La Vida es Transitoria

by Eduardo Martí


Desde que conocí a Ramón Sabella la idea de la transitoriedad de la vida me invade a cada momento. Te pregunto: ¿Estás seguro que estarás vivo al final del día?  ¿Puedes afirmar que tendrás de nuevo el privilegio de ver a tus hijos, pareja, padres, hermanos… mañana?. Nadie, pero nadie, puede asegurar que estará vivo dentro de una hora. La vida es efímera. La vida es transitoria.

Hace ya casi cuatro años que conocí a Ramón, y él, con su testimonio de vida, cambió la mía. Ramón es uno de los 16 Sobrevivientes de la Tragedia de Los Andes del año 1972. Era uno de los que iban en el avión que se estrelló en la Cordillera y que después de 73 días logró ser rescatado con vida. Esta historia es muy recordada porque eran jugadores de un equipo de rugby que para sobrevivir tuvieron que consumir los cuerpos de sus compañeros muertos. Si quieres saber más de este Milagro visita Superando Cordilleras

Una de las cosas que más comenta Ramón es ésa: La transitoriedad de la Vida. Ellos iban a Chile y de un momento a otro, muchos murieron y otros “presos” en la montaña sin la certeza de sobrevivir.

Y la verdad es que hoy estamos aquí y mañana tal vez no. Esta es una verdad que no reconocemos fácilmente. Todos lo sabemos y sin embargo vivimos creyendo que llegaremos a viejos. Por lo tanto, muchas veces nos damos el permiso de desaprovechar los días, malgastar el tiempo, descuidar relaciones, complicarnos con tonterías, nos llenamos de temores y preocupaciones y terminamos dejando de lado lo verdaderamente importante: ¡Vivir!… y Vivir HOY.

No me voy a meter con eso de que el pasado no importa porque ya es pasado, ni tenemos que encargarnos del futuro porque aun no ha llegado. Para mí esa es una gran equivocación que desarrollaré en otra oportunidad. Sólo diré que en mí vive HOY mi pasado y mi futuro.

A lo que me quiero referir en este momento es que disfrutes el rato que estás viviendo. Te tomes el tiempo de reflexionar sobre lo que de verdad es valioso para ti. No importa si eres gerente o vendedor ambulante, si eres ama de casa o ingeniero. ¿Qué es lo verdaderamente importante para ti?  ¿Cómo estás con eso que es valioso? ¿Estás al día? ¿Tienes pendientes?

Hace unos días fui asaltado a punta de pistola. Me encontraba con mi hermana Gloria, y unos jóvenes que andaban en una moto nos apuntaron con una 9 mm para robarnos. Ese fue un momento de la verdad conmigo mismo. Ese fue un momento que me recordó a Ramón. Ese, como muchos incidentes a diario que me tocan o que veo que le tocan a otros, me recuerdan que puedo y debo ocuparme de Vivir mi Vida sin pendientes.

Y cuando pienso en eso, quiero decir… ¡Haz lo que tengas que hacer pero hazlo ya!.  Ama profundamente. Perdona a quien tengas que perdonar, agradece a quien tengas que agradecer, reclama a quien tengas que reclamar, pero no acumules para después, pues el después puede no existir!  Los “hubiera” o los “debería” no son útiles.

Y, cuando combino esta reflexión con mi máxima de la efectividad gerencial que uso múltiples veces al día: ¿Cuál es el mejor uso de mi tiempo ahora?, me suelo dar cuenta que hay mucha gente a la que no le he dicho “Gracias” o “Te quiero”.

Sé que si supiera que voy a morir hoy me iría con la sensación sabrosa de haber vivido la vida que me tocó y que elegí vivir, con todo y sus adversidades. Pero se me queda en la garganta la sensación de no haber sido lo suficientemente espléndido con la gente que quiero y, lo que es peor, muchos ni lo saben.

Y mientras escribo esto me recuerdo de una vieja cita de Mark Twain que dice: “Soy un anciano que ha pasado por muchos problemas, la mayoría de los cuales nunca llegaron a suceder”.

Así que hoy se lo dedicaré a hacer un justo balance de mis preocupaciones y problemas, a no exagerarlos ni tampoco disminuirlos. También quiero renovar conmigo mismo el compromiso de celebrar cada momento y cada relación. Deseo profundamente recuperar mi capacidad de asombro y provocar que sean muchos los momentos que me roben el aliento.

Hoy estoy vivo, y te doy gracias por estar leyéndome.

Déjame tu comentario y comparte tu sentir. ¿Estás al día con tus afectos? ¿Necesitas perdonar a alguien? ¿A quién le puedes decir “Te Quiero”? ¿Estás en deuda con algo o con alguien? ¿A quién no le has dicho GRACIAS?

Publicado el 21 Septiembre 2010 en la categoría Liderazgo
Compártelo con otros o guardalo | 71 comentarios

{ 21 comments… read them below or add one }

Karla Noviembre 19, 2012 a las 12:42 pm

Soy una mujer joven de 23 años, que hace 4 meses atrás vivía por vivir y a ratos sentía que no tenía rumbo fijo. Hace un fin de semana atrás iba en el bus camino a casa y analizaba como todo me había cambiado y lo que ahora tenía por lo que estaba agradecida y lo que sentía que me faltaba. Tengo 4 meses de embarazo, la felicidad que me embarga es enorme, pues es mi primer hijo, con el amor de mi vida con quien hoy estamos próximos a cumplir un mes de casados. Quizás ahora es más difícil conseguir mi título en la Universidad, pero tengo lo más importante del mundo, tengo amor, quizás hoy ya no están mis padres conmigo porque salí de mi casa a vivir con mi esposo, pero los veo seguido y ahora que no están cerca les demuestro más amor que antes y quizás las condiciones económicas no son fáciles, pero somos jóvenes y Gracias a dios tenemos salud y ganas de salir adelante. Me falta retribuirle a nuestros amigos tanto cariño que nos han brindado y decirle a esas personas que están ahí y que nos brindan su apoyo lo mucho que estamos agradecidos, a veces pecamos de ingratitud con esa fmla. que conocimos alrededor de nuestras vidas y que elegimos querer por su incondicionalidad, pues como detallas, la vida es corta y la lista de personas a la que hay que demostrarle afecto es larga.

Responder

Eduardo Martí Noviembre 27, 2012 a las 10:23 pm

Me contenta leerte Karla… me alegra que estés embarazada y cuentes con el amor de una pareja que te llena. Solo espero para ti que encuentres más motivos en la vida para vivirla que el ser madre y pareja. Me alegra también que valores los afectos que te rodean y te detengas a saborearlo. Esa es una gran ganancia de vida. Te mando un abrazo.

Responder

Yesenia Septiembre 8, 2011 a las 5:53 pm

Gracias Eduardo por este articulo creo que llego a mi en el momento que mas lo necesito. A veces pensamos que tenemos a Dios “agarrado por la chiva” a lo criollito y cuando caemos es que recordamos a la gente de nuestro alrededor de agradecerles de decirles que los amamos. O que permitimos que las ocupaciones nos absorban y no compartimos con nuestras familias. Son muchos sentimientos los que se manifestaron al leer este articulo. ..Mil gracias!

Responder

Eduardo Martí Septiembre 8, 2011 a las 11:06 pm

Si la vida es transitoria tenemos que aprender a vivir sin pendientes, sobre todo con los afectos. Cariños Yesenia

Responder

Ingrid Julio 3, 2011 a las 1:06 pm

Saludos muy cariñosamente Eduardo, tengo 51 año , nos cuesta muchas veces decir te quiero a nuestros familiares y amigos mas cercanos, nada mas cuando estan pasando por dificultades o enfermedades es que nos atrevemos a de alguna manera transmitirles ese afecto que llevamos por dentro. Ahora lo que realmente me cuesta y no lo he podido superar es el perdon no se porque, soy una persona muy condesendiente con las personas pero cuando me hacen daño que creo injustificado les hago la cruz como dicen por alli, quisiera cambiar mi forma de pensar y aprender mas hacer mas humilde? sera la palabra? no se si me ampliaras mas esto te lo agradeceria un abrazo fraternal y gracias por estar aqui.

Responder

Eduardo Martí Julio 8, 2011 a las 8:35 am

Perdonar a alguien no significa volver a tener amistad necesariamente. Perdonar es sanar dentro de ti ese dolor que te ha dejado la acción del otro. Un gran amigo me dijo que el resentimiento es como tomarse uno el veneno esperando que el otro se muera. Entiende que lo que pasó, pasó. Lo que es, es! y ya no puede ser de otra manera. Lo que si puede cambiar es la forma en que tu te relaciones con eso y el volumen que tu le pones.
Adelante Ingrid

Responder

Vanessa Díaz Mayo 3, 2011 a las 11:23 pm

Hace más o menos un mes, vivimos por 48 horas el diagnóstico de ACV que le hicieron a mi mamá (afortunadamente resultó ser sólo parálisis facial). Dos semanas más tarde muere repentinamente, el papá de quién hoy ocupa profundamente mi corazón. Hoy, murió de un infarto, nuestro vecino de toda la vida. Hace unas dos semanas, a mi tío le detectan células cancerígenas en la médula. Que manera tan contundente tiene la muerte de mostrarnos lo vulnerable de la vida, ¡de mi vida!
La muerte ha sido siempre una fuente de reflexión para mí. Específicamente casos, muy cercanos, tanto de familiares, como de amigos, en los que, alguna circunstancia los separaba de ese ser querido y al morir, esa circunstancia perdía relevancia y contrariamente, los invadian sentimientos de culpa, remordimiento y pesar, por no haber hecho lo propio, para acercarse a ellos y disfrutarlos en vida. ¡Para reflexionar!
Por los episodios que te mencioné al inicio de mi comentario, últimamente he pensado mucho en “la muerte”, en cómo nos iguala. No sé si es que, los años me están llegando o si es que, “la muerte” ha subido a otro nivel de conciencia en mí. Pero realmente la he sentido muy de cerca, y sobretodo en una de sus formas más desgarradoras, la súbita. Esa es la que más estremece. Me atrevo a pensar, que a todos, o al menos a muchos, nos pone en la tarea de hacer una evaluación de nuestra vida HOY. A mí, en lo personal, me golpea fuerte. El estar lejos de mis padres, lejos de mis hermanos y lejos de la persona que amo, haciendo “algo” que no es lo que realmente deseo hacer, no me aporta un balance alentador. Sin embargo, pues hay situaciones que no se pueden forzar, y cada quién está construyendo su propia vida. Al menos, disfruto de ellos, con más consciencia que antes.
El tema me hace recordar, uno de los mensajes de Steve Jobs, en su muy difundido discurso en la Universidad de Stanford (para mí, un tesoro), donde él cuenta, que desde un evento particular que le tocó vivir, asociado a la muerte, se pregunta cada mañana frente al espejo, “si fueses a morir mañana, ¿querrías hacer lo que vas a hacer hoy?”, hacerme esa pregunta me deja lista para terapia (jajaja).
Justo ayer, viví una experiencia que me hizo pensar MUCHO en eventos como el que mencionas en tu artículo (la tragedia de Los Andes), así como en todos a los que les ha tocado vivir catástrofes naturales. Regresando de Maracay, en autobus, quedamos acorralados en la carretera por más 20 horas, debido a derrumbes y rios desbordados. ¡Toda una experiencia! Resulta increíble ver cómo reacciona el ser humano al límite de las circunstancias y cómo, nuestro comportamiento cambia, cuando se comparte una calamidad.

Responder

Eduardo Martí Mayo 17, 2011 a las 7:25 am

Nadie puede asegurar que estará vivo mañana y todos tenemos la posibilidad de construir el mañana. Lo vivo así. Trato de disfrutar un montón lo que hago hoy que me sirve para darle forma real a mi mañana. Hoy puedo edificar mi vida de modo de llevarla con orgullo… eso es de lo que mas me ocupo. Sentir la satisfacción de ser quien soy, después de no estarlo toda la vida. Cuanto tiempo me queda? Tengo planes para los 90 años. Pero, si parto uno de estos días, estoy casi llegando a mi deseo de estar contento con mi vida… lo estoy logrando, falta poco. Y el espíritu que ocupa mi cuerpo partirá contento.
Un abrazo Vanessa y gracias por lo que estimulas en mi.

Responder

HILDA Enero 9, 2011 a las 12:18 am

ECELENTE EDUARDO CREO QUE ESTAMOS CONECTADOS PUES YO TAMBIEN ANDO EN ESA TONICA DE QUE LA VIDA SE PUEDE IR EN UN SUSPIRO JAJAJA. POR ESO HAY QUE CELEBRARLA A CADA INSTANTE, SER CONSCIENTES DE CADA MOMENTO QUE ESTAMOS VIVOS Y EMPEÑARNOS EN VIVIRLA Y DISFRUTARLA SIN TANTO “ROLLO” COMO DECIMOS EN MI PAIS VENEZUELA, OCUPANDONOS DE LAS COSAS EN EL MOMENTO QUE NOS CORRESPONDE PERO VIVIR VIVIENDO CON AMOR Y CON ALEGRIA. Y GRACIAS TAMBIEN POR ESTE TEMA. ME ENCANTA SU MANERA DE EXPRESARSE. GRACIAS Y QUE DIOS LO SIGA BENDICIENDO PARA QUE CONTINUE ESCRIBIENDO ESTOS TEMAS TAN INTERESANTES! SALUDOS! HILDA-VENEZUELA.

Responder

Eduardo Martí Enero 9, 2011 a las 10:44 am

De nuevo gracias Hilda por estar allí.

Responder

luz angela correa lagos Noviembre 11, 2010 a las 2:00 pm

Gracias por compartir esas reflexiones, con todas las personas que participan ya que esto nos hace ver que por muchas dificultades que se nos presenten, nunca podemos rendirnos, la vida se trata de luchas y desafios que a cada dia se nos presenta, y de los cuales tenemos que tener la valentia de salir siempre victoriosos. con la ayuda del creador

Responder

hector francisco Noviembre 9, 2010 a las 1:26 am

gracias por enviar y compartir su experiencia ysabiduria

Responder

freddy Noviembre 2, 2010 a las 11:00 pm

en verdad , creo que hay que tener valor y chispa de desprendimiento total para compartir experiencias que sirvan de ejemplo o reflexiòn para otros que como yo estamos àvidos de conocimientos para enmendar

Responder

stephanie Octubre 14, 2010 a las 12:10 pm

en mi hora de almuerzo estuve leyendo tu comentario de la vida es transitoris. Wauuuuu
que mensaje tan lindo, gracias. No pensaba leerlo en este momento pero despues volvi a el y me alegra de haberlo hecho.

gracias

la costeña

Responder

Luz Rodríguez Octubre 13, 2010 a las 4:50 pm

Hola Eduardo, enriquecedora tu reflexión, es cierto hay que vivir cada momento de nuestra vida como si fuera el último, decirle a los seres queridos que los extrañamos, que los queremos, los amamos, si la distancia no nos permite verlos regalemosle una llamada, debemos apartar tiempo para compartir con esa gente especial que ha dado todo por nosotros ellos son nuestros padres, si los tenemos compartir con ellos un día especial los hará tan felices, mantener la unión con nuestros hermanos, amigos, vecinos, verdaderamente esto es lo que llena nuestra vida COMPARTIR.
Gracias por compartir conmigo tus reflexiones, me gusta leer tus comentarios.

Responder

lina Octubre 12, 2010 a las 8:30 pm

se puede perdonar a alguien, sin poder olvidar? como recordar si sentir dolor? O simplemente perdonar si seguir adelante es sano, pero como hacerlo sabiendo que es la forma correcta, como sentir perdon? Es dificil.. pero quizas eso tambien se aprende no??

Responder

juan Octubre 12, 2010 a las 1:48 pm

La verdad que es algo muy bueno y reconfortante todo lo que he leído, porque tal vez hasta el momento no puedo decir que vivo una vida sin pendientes pero vivo el momento día a día y trabajo todos los días como si fuera el ultimo día de mi existencia, gracias por esa gran reflexiones y sigue para adelante que dios te bendiga

Juan -12/10/2010 TRUJILLO – PERÚ

Responder

MARGARITA PANCHANA PANCHANA Octubre 2, 2010 a las 11:06 pm

Gracias a Jehova por tener misericordia de cada uno de nosotros y regalarnos días de vida; sí la vida es como la neblina, hoy estamos luego no sabemos, vivir amando al prójimo es lo mas saludable y enriquecedor, pero es muy doloroso cuando nos tomamos con personas que no se dejan amar, no alcanzan a valorar el segundo de vida que tenemos y viven del pasado. Que Jehova lo bendiga siempre.

Responder

belkis Septiembre 30, 2010 a las 4:08 pm

GRACIAS POR COMPARTIR ESOS COMENTARIOS QUE NOS HACEN DAR UN ALTO EN ESTA VIDA PARA REFLEXIONAR, SIENTO QUE HAY TANTA GENTE A QUIEN DICIRLE “TE QUIERO”

Responder

mauricio Septiembre 27, 2010 a las 11:03 pm

Eduardo

siento que soy el ejemplo de lo que no se debe hacer en cuanto al mensaje aca expuesto. Mis pendientes son interminables, mis hubiese o deberia tambien. Hay tanto dolor cubriendo las cicatrices que se hace dificil el animarse a dar el paso..es mas facil la inercia..mas segura

despues de haberme dado contra mi mismo incontables veces, busco un cambio, una salida….no quiero apresurarme ni creer ciegamente, pero si confiar en que debe haber algo mejor.

Saludo tu coraje de compartir conocimiento, en muchas ocaciones me he visto desilucionado por gente que a cambio de dinero ofrecen de todo.

saludos

yo.

Responder

Elsa Septiembre 27, 2010 a las 6:23 pm

Muy bueno su comentario, gracias por compartir conmigo esas experiencias tan maravillosas que nos hacen reflexionar, a veces nos dejamos llevar por el pasado y nos olvidamos del presente que es lo mas importante, gracias por recordarme que estamos aqui hoy y debemos vivir los momentos maravillosos que dios nuestro señor nos brinda cada dia. Que el Dios lo bendiga y sigamos disfrutando la vida que tenemos hoy, el pasado ya paso tomemos lo bueno , el futuro vendra y el presente es el ahora aprovechemoslo al maximo gracias.

Responder

Leave a Comment

Follow Me

Previous post:

Next post: