suerte

¡Que buena suerte!

Agosto 19, 2010

Reconozco que he sido un eterno “controlador” con mucha determinación, por hacer que las cosas sucedan y además, como yo quiero que sean. Este comportamiento me ha traído muchos logros y realizaciones. También mucho estrés. Y es que definitivamente hay cosas que no pueden ser controladas y por eso es importante aprender a fluir con lo que sucede. Controlar o fluir nos coloca en un dilema de lo uno o lo otro. Parece que el asunto es cambiar la “o” por la “y”. Hay momentos para controlar y para fluir.

Continúa leyendo »