La posibilidad de incumplir siempre estará allí latente y por eso es que debemos estar alertas y ser cuidadosos.

Ante un incumplimiento, reconócelo primero ante ti y luego con el afectado. Es verdad que me comprometí y no cumplí. En este momento las razones sobran.

Pide disculpas. Aunque tengas tus motivos, explicaciones y excusas, este no es el momento de tratar de salirte del lío. Este es el momento de estar con el otro, de empatizar y de evaluar las consecuencias que puede haberle traído tu incumplimiento.

Si el afectado te da el permiso, puedes explicarle lo que pasó pero no creas que con eso es suficiente.

Todo intento de recuperar la confianza concluye con asumir tu responsabilidad, hacerte cargo de las consecuencias y preguntarle al afectado: ¿Qué puedo hacer para corregirlo?… y hacerlo.

Finalmente, sin que sea un formulismo, renueva con la persona lo valiosa que es esa relación para ti y tu deseo de cuidar la confianza entre ambos.

La siguiente vez, ten un particular cuidado. Recuerda que los juicios que las personas se hacen de nosotros tiene mucho que ver con las cosas que hacemos. Si quieres que se cambie ese juicio, hay que cambiar las acciones.

Es muy sabido que la confianza, si bien toma toda una vida crearla, se puede perder en un segundo. Por eso hay que cuidarla. Además, es altamente rentable. Puede ser que al romper un acuerdo obtengas un beneficio en ese momento, pero es mucho más lo que ganaremos en el largo plazo llevando una vida llena de confianza e integridad.

Pero alerta, lo que voy a decir es muy delicado, así que espero que me pueda explicar bien: Somos seres humanos y por lo tanto es prácticamente imposible llevar una vida 100% integra, congruente y confiable. Con esto no quiero fomentar el incumplimiento y el relajo. Lo que quiero decir es que cuando suceda que te alejes de la rectitud que has asumido, ocúpate de las consecuencias como todo un adulto. Somos Seres Humanos llenos de imperfecciones con vocación de ser mejores cada día.

Ahora dime, ¿Pensaste en alguna persona con la que tienes la confianza débil? ¿Crees que estas consideraciones te pueden apoyar para que esa persona confíe de nuevo o confíe un poco más en tí? ¿Aprecias el valor que tiene para los demás saber que pueden confiar en tí? ¿Verdad que se siente bien sabiendo que tú eres una persona en la que se puede confiar? Y, seguro que estarás de acuerdo conmigo que se siente muy bien cuando nos hacemos cargo de las consecuencias de nuestros actos, entre otras cosas, porque es de Valientes.

Déjame tus comentarios, recuerda que de ellos me alimento.

Publicado el 12 Noviembre 2010 en la categoría Éxito
Compártelo con otros o guardalo | 52 comentarios

{ 51 comments… read them below or add one }

DANIEL GARCIA Julio 1, 2014 a las 11:41 am

Me encantaría pero creo que todo lo ha dicho!! Ser cuidadoso, detallista, asumir, tener valor, aceptar, corregir, etc.

Responder

Eduardo Martí Julio 1, 2014 a las 3:36 pm

Eso es todo Daniel. Saludos

Responder

Janette Marcano Octubre 24, 2013 a las 10:53 am

Hola Eduardo,
Que bueno está este artículo. Precisamente acabo de vivir algo similar a lo que describes, y hablando con la persona me dí cuenta de que no solamente la otra persona había incumplido, sino que yo también lo había hecho, e hice las cosas que colocas allí, reconocer el incumplimiento, pedí disculpas y llegamos a un acuerdo de lo que ambos tenemos que hacer para recuperar esa confianza. Definitivamente tenemos que estar muy alertas porque, tal como lo escribes, la posibilidad de incumplir siempre estará allí latente, y muchas veces lo hacemos sin darnos cuenta de ello.

Responder

Eduardo Martí Noviembre 7, 2013 a las 6:51 am

Así es mi amiga Janette. Somos humanos y con muchas posibilidades de fallar. El reto? estar muy alertas y cuidar la credibilidad. UN ABRAZOTE

Responder

emma Marzo 23, 2013 a las 4:10 pm

La confianz junto al uso de la verdad y la justicia con el otro, bases, pilares, de todas las relacioes. Imposible queno se lesione de ahi la inmensa importancia de Restaurarla permanentemente,solo asi logramos relaciones a largo plazo a pesar incluso de diferencias en personalidad o formas de ver la vida. Cuando rreparamos la confianza no solo mejoramos la relacion nos mejoramos a nosotros mismos, nosvulneramos asumimos nuestra responsabilidad y nos proponemos a hcerlo mejor inspirandonos ya no solo en nosotros tambien en el otro y la relacion que tenemo

Responder

Eduardo Martí Marzo 28, 2013 a las 1:34 pm

Equivocarse y fallar es de humanos. Hacernos cargo y rescatar la confianza es madurez. Nada sencillo en muchos adultos… jejeje Sabrás tu de eso. Te mando un gran abrazo mi querida Emma

Responder

Mafer Febrero 27, 2013 a las 8:14 pm

Me encanta el enfoque que tiene cada articulo tienes una particularidad de explicarlo todo de manera muy sencilla y muy acoplada a la realidad. me siento de verdad muy identificada

Responder

Eduardo Martí Marzo 4, 2013 a las 11:31 am

Que bueno Mafer leerte por aquí, además de disfrutar de tu presencia en los talleres. Un abrazo

Responder

jesus Diciembre 22, 2011 a las 9:26 am

muy bueno… la verdad es k tienes razon… en estos tiempos donde la gente no suele cumplir es necesaria la renovacion de la confianza entre personas e instituciones… esperemos que llegue el dia en el que la confianza sea parte de nuestras vidas cotidianas otra vez.

Responder

Eduardo Martí Diciembre 23, 2011 a las 9:52 am

Suficiente amigo Jesús que hagas TU de la confianza parte de tu vida. Seguro que otros empezarán a imitarte. Un abrazo.

Responder

ana Julio 25, 2011 a las 9:31 pm

Hola. fabuloso lo de la confianza. Creo que la confianza es un valor que a veces se pierde por no querer reconocer nuestros errores creyendo que de esa manera la imagen que puedan tener de nosotros se debilitará al quedar al descubierto nuestras debilidades. Considero que es honesto reconocer nuestros errores y debilidades y de esa manera al indicarle a nuestros subordinados nuestras debilidades, es posible dejar un mensaje “todos somos fuertes en ciertas áreas y débiles en otras y solo siendo sinceros podemos intercambiar lo positivo y negativo, aceptándonos como somos y siempre buscando ser mejores personas. cariños.

Responder

Eduardo Martí Julio 26, 2011 a las 10:23 am

Gracias Ana. Muy acertado tu comentario y espero que estés siempre vigilante de estarlo llevando a cabo en tu accionar diario, por más difícil que sea.
Cariños

Responder

Antonella Bacco Pico Marzo 18, 2011 a las 2:46 pm

Hola Eduardo

Primero que nada quiero comentarte que hoy ha sido un día donde me he abierto mucho contigo a través de tu blog… primero con los comentarios con mi amiga Adriana Arian, luego contándote lo que pasó con mi tía y ahora te voy a contar otro detalle de mi vida personal relacionado a este tema (bueno así me conoces un poco más =)

Cuando nos invitaste a pensar en una persona con la que sintamos que la confianza está débil, es increíble pero la primera que se me vino a la mente fue mi madre, me dolió cuando lo pensé porque es la mujer que más amo pero lo traje a mi conciencia, y sí definitivamente conciente o inconsientemente hay veces que con frecuencia no he cumplido los compromisos que acuerdo con ella, tal vez por lo que dices que sabemos que siempre tendremos su amor incondicional, pero pienso y paradojicamente es la persona con la que quiero tener mayor confiabilidad porque pues es mi familia y es mi mamá… Gracias por estos artículos de verdad que ayudan mucho hasta a darte cuenta de cosas que a veces por el día a día dejamos pasar desapercibidas. Esta misma noche pensaré en todas la veces que le he fallado y trataré de reivindicar mi confiabilidad con ella.

Dos comentarios adicionales:
1. Me impactó mucho la foto de este artículo, esta espectacular, de verdad excelente!!!
2. Esta es una sugerencia, cuando contestas un comentario (al menos los míos) no hay ningún alerta que avise que contestaste y tengo que buscar en todo el blog a ver que colocaste y a veces me pierdo, pienso que sería una buena herramienta que cada vez que contestes (bien seas tú u otra persona) llegue un correo como notificación… asi cada persona sabe que contestaste (es decir que cumpliste tu compromiso de hacerlo) eso sería muy agradable. No sé que posibilidades haya de hacer eso, pero en caso de que ya esté hecho, en mi caso no están llegando las notificaciones.

Un beso grande

Responder

Eduardo Martí Marzo 19, 2011 a las 6:37 am

Que bueno que tomaste conciencia de atender la relación con tu madre y no abusar del amor incondicional como hacemos muchos.
La foto, si, soy yo cayendo de espalda confiando en la gente que me sostendrá.
Haste este momento yo asumía que cada una de mis respuestas a los comentarios disparaba un correo al involucrado. Eso sería lo ideal, yu esperaba eso. Gracias a tu alerta voy a revisar las propiedades y a ver como lo logro.
Gracias mi querida Antonella.

Responder

Ernesto Enero 15, 2011 a las 7:46 pm

Realmente te doy las gracias, por que son palabras de muchas fuerzas que nos hace reflexionar en el curso de nuestra vida diaria, que nos hace surgir en momentos dificiles y poder decir que si podemos lograr nuestros objetivos, para de esta menera llevar una vida muy alegre y llena de exitos…

Responder

Eduardo Martí Enero 15, 2011 a las 8:30 pm

La verdad Ernesto es que las cosas son muy sencillas y nosotros las hacemos complicadas. Gracias por tu comentario.

Responder

HILDA Enero 11, 2011 a las 8:41 am

Confianza y liderazgo definitivamente van de la mano. Gracias, gracias y gracias por tu articulo, muy bueno!!! Saludos! HD.

Responder

Eduardo Martí Enero 11, 2011 a las 10:03 am

Wuaooo Hilda…. Sentí tu agradecimiento en mi piel. jajaja que bueno que te gustó. Cariños

Responder

Nenidia Enero 10, 2011 a las 11:36 am

“Rescatar la CONFIANZA”… Es un proposito muy retador y no nadamas para aquellas personas a las que reciben la confianza debil sino tambien para quienes la damos.

En este momento se lo comparto a mi esposo…

Responder

Eduardo Martí Enero 10, 2011 a las 4:33 pm

Gracias Nenidia por darle sentido a mis escritos. Espero que tu esposo quede igualmente agradado :- ) Cariños

Responder

Yair Diciembre 21, 2010 a las 2:15 pm

QUE TAL EDUARDO
exelente tema para ponerse a pensar real mente
gracias x tus reflexciones me anservido demaciado
saludos

Responder

Luis Abilleira Diciembre 20, 2010 a las 9:10 pm

Excelente artículo, en la actividad diaria, cada vez que un colaborador me brinda una información errónea o incompleta, siempre trato este tema. La credibilidad hace que uno pueda tener mayor liberta de acción en las tareas que desempeña, y por consiguiente también esto deriva en la confianza que tendrá en nosotros no solamente nuestros superiores sino también nuestros subordinados. Si me permites colgaré estos conceptos en mi blog, por considerarlo de mucha utilidad. Muchas gracias. Luis

Responder

Nelly Noviembre 30, 2010 a las 10:49 pm

Bueno, siempre me he sentido una persona confiable, el escuchar que te dicen algunas personas ” A nadie le he revelado esto, se lo digo a usted porque inspira confianza”. Es difícil encontrar una persona en quien confiar, entonces si la encontramos, cuidémosla!
Gracias por compartir valiosas experiencias, hasta pronto.

Responder

gloria elena mesa Noviembre 29, 2010 a las 11:43 pm

HOLA
MÈ ENCANTA LA MANERA COMO HACES VER LAS COSAS, PUES POR LO GENERAL LAS PERSONAS COMO TU SE CREEN MUY SOBRADAS Y NO HABLAN DE QUE ELLOS TANBIEN PUEDEN EQUIVOCARSE Y ES LINDO SABER QUE TU AL IGUAL QUE TODOS ESTAMOS APRENDIENDO CADA DIA …CLARO ESTA QUE ME LLEVAS UNA VENTAJA GRANDE O MEJOR DICHO INMENSA PERO AHI VOY ……..GRACIA GRACIAS..POR TODO LO QUE ME TRASMITES CON TUS CONOCIMIENTOS.

Responder

sandriz Noviembre 27, 2010 a las 11:08 am

todo prueba que usted es una persona hecha de experiencias, agradezco que quiera compartir con el resto de las personas que lideramos un equipo, le agradeceria que nos prepare una presentacion con un video que muestre mejor y desde otros puntos de vista cada tema del que usted nos habla.

Responder

Luis Edwin Noviembre 25, 2010 a las 3:55 pm

Que sitio tan espectacular, es gratificante que una persona con la virtud del liderazgo comparta sus conocimientos con las personas que queremos aprender y que nos fijamos la meta de ser cada día mejores seres humanos para aportar a nuestro entorno.

Responder

Socorro Noviembre 24, 2010 a las 7:01 pm

Es horrible cuando le hemos fallado a alguien, pinso que aveces las justificaciones no son suficientes y peor aún si ha sido por negligencia y descuido nuestro,por lo tanto para evitarnos esa inconformidad con nosotros mismos debemos estar mas atentos a los compromisos adquiridos, puesto que en muchas ocaciones ya no existe una nueva oportunidad.
Gracias por sus aportes.

Socorro

Responder

Miraida Noviembre 20, 2010 a las 12:36 am

Desde que conoci de su blog, siempre lo consulto porque brinda una forma sencilla y práctica de abordar las situaciones que comunmente nos sucede y que de no manejarla inteligentemente y con madures, incrementa en el otro la desconfianza y es posible que no haya segundas oportunidades. Muchos saludos y exitos.

Responder

Walter Torres Noviembre 18, 2010 a las 9:42 am

Hola Eduardo, espero te encuentres muy bien; como siempre enriqueciéndome con tus exposiciones muy reales, ciertas y acertadas.

Sobre este tema como es la confianza hace bastante tiempo atrás se viene observando el debilitamiento de la misma, ya con el pasar de los años todos como seres humanos y además acompañados de nuestras vivencias, cada día vamos tomando mas precauciones para que no nos queden mal y en su defecto nosotros tampoco quedar mal ante nadie, la confianza para cualquier ser humano es una firme y amplia carta de referencia en toda su vida, ya que ella nos da seguridad, estabilidad, firmeza y seriedad ante las personas que nos rodean y la sociedad en que vivimos.

Al perder la confianza ante los demás o incumplir en cualquier momento, inmediatamente te señalaran y juzgarán o tildaran de irresponsable, no confiable y generando a su vez desconfianza, para retomarla tendremos que pagar un alto precio, pero al reconocerlo ante los demás con humildad , afrontar con valentía y con hechos demostrar que realmente pueden confiar en nosotros plenamente, volveremos a retomarla, podremos gozar y disfrutar de ella ampliamente.

Un gran abrazo para ti y todo tu equipo, que tengan un Feliz día!

Responder

jesus Noviembre 17, 2010 a las 4:17 pm

Estimado amigo, las disculpas no se piden… se ofrecen. Gracias

Responder

JUANA VITAR Noviembre 17, 2010 a las 7:16 am

cuando alguien falla, aunque lo deseemos, la confianza se debilita y no vuelve a ser igual, “las excusas son para quien las da”, siempre vamos a estar esperando que esa persona incumpla nuevamente y ya no nos inspira seguridad en él. Es por eso que antes de comprometernos a algo debemos analizar las circunstancias para tratar de cumplir y no decir si alegremente para luego dar dos excusas y ya, debemos respetar profundamente a nuestro entorno y ser muy responsables.

Responder

juan Noviembre 16, 2010 a las 8:53 pm

Verdaderamente concreto en las afirmaciones sobre la perdida de confianza suele pasar ami tambien me paso y supe superarlo ahora soy consciente de ofrecer algo y no volver a caer de nuevo .
muy motivador.
Juan Trujillo-Perú 16-11-2010

Responder

Lidya Noviembre 16, 2010 a las 1:53 pm

Gracias Eduardo Martí, tu artículo nos invita a reconocer nuestros errores y ocuparnos “responsabilizarnos” en construir nuestra vocación de ser mejores cada día…hoy en día es tan fácil la manera en que adquirimos compromisos e incumplimos, a veces nisiquiera nos damos cuenta..¿que nos esta sucediendo?…en todos los ámbitos (familiar,social, politico) …Es sin lugar a duda una carencia del valor de la responsabilidad de asumir nuestras faltas y rescatar la credibilidad en estos tres aspectos através de ir construyendo en el día a día nuestras acciones …la integridad, congruencia y confiabilidad debería ser nuestra vocacion….. se agradece tus artículos …Edifican mi día a día…

Responder

ramiro Noviembre 16, 2010 a las 10:51 am

Eduardo grasias lo estaba nesesitanto si , y es muy interesante pero eduardo que arias tu
si en caso tu brindas toda la confianza pero te fallan asiendo ellos lo que no estaban supuesto aser
tu cres que es por culpa de nosotros
so yo e echo mucho de los consejos que en las 8 herramientas de influencia que les compre
pero i si aun asi me fallan que podria yo aser te lo agradeseria mucho si me dieras una respuesta breve grasias eduardo suludos y exito

Responder

J. HUMBERTO A. Noviembre 16, 2010 a las 10:14 am

Los dìas son inmensos, y la vida oculta entre tantos emblemas, nos confunde y hasta perdemos la confiaza; hasta tal punto que desconfiamos de nosotrosmismos, desconfiamos del poema y de nuestra palabra, del amor y de la voluntad de amar, de la sociedaed y la gratitud de nustras almas… Su artìculo nos invita a mirar y reflexionar en nuestra CONFIANZA…
Mil gracias…

Responder

armando leal Noviembre 15, 2010 a las 7:49 pm

es necesario perseguir la integridad para ello debemos cumplir los compromisos adquiridos ya que a ser integro es el ideal para triunfar gracias por todas las herramientas que brindas

Responder

Carolina Quiñones Noviembre 15, 2010 a las 9:59 am

Muy oportuna esta reflexión para mi… Gracias,

El universo busca la manera de hacer llegar sus mensajes a las preguntas lanzadas al azar, para dar respuestas a cosas que parecieran evidentes pero que no nos damos cuenta. Hay hechos ciertamente, pero no excusas para no afrontar con madurez. Nuevamente Gracias.

Responder

maria Noviembre 14, 2010 a las 11:44 pm

gracias por tu reflexiones nos ayudan a salir adelante cada dia

Responder

Nidia Noviembre 14, 2010 a las 6:57 pm

Excelente artículo!
Hace algún tiempo un profesional que trabaja para nosotros cometió un error”sin querer” con un cliente, las dueñas pedimos disculpas sinceras y nos ocupamos del caso… Si bien es cierto que fue una situación muy difícil y delicada, creo que el hecho de que dimos la cara y nos preocupamos y lo más importante “nos ocupamos” del asunto en forma rápida. Una cliente hasta creo que nos aprecia más ahora!
Gracias por compartir tus artículos con todos, siempre me resultan muy provechosos.
Y ahora me entero que estarás por mi pais… Que tengas una excelente estadía en Asunción!
Un abrazo… Nidia Carolina.

Responder

Edgar Arvay Noviembre 14, 2010 a las 11:09 am

Gracias Eduardo. Una reflexion mia en este sentido es que cuando fallamos si dmos la excusa prototipo sacada del archivo de excusas, tales como “…. es que estaba lloviendo”, “es que habia mucha cola”, “…….es que la cuñada de mi amigo tuvo un impase”, etc etc etc , es cuando menos credibilidad, confianza y respeto, ganaremos. Si llueve, participia tu llegada tardía a tiempo o no olvides el paragua, si hay cola sal mas temprano a tu cita, si la cuñada del amigo tuvo el impase, llama desde el celular a ver como sigue pues al fin y al cabo es mas problema de los mas allegados que el tuyo. Es preferible decir “discupen, llegue tarde pues no calculé bien el tiempo de llegada”, “es mi culpa definitivamente el no haber tomado previsiones , etc etc etc.
Si somos asiduos incumplidores, ya las excusas de cualquier tipo quedan obsoletas y nos hunden mas profundo en la falta de credibilidad y por ende de la confianza que nos puedan prestar las personas afectadas.

Responder

samuel Noviembre 13, 2010 a las 10:27 pm

estupendo te felicito y es algo que nos opaca en la vida gracias por tu valiosa aportacion a nuestras vidas con tus sugerencias eres una gran persona muchas gracias eduardo esto me servira para ser mejor te envio un abrazo

Responder

haydee Noviembre 13, 2010 a las 1:08 pm

Hola Eduardo:
Me gusto tu articulo sobre confianza, y si efectivamente estoy de acuerdo contigo tanto enel ambito familiar como social y de trabajo es muy importante ser una gente confiable, mi profesion es médico y es algo que debo mostrar a los pacientes, mi confiabilidad. Y también coincido que contigo cuando dices que a los que más les fallamos es a los hijos, creo damos más credito aveces a lo externo que a la familia, y le quitmaos tiempo precioso.

Responder

JORGE Noviembre 13, 2010 a las 12:27 am

Hola Eduardo,quiero dejar mi comentario o más que eso es un mensaje o moraleja,hace aproximadamente dos años adquiri un credito con una entidad financiera y uno de mis codeudores fué mi señora,transacurrio normal hasta hace 4 meses para aca que mi situación financiera se quebro,al igual que la relación de pareja,empece a colgarme como es lógico y comenzaron a ejecutarla con amenazas de embargo en la empresa donde ella labora ( se empeoraronmas las relaciones ).Es entonces donde surge el incumplimiento, la perdida de credibilidad (por ambos lados la parte financiera y la sental ).Si en algun momento abrigaba una minima esperanza de restaurar mi hogar,con este insuceso se fué!! palcarajo!!.Es por esta razón señores que nunca se les ocurra involucrar a un familiar mucho menos a la esposa como parte de respaldo en algun negocio…Entonces el imcumplimiento muchas veces surge ajenas a la misma persona

Responder

marta Noviembre 13, 2010 a las 6:47 am

Excelente el escrito te felicito

Responder

Diego Noviembre 12, 2010 a las 11:33 pm

Muy buen escrito…pertinente para esta época que vivimos.Saludos, Diego.

Responder

aldo Noviembre 12, 2010 a las 10:56 pm

me pasa muy seguido eso de perder la confianza en alguien pero soy de las personas que siempre tienen que confiar en alguien porque uno no puede hacer todo solo

Responder

Guillermina Valenzuela Noviembre 12, 2010 a las 10:31 pm

En los sueños empiezan las responsabilidades, en algunas ocasiones prometemos cosas que por una u otras razones no podemos cumplir sin importarnos que los demas piensen y a medida nos van perdiendo la confianza, por esos hay que retornar lo que un dia se llamo CONFIANZA.

Responder

Julia Noviembre 12, 2010 a las 8:27 pm

Hola Eduardo
Hay ocasiones en que nos sentimos defraudados, sí muchas veces, ya sea porque nos traicionan, nos fallan…de diferentes formas. Con el tiempo he aprendido a perdonar y quizás a entender situaciones como esas..De alguna forma cuando me ocurre trato de mostrarle a la otra persona quien soy y cuáles son mis sentimientos, y que con mis palabras o mi silencio le digo…”te acepto” “te perdono” “cuánto te aprecio” “te amo”.

Llegar a este pensamiento toma tiempo…se guarda dolor…rencor..verguenza, en fin…
sentimientos que al final nos ayudan a renacer y a entender quienes somos, que tenemos un Padre Celestial que nos ama siempre y nos perdona…. aprender a ser luz en el camino, amarnos y amar a los demás, fomentando la confianza en nosotros mismos y en los demás con nuestros actos.

En cuanto al incumplimiento, creo que todos en algún momento hemos fallado, es verdad, pero lo importante es reconocerlo y explicarle al otro el porqué hemos fallado. No es sencillo y no todas las personas son capaces de hacerlo pero vale la pena, aunque nos mostremos frágiles, humanos. Me parece que llegar a acuerdos con alguien debe centrarse en el compromiso, respeto y no excederse en las expectativas de nosotros mismos y de los demás. Gracias, Eduardo

Responder

Ana Débora Noviembre 12, 2010 a las 5:20 pm

Definitivamente; muchas de sus reflexiones se han visto reflejadas en mi vida y es mucho lo que me han ayudado.

Le cuento que sí; en el momento en que estaba leyendo tu artículo se me vino a la mente un episodio particular…..

Toda mi vida llevaba una relación excelente con un sobrino con el cual vivo; él es recién egresado en Química Farmacéutica y empezó a ejercer en el mes de Agosto.

Tan linda era la relación que nos teniamos confianza el uno al otro, bromeábamos, pero; por una discusión de momento en la que se hablaba del aporte del dinero, se calentaron demasiado los comentarios y terminamos ofendiéndonos uno al otro (él por la indiferenciay yo por las palabras que dije de más )…..Muchos me dicen que haga caso omiso a esta situación, pero; el trato aunque me dirija la palabra no es lo mismo. Es más; en variadas ocasiones le he presentado mis excusas personalmente, por mensajes, por e-mail y; definitivamente el silencio ha sido abrumador.

Esta situación dió un giro de 360º en mí; tan es así , que el día anterior a mi cumpleaños sufrí una crisis nerviosa (lloré hasta el cansancio) de sólo pensar que no compartiría conmigo esa fecha tan especial.

Esta es la hora; y el sábado pasado lo enfrenté y le pregunté que si no me iba a volver a tratar igual que antes y su respuesta fué: “NO…..esperemos a ver después, tal vez con el tiempo”..Esas palabras entraron como una puñalada en mi corazón y le comenté sobre la crisis que había sufrido en aque lla ocasión que le comenté.

Pues, creo que pese a eso, él tiene bastante claro que lo quiero mucho; pero, en mi concepto pienso que también por ello se quiere aprovechar de mis sentimientos; causarme más dolor a sabiendas que me mantengo triste y que además; se ha vuelto un ser resentido donde parece que yo no mereciera nunca el perdón; ni, una segunda oportunidad.

¿¿¿Aconséjeme que puedo hacer??? Estaré atenta a su respuesta; al igual que hizo cuando le comenté acerca de mi amiga muerta.

Responder

Susan Guzmán Noviembre 12, 2010 a las 5:08 pm

Excelente tema… La confianza es vital para todos.

Tema importante para reflexionar y considerar. En este mundo aunque seamos seres humanos “No perfectos” la credibilidad nos da valor, posición, responsabilidad y status entre amigos, familiares y a nivel profesional.

Me encanta tu información.

Responder

Eduardo Martí Enero 20, 2011 a las 3:44 pm

Recomiendo leer este artículo ya que está muy vinculado con el tema de la confianza. Se trata del Compromiso y la Responsabilidad.

Responder

Leave a Comment

Follow Me

{ 1 trackback }

Previous post:

Next post: