MIRAR la forma como MiRaMoS

by Eduardo Martí


Esta semana me sucedieron dos cosas, que aunque insignificantes, son muy importantes. Esos eventos despertaron mi interés y alertas. Me pregunté: si esto sucede con pequeñas cosas, ¿estará pasando con grandes cosas? Si eso es así… grave, grave.

Como alguno de ustedes saben, desde hace algunos meses estoy haciendo vida en la ciudad de Chicago compartiéndola con mi hermosa y querida ciudad de Caracas. Resulta ser que en Chicago hay un local de compras a precios muy interesantes que es solo para personas que tienen membresía. Es decir, que tienen carnet.

Las primeras visitas que realizamos a hacer compras siempre fueron acompañados de amigos que si disponían del carnet y algunas veces usando el carnet de ellos. Recién llegados a la ciudad preguntamos que se requería para tener uno y entendimos que no aplicábamos en ese momento.

Lo curioso del asunto es que nos acostumbramos a ir a hacer compras con los amigos o con los carnets de ellos. Ultimamente, para no molestarlos más, dejamos de ir.

Pasa el tiempo y hace unos días me detuve a hacerme la pregunta… ¿Por qué no tengo mi carnet? ¿Quién me ha dicho que no puedo? y de inmediato fuimos hasta el local a afiliarnos y a los 15 minutos ya teníamos nuestro carnet…. Sabes lo que me dije a mi mismo: “que pendejo he sido”.

Ayer por la tarde, conversando con mi hija, me dice que se imaginaba a nuestra amiga brasileña gorda y se llevó la sorpresa que es una mujer delgada cuando por fin la conoció hacía un rato. Mi pregunta fue obvia e inmediata: ¿por qué te la imaginaste gorda? es que ustedes hablan de ella como una persona muy simpática y agradable, y así son las gordas -replicó ella.

¡Oh sorpresa! A veces se nos meten unas cosas en la cabeza y desde allí vemos, sin tener conciencia. Y si no nos detenemos intencionalmente a mirar la forma como miramos, podemos estar teniendo los lentes equivocados.

Estas dos historias insignificantes tal vez, sucedieron en el lapso de unos pocos días de diferencia. Y anoche, en mi charla de los miércoles las traje a mención a propósito del tema que tratamos “Purga y desinfecta los pensamientos de miseria y pobreza que hay en tu cabeza”.

Todos estamos gobernados por modelos mentales y paradigmas que filtran nuestra relación con el entorno. Por lo general vemos lo que queremos ver e interpretamos la realidad a nuestra conveniencia e intereses. Muy pocas veces hacemos STOP y paramos a limpiar los lentes para preguntarnos si estaremos en lo correcto.

Hemos vivido con cualquier cantidad de mensajes que forman parte de la cultura popular que ya ni los cuestionamos por pertenecer al colectivo y los damos por ciertos. Un ejemplo es ese refrán popular que dice “más vale pájaro en mano que cien volando”. Con todo el respeto a quién lo usa, este refrán yo me he prometido no usarlo MAS NUNCA. Me parece lo más mediocre y conformista que hay. Nadie me escuchará diciéndolo y mucho menos practicando lo que su mensaje encierra. Al contrario, he ido sustituyéndolo por una forma más útil a mi entender: “prefiero noventa y nueve oportunidades volando que una en la mano”.

Y así sucede con muchos mensajes que hemos recibido a lo largo de la vida, etiquetas que nos ponen o nos ponemos, etiquetas que le ponemos a otros, etc, que van conformando nuestro sistema de creencias.

Quería compartir contigo en este escrito porque me sorprendo de la cantidad de supuestos en los que andamos y en la cantidad de certezas que construimos. Y es muy lamentable porque se nos cierran posibilidades al querer tener la razón y al dejar de lado la duda, la indagación y los “tal vez”.

“Maldita certeza, bendito tal vez” le escuché decir a mi amiga Raixa en una ocasión. No lo he podido olvidar.

Y desde el liderazgo que queremos desarrollar en cada uno de nosotros, si bien es cierto que se espera que seas una persona decidida y firme, también es importante que inspires la seguridad de estar permanentemente revisando si tus visiones son las correctas y no simple actos de terquedad y soberbia que te llevan a hacer afirmaciones como “es así”, “yo se lo que digo”, “no hay lugar a dudas”. Puede ser que así inspires seguridad y confianza en el momento, pero te puede llevar por caminos cerrados que no son sino equivocaciones.

Equivocaciones como que “las personas simpáticas y agradables son gordas” o “no aplico para tener carnet”.

Cuéntame… ¿eres de los que te gusta tener siempre  la razón?

Déjame tu comentario

Publicado el 8 febrero 2010 en la categoría Cambio
Compártelo con otros o guardalo | 49 comentarios

{ 49 comments… read them below or add one }

Jonathan noviembre 5, 2011 a las 10:12 pm

Distinguido la verdad es que cada publicación que hace usted, esta llena de total sabiduria. La mayor parte del tiempo sus moralejas en esencia contienen lo que llamaria yo “SABIDURIA EXPRESS”…de rápida aplicación.

Responder

Enrique Hdz. abril 5, 2011 a las 1:53 pm

Considero que la forma de observar el mundo y lo que acontece, nada tiene que ver con grave, grave, sino con un rotundo gravísimo, cuanto sufrimiento podríamos evitarnos si nos detenemos a cuestionar nuestra manera de observar, o por lo menos nos diéramos cuenta de que nuestra opinión o juicio, no necesariamente es la correcta, que hay una gran posibilidad de tener una percepción de los hechos o circunstancias muy distante de la verdad. Cuantos proyectos de vida no se llevan a cabo, cuantas relaciones de pareja terminan o no inician, cuantas oportunidades perdemos en la vida, cuantas posibilidades de ascender no se suceden, y todo por el observador que somos, un observador que se cree sus supuestos arraigados y muchas veces esos supuestos están relacionados con descalificación, negativismo, pesimismo, falta de merecimiento, baja autoestima , necesitamos observar urgentemente la forma en que estamos observando nuestro mundo y cuestionarnos lo más posible, con la finalidad de disfrutar más de este apasionante momento que es la vida.
Saludos y un abrazo Eduardo.

Responder

Eduardo Martí abril 7, 2011 a las 10:29 pm

Esa es la idea de este escrito apreciado Enrique. Mirar la forma como miramos. Un abrazo

Responder

Andres junio 15, 2010 a las 11:02 am

Hola Eduardo,

Estoy revisando todos tus articulos nuevamente, te felicito! Me ayuda un monton leerlos y trato de trasmitirselo a toda la gente que conosco, asi como de aplicarlo.

Tu constancia durante todos estos meses me motiva enormemente (sobre todo teniendo en cuenta que la falta de constancia es uno de los mayores problemas que tengo y estoy cambiandolo) y te agradezco por ello.

Te cuento ademas, que el fin de semana pasado estuve por Chicago, invitado por mis tios, que son medicos. Me hubiese encantado poder contactarte y verte , pero me quede por solo 3 dias. Una lastima, sera para otra ocasion. A la distancia te mando un abrazo, hasta pronto.

Responder

Gloria mayo 25, 2010 a las 2:46 pm

Hey Eduardo me gustó mucho tu escrito especialmente porque toda mi vida no solo he etiquetado a los demas sino tambien a mi misma y lo que he descubierto es la realidad oculta que encierra esta clase de forma de vivir y es cerrarse grandes oportunidades, cuando se ven las cosas sin paradigmas y prejuicios, se ven las cosas con claridad. Felicidades por el blog, esta genial.

Responder

Josue Osorio marzo 22, 2010 a las 9:04 pm

Gracias por estos articulos tan grandiosos!! ayudan de verdad! y espero aplicarl esto en mi vida apartir de este dia! Dios te bendiga!

Responder

Margarita marzo 7, 2010 a las 9:53 pm

Hola Eduardo;

Gracias mil y mil por compartir sus pensamientos con personas que al igual que yo tenemos gran inquietud y pasión por aprender de todos estos temas relacionados con el Crecimiento Humano y el Desarrollo Personal, ¡que bien! tener la oportunidad de compartir con un maestro como usted.

Yo al igual que otros compañeritos y compañeritas que le han escrito me identifico plenamente con sus pensamientos, pues creo que un buen punto de partida es ir eliminando de nuestro vocabulario algunos conceptos y dichos que lo que hacen es alimentar nuestra mediocridad, tal es el caso de un concepto que ya NO manejo y es el de NUNCA para referirme a una de las muchas solicitudes que hacemos a las personas que tenenmos a nuestro alrededor, por ejemplo “Es que tu nunca me dices que me queires”, “Es que tu nunca haces las tareas solito (a nuestros hijos)”, “Es que nunca haces las cosas como se te piden”; y así encontramos un sinnúmero de situaciones que a diario encontramos en nuestra cotidianidad cuando en realidad ese NUNCA no aplica, pues normalmente y alguna vez ó más bien muchas veces la otra persona ha hecho aquello que ahora estamos reclamando con tanta exageración.

Pero bueno por ahora me dedicaré a seguir alimentándome y creciendo con sus grandes enseñanazas, las cuales espero ir poniendo en práctica cada día en mi cotidianidad personal, familiar, laboral y social.

Un gran abrazo y que el buen Dios de la vida le bendiga siempre.

Responder

giovanni enrique febrero 17, 2010 a las 10:53 am

ESTOS PARADIGMAS NO PERMITEN QUE VEAMOS OPORTUNIDADES QUE DIARIAMENTE SE NOS ESTAN PRESENTANDO EN NUESTRA VIDA DIARIA Y QUE PODRIAN SER GRANDES IDEAS DE GRANDES NEGOCIOS EN NUESTRAS VIDAD

Responder

Pao febrero 16, 2010 a las 7:09 pm

hola Eduardo! tenes toda la razon! pues debemos ver la realidad como es, sin las historias que nos estamos contando sobre lo que es la vida en general… Depurar es lo mas sano, incluso para la mente, pues nos permite tener claridad de lo que si podemos cambiar y de lo que no…
Un abrazo…. Gracias porque siento que estamos en la misma sintonia de pensamiento.

Responder

Jorge Garduño C. febrero 14, 2010 a las 10:48 am

La postura de querer tener siempre la razón no lleva a cometer mas errores de los que imaginamos, el compartir, involucra e inspira para lograr seguridad y liderzago.
Gracias por compartir experiencias.
Saludos.

Responder

VICENTE VILLEGAS febrero 14, 2010 a las 12:42 am

LA MAYORIA DE NOSOTROS VIVIMOS CON PARADIGMAS QUE SE QUEDAN
MUY ARRAIGADOS A NOSOTROS QUE LOS HACES PARTE DE TU VIDA COTIDIANA
Y NO SE LES DA LA IMPORTANCIA QUE TIENEN EN LA TOMA DE DECISIONES
QUE PUEDEN CAMBIAR NUESTRA FORMA DE VIDA, PERO GRACIAS A ESTAS
REFLEXIONES UNO PUEDE CAMBIAR SU FORMA DE PENSAR.
GRACIAS.

Responder

fanny febrero 13, 2010 a las 10:13 pm

¿De quien es la ceguera?

Entre más profundizo en mis ser, más veo a mis semejantes y más aprendo a despojarme de los velos que me han tapado los ojos , los sentidos. Y no quiero decir con ésto que carezco de fallas de
óptica y de olfato. Pero observo más y soy más precavida en mis juicios que son la impronta de un pasado remoto y/o cercano; son historias y la historia no está allá lejana, está en nosotros o en ninguna parte. Entonces, porque somos historia, siento que abrir los ojos y sensibilizarnos con nuestro entorno y nuestros pares ,es un tema de priordad en el tintero.Inventar la vida ; abrir un canal de creatividad resulta indispensable en los tiempos que corren,buscar, indagar y no dar por sentado ni consejas ni tradiciones que requieren de la cercanía de una lupa , de la apropiación consiente de un nuevo discurso para que al hablar, lo hagamos con nuestro conocimiento y no como “conejos”….

Responder

jesus anibal patiño zapata febrero 13, 2010 a las 8:58 am

muchas veces la incertidumbre no permite ver las cosas ojos mas criticos el articulo me pare muy elocuente ya que muchos de los seres humanos miramos de otra manera nuestro entorno

Responder

SONIA ESPERANZA febrero 12, 2010 a las 11:22 pm

Eduardo gracias por recordarnos que los mal llamados dichos populares no tienen nada de sabiduria por el contrario son una manera muy sutil de encerrarnos en paradigmas que para nada dan progreso a nuestra manera de pensar. Revisare Constantemente mis lentes. Gracias.

Responder

SAMUEL febrero 12, 2010 a las 6:08 pm

me identifico mucho con la manera de interpretar todo lo que te sucede diariamente hay veces que estamos en la mierda y nos acostumbramos a ese olor hasta que llega otra persona y se da cuenta ………….. gracias por detectar hasta el minimo de los detalles

Responder

Alba Nora febrero 11, 2010 a las 2:25 pm

Hola, ud. tiene toda la razón al decir que tenemos el vicio de etiquetar a las personas o cosas y eso tiene que cambiar partiendo de nosotros mismos, mejor dicho hay que cancelar todas esas expresiones que muchas veces estigmatizan a la gente ó utilizamos dichos que no creemos tienen mucho poder.
Gracias por todos los aportes positivos que nos envias cada día, son demasiado valiosos.

Responder

Iris Yissel febrero 10, 2010 a las 10:26 pm

Hola Eduardo: Es primera vez que escribo, me encanta tus artìculos. Me parece muy acertado tu artículo, ya que desde muy pequeños somos criados de una forma que nos llenan la mente de paradigmas, —“que no puedes hacer eso…”, “que no puedes hacer tal cosa…”, desde pequeños nos van limitando y cuando llegas a una edad adulta, y obtienes ciertos conocimientos, tienes a mano cierta informaciòn donde te instruyes y te das cuenta de que hay un mundo maravilloso afuera, màs allà de tus sentidos, te das cuenta que has perdido el tiempo y que puedes hacer cualquier cosa que te propongas. Todo va en la actitud que tengas, la desiciòn que tomes para vivir las circuntancias. A veces nos hacemos ideas equivocadas de las cosas. Imagínate a un hombre muy sencillo, con sandalias, pantalones un poco sucio de tierra y camiseta sencilla que entra a un local de venta de autos. Solamente por estar vestido un poco desaliñado, ya no l o quieren atender porque los vendedores piensan que no tiene dinero para comprar un automovil tan caro. Pero lo que ellos no saben es que aquel hombre es un rico, con muchas propiedades que solamente se acercò a ese local para comprar un auto doble cabina al contado. Pporque resulta que su negocio es la ganadería. Solamente por las apariencia nos hacemos ideas equivocadas de las personas, y asì pasa en muchos casos. Lo importante es la actitud que tengas para hacer las cosas, y que no tengas perjuicios para las cosas o para el pròjimo. Como tu dices mà vale tener 99 oportunidades que una sola en la mano, te imaginas tener tanta oportunidades a la vez para hacer algo, lo que tu quieras…? serìa fabuloso. Es como Dios, que èl nos da todos los dìas la oportunidad de vivir, la oportunidad de despertarnos y darle gracias por la vida, por lo que tenemos, todos los dìas.
Asi que te tomo la palabra de eliminar todo pensamiento de miseria de nuestra hermosa cabeza, ya que Dios nos dio un espìritu de dominio propio, poder, y sabidurìa en Crito Jesùs, aparte de que Dios nos dice en su palabra que nuestra mente le pertenece a Crito y que èl nos ha amado tanto que desea que seamos prosperado en todas las cosas asì como en salud. Que Dios te bendiga.

Responder

Alejandro febrero 10, 2010 a las 11:41 am

En primer término, quiero agradecerte por compartir tu espacio y tu tiempo con los que seguimos semana a semana.
La pregunta que nos haces, me llega directamente al ego, si llega allí, respondo tácitamente, que si ansío tener la razón en todo momento, pero si reflexiono con mayor detenimiento, puedo responder que no necesariamente uno tiene que tener la razón, porque eso va depender, fundamentalmente, del nivel de información y soporte con lo que me baso para decir tal o cual cosa frente a una situación dada.
Es decir, la probabilidad de controversia entre uno y otro interlocutor se deberá si la afirmación que uno emite es un hecho fáctico o socioemocional. Por ejemplo, si uso matemáticas básicas para describir un hecho, tendré mayor probabilidad de tener la razón, en cambio tendré menor probabilidad de tener la razón cuanto enuncie mi sentimiento y afecto a una persona.
Finalmente, hay muchos mitos que tenemos en nuestras mentes, como parte de la sabiduría generacional, lo tenemos en nuestras estructuras mentales que afectan nuestra superación y una actuación mucho más autónomo con pensamiento divergente, es decir, tratar de ver las cosas desde todo punto de vista, para que nuestra aproximación frente a un hecho sea mucho más certera.

Responder

Virginia febrero 10, 2010 a las 10:09 am

Eduardo:
Muchas gracias por tus reflexiones, y te doy la razon en lo que dices, a veces nos ponemos nosotros mismo los NO en el camino. Por eso el mejor momento de cambiar es AHORA. Si lo hacemos estoy segura que nuestras vidas cambiaran totalmente.

Responder

Juanita S. febrero 9, 2010 a las 11:19 pm

hola Eduardo, Me encanto la anecdota de no tener la tarjeta para entrar a la tienda. La mayoria nos detenemos por lo que nos dicen y nos detenemos facilmente sin investigar todos los detalles. Me recordare su anecdota siempre. Cambiare hoy a visualizar mi negocio con clientes esperando en la sala de espera y que tengo que abrir la segunda oficina y despues nacional. Gracias

Responder

RUMI GOMEZ S febrero 9, 2010 a las 11:10 pm

Bueno, excelente esa reflexion “tener 99 oportunidades volando y no una en la mano”
esto significa que tienes un potencial e intelecto guiado por El Todopoderoso para ayudarnos a todos y cada uno de nosotros a salir adelante con entusiasmo y positivismo emanado de cada una de las palabras que dia a dia nos escribes.
Muchas gracias por esa dedicacion y entereza para guiarnos.

Responder

Claudia febrero 9, 2010 a las 8:32 pm

Eduardo,
Gracias por tus reflexiones, son en realidad un gran aporte que me hace crecer dia a dia como persona y profesional. Muchas veces necesitamos de reflexiones como las tuyas para hacer un alto en el camino y observar lo que estamos haciendo de nuestra vida.

En el momento estoy trabajando con estudiantes de basica primaria y basica secundaria, sabes que voy a enfocar uno de nuestros encuentros en este sentido.

Mil Graciassssssssss!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Claudia.

Responder

RAUL febrero 9, 2010 a las 6:09 pm

ES CIERTO LO QUE DICES PERO SIEMPRE HAY QUE SER PRECAVIDO Y TENER FE EN TI MISMO Y EN DIOS,CUANDO PIDAS CON FE PIDELO DE MANERA QUE PIENSES QUE YA LO TIENES DICE LA BIBLIA

Responder

Susana febrero 9, 2010 a las 4:59 pm

La naturaleza del ser humano es siempre estar a la defensiva, entonces cuando se nos dice que estamos equivocados saltamos y tratamos de defender nuestra postura; Que también es valido.
Pero tenemos que tener la capacidad de aceptar cuando estamos en lo erróneo y ser lo suficiente humildes para dejarnos instruir por los demás y limpiar nuestros anteojos.

Esto lo entiendo y lo pongo yo misma en practica, pero Mirla menciona que “solo cada uno de nosotros puede hacerlo” pero que tal si pasa toda una vida y nunca te das cuenta de que los paradigmas en los cuales has creído son de miseria. Mi pregunta para ti Eduardo y para mi también es ¿como puedo ayudar a los que me rodean a romperlos y cambiar su visión si son personas tercas y soberbias?

Responder

Patricia febrero 9, 2010 a las 12:34 pm

En verdad Eduardo, es muy interesante y certero todo lo que dijiste, por ejemplo a mi me vendieron la idea que si alguien canta bonito es negro y si es una chica rubia es tonta y tantas otras mentiras que las tomamos como verdaderas, no soy una persona que me gusta tener siempre la razon, me gusta profundizar en el tema y descubrir en que estoy equivocada y en que si estoy en lo correcto, no podemos a cambiar a nadie, para que eso suceda, debemos cambiar primero nosotros y en ese paso estoy yo, y me esta dando muy buenos resultados con los demas. Seguimos en el camino. Gracias Eduardo por tu gran aporte.

Responder

Claudia A febrero 9, 2010 a las 10:05 am

No Eduardo, no soy de los que le gusta tener siempre la razón, lamentablemente por lo general la tengo siempre. je je : D
Hola, Gracias por las reflexiones.
Creencias o paradigmas… es miedo al cambio, es andar en automático, uno debería vivir más libre, por eso el compartir con personas que nos hacen pensar ayuda a valorar otras opiniones y formarnos una visión diferente. Como cuando leo este espacio.
Salud

Responder

Emy febrero 9, 2010 a las 9:45 am

Mirar como miramos, me movilizó, porque siempre esta dentro nuestro valores, y juicios previos que nos hacen ver lo que no se ve, pero que sí imaginamos que puede ser así o asá, y si nos pudieramos desprender, de eso que ya nos paso, de eso que nos marcó, tal vez cada situación la podriamos vivir como una primera vez, pura y sin ayornamientos mentales. Soy observadora, y me gusta escuchar, tal vez despues opino, no siempre lo logro. Gracias Eduardo Martí, por estar en estas pequeñas cosas que hacen nuestro diario vivir, y nos pueden hacer mejores personas!

Responder

Rolando Jaldín febrero 9, 2010 a las 8:46 am

Hola Eduardo, me agrada el tema que tocas, lamentablemente desde muy niños hemos sido encaminados bajo ciertos paradigmas que se han afianzado como esquemas mentales, que en muchos casos nos hacen más mal que bien, porque nos limitan, nos impiden crecer y apreciar las cosas desde otras perspectivas. Que importante es cuestionarse y reflexionar sobre nuestra forma de pensar, sobre nuestras acciones y sobre los resultados de nuestras acciones.

Gracias por tus aportes.

Responder

RONNIE febrero 9, 2010 a las 8:40 am

En verdad YO SOLO SÉ QUE SÉ MENOS QUE SOCRATES…

Responder

RONNIE febrero 9, 2010 a las 8:39 am

No creo tener siempre la razón, LA TENGO !!!
Bueno… es una broma (en verdad no sé si es tanto una broma…)
Soy un librepensador difícil. Aprovecho a agradecerte un comentario tuyo, en tu EDUARDO PREGUNTON,en que valorabas esta naturaleza mía de ser cuestionador. ( podrías decirme a que llamas CUESTIONADOR DE ELITE ?) Cierto es, que asumo mis creencias con mucha convicción y las defiendo con gran habilidad y fuerza , pero a veces me pregunto, para qué ??? Sobre todo, porque no debo estar tan acertado, siendo que -en mi vida,en líneas generales – no me va tan bien como pretendo.
No sé si conoces algo a cerca de lo que voy a comentar a continuación, pero creo que “es un problema venir de familia de VASCOS y ser de TAURO” Bueno…,tal vez sea solo una nota de color.
Un gran abrazo, amigo,
desde Argentina,
Ronnie

Responder

david febrero 9, 2010 a las 1:33 am

Eduardo, tus comentarios me encantan, sobre todo porque son una filosofia muy profunda , y a proposisto de este comentario, creo que cada frase popular que en un momento dado es producto de verdades de la vida, tambien debemos ver que que se nos quedan muy gravadas en nuestra mente, y sobre todo cuando las repetimos como loros, sin detenernos a pensar si construyen o destruyen nuestro intelecto, o nos animan o desaniman en nuestro animo de emprender algo que culmine con exito, espero darme a entender, y al reflexionar contigo este escrito tuyo, creo que cada frase popular filososfica, debemos analizarla y en su momento dado aplicarla o no a nuestras acciones., y tener cuidado que no siempre tenemos la razon. Gracias por tus comentarios. s a l u d o s

Responder

MARCIAL GRANDEZ febrero 9, 2010 a las 12:41 am

Hola Eduardo, un cordial saludo, evidentemente la calidad de vida està dada por el resultado de las acciones de nuestros pensamientos, de modo que los paradigmas que frenan tenemos que desecharlas y pensar en positivo, un abrazo.

Responder

Isaias febrero 9, 2010 a las 12:21 am

Gracias por recordarnos que debemos cambiar nuestros pensamientos negativos, por pensamientos de prosperidad, Dios te bendiga.

Responder

WILFRIDO GONZALEZ CONTRERAS febrero 8, 2010 a las 11:40 pm

QUIZA POR COMODIDAD DEJAMOS LAS COSAS Y NO NO PREOCUPAMOS POR VERLES DE OTRO ANGULO Y DE ESTA MANERA ENCONTRARLE UNA SOLUCION DESDE OTRA ESQUINA DE VISUALISACION DEL PROBLEMA, PERO TIENES TODA LA RAZON HAY QUE VERLO DESDE TODOS LOS ANGULOS ANTES DE ACEBERAR QUE NO HAY FORMA DE CONTINUAR. GRACIAS POR TUS COMENTARIOS SIEMPRE NOS DEJAN UNA ENSEÑANZA O NOS LLEVAN A UNA REFLEXION COMO ESTE CASO.

Responder

Francisco Javier Rotavista febrero 8, 2010 a las 11:06 pm

Muy interesante su reflexion, a veces no avanzamos por quedarnos contemplando las apariencias.

Responder

Benedicto febrero 8, 2010 a las 11:06 pm

Eduardo: Estoy de acuerdo contigo en que debemos purgar la cabeza todos los dias, porque es como el cuerpo, debe limpiarse todos los dias, para que nuevos pensamientos y propositos lleguen a nuestra vida. Es igual que en casa, a veces tenemos que botar trastos inutilizables, para que pueda haber espacio a cosas nuevas.
No obstante hay valores y visiones intransables como ser honestos, amables, querer al projimo, etc, etc. Aunque algunos en este mundo han alcanzado metas deseadas no usando esos valores, para mi son instransables. Ese es el significado que le doy a mi vida.
Con respecto a tener razon, me gusta tenerla, pero se que es imposible.
Saludos!!!!

Responder

Rosa febrero 8, 2010 a las 10:59 pm

Hola Eduardo:
Tu reflexion es muy interesante ya q reconoces que haz estado equivocado y por ello perdias una oportunidad de tener tu carnet, ya que es una situacion por la q pasamos muchas personas, creemos q no aplicamos para algunas cosas, en mi caso siempre me cuestiono y me gusta ir un poco mas alla.
Te cuento que yo soy sorda de ambos oidos desde los 16 años y cuando estaba trabajando en un Banco de mi pais aqui en Lima, la capital cumpli 25 años de tiempo de servicios, por lo q me dieron vacaciones largas un mes y medio mas del mes q me correspondia y me anime a visitar New York donde tengo amigas, bueno todos me decian ¿como vas a viajar? en fin veian muy dificil mi viaje, pero felizmente no me desanimaron opte por la Visa y la consegui, como no tenia quien me acompañe lo hice sola y bueno me fue bien, en lugar de los 2 meses q tenia programado viajar, me quede 3 meses gracias a las invitaciones de amigas y bueno el miedo a viajar sola se disipo, ademas todos los vaticinios de q iba a tener problemas no se cumplieron, asi q creo q si debemos optar por hacer las cosas q nos parece dificiles, porq por lo general resultan no ser tanto, y se pueden perden buenas oportunidades.
En cuanto al concepto preconcebido de tu hijita, bueno creo q esa es la fama de las personas gorditas, se supone q son alegres y divertidas, pero hay muchas personas esbeltas q son asi.
Me parecen excelentes tus reflexiones me gusta tu Blog, pero muchas veces los audios no los puedo comentar porq no los puedo captar, cuando tienen un mensaje escrito si, pero aun asi sigo entrando a tu Blog y leyendo tus reflexiones.
Deseandote mucho exito en todos tus emprendimientos, hasta la proxima reflexion, con aprecio y admiracion……..

Responder

Eliseo Sebastian febrero 8, 2010 a las 10:54 pm

Hola Eduardo. Un gusto estar frente a tí.
De acuerdo contigo referente a ese refrán que hace bien sólo a los cómicos para mezclar con otros como ‘los perros ladran porque estamos avanzando’. Por favor, cuál avanzando, no será que nos estamos escapando?. No será que hemos cometido algo vil y estamos huyendo. Muy interesante tu punto de vista.
Creo que casi siempre me ha gustado y me gusta ‘tener la razón’. También aquí encuentro contradicción. Si te preguntaría ‘Eres de los que no te gusta tener siempre la razón?’; muy feo no?. A qué ser normal no le gusta tener la razón!. La razón es lo más preciado que siempre debemos tener. Ojo, “debemos”. Pero, si la pregunta es que ‘aún equivocándonos, nos gusta siempre tener la razón?’, aquí cambia todo. Esto ya es imprudencia, imposición, autoritarismo o algo así.

Mas. Yo no me molestaría por usar el carnet de mi amigo si sé que después voy a volver a Caracas. Para qué membresía si desaparezco el próximo mes. Pienso que eso te pasó Eduardo y no que has sido un pendejo. No. Es que todos directa o indirectamente manejamos la ley de la economía y el para qué si puedo así o asá. El problema es que se hace costumbre y “toda costumbre se hace Ley”. Ahí sí estamos mal. Pero como la primera ley de la termodinámica: “NADA SE CREA NI SE DESTRUYE, SÓLO SE TRANSFORMA”: No ha pasa nada. A si es que lo tomamos como que sucedió y nada de pendejadas.
Eduardo, a parte. No sé si me permites pedirte un favor. Si tú ves mi web site (www.eliseosebastian.com) mandado hacer como para ganar comisiones de ClickBank, lo estoy viendo mal hecho. Me agrada el tuyo, tu blog. Dime, es posible consultar con los que te han configurado para hacer algo así como los tuyos o los de Leo nAlcalá, quizás más simple. Mi único Nicho es ENERGÍAS RENOVABLES. Mi pasión, mi especialidad, mis estudios y ya quiero romper mi monotonía de ser igual que hoy. Deseo ser más grande, independizarme más, viajar, disfrutar y sobre todo SERVIR ayudando a tanta gente con hambre de aprender. He laborado en una empresa por más de 35 años (esclavo de la rutina) y recién como podrás notar estoy “libre” para ser mejor de lo que soy. Creo, a tu lado y al lado de Leo Alcalá podré saborear lo que tú mismo dices: PURGAR Y DESIFECTAR MIS PENSAMIENTOS DE MISERIA Y POBRREZA QUE TODAVÍA HAY EN MI CABEZA. Gracias Eduardo. Sinceramente gracias por tenerme estos minutos frente a tí.
Un fuerte abrazo y apretón de manos de éxito.
Eliseo

Responder

Víctor Rincón febrero 8, 2010 a las 10:35 pm

Gracias Eduardo Martí, en verdad aprecio tus comentarios, tus ideas, tu forma de ver la vida, tu aporte para que muchas personas dejen de actuar como robots programados y arriesguen un poco con el uso del cerebro, estoy convencido que somos lo que creemos o lo que queremos. Saludos y lo mejor de lo mejor para tí y los tuyos.
Víctor Rincón

Responder

Nolva febrero 8, 2010 a las 10:04 pm

EDUARDO, tienes razon constantemente nos hacemos imagenes de personas y cosas que al final resultan ser diferentes, y esos paradigmas que son los que mas tenemos que vencer y cambiar para asi traer todas las cosas buenas que queremos para nuestras vidas. SUPER TU REFLEXION

Responder

RENEO TORRES MORALES febrero 8, 2010 a las 9:39 pm

Excelente experiencia que llegaste a tener, cuantas veces nosotros nos ha pasado y en realidad lo dejamos pasar,llegamos a tener modelos mentales que “yo siempre tengo la razón”,aprovechando trabaje en una empresa curtidora en la ciudad de león gunajuato,méxico, dónde el organigrama de la empresa era el siguiente: el propietario ocupaba los siguientes puestos;DIRECTOR GENERAL,ENCARGADO GENERAL,RESPONSABLE DE COMPRAS,RESPONSABLE DE VENTAS,DIRECTOR DE ADMINISTRACION ,y para que seguirle con puestos que el señor tenia dentro de su empresa curtidora y ademas al momento de entrar a su oficina nos recibia con el eslogan o politica de su empresa:REGLAS DE LA EMPRESA…
1a. EL DUEÑO SIEMPRE TIENE LA RAZON.
2a. EL DUEÑO NUNCA SE EQUIVOCA.
3a. SI EL DUEÑO SE LLEGARA A EQUIVOCAR,SE APLICA LA REGLA NUMERO UNO.
Me traumaba cada vez que entraba a esá oficina el pensar de que hablaría con él al estar en su oficina…saludos.
RENEO TORRES M.

Responder

Leonardo febrero 8, 2010 a las 9:13 pm

Eduardo
Tu reflexión sobre nuestras creencias son acertadas y aunque estamos concientes de que en la mayoria de los casos nos meten en situaciones no positivas, seguimos empleándolas. Tu sugerencia me parece hacertada de hacer un analisis de ellas

Responder

Lourdes febrero 8, 2010 a las 8:59 pm

Eduardo me parece correcta tu apreciación , puesto que durante generaciones se han transmitido ciertos paradigmas en nuestras sociedades que han sido y aun son obstáculo para el avance de las mismas , si creo que es momento de cambiar y ser mas permeables a la reflexión y el cambio
un abrazo
Lourdes

Responder

juan bernardino febrero 8, 2010 a las 8:58 pm

Estimado Eduardo,
Leí tus líneas y lo que comentas nos ha causado muchos problemas pero en momentos gratas sorpresas. Uno puede pensar que fulano o fulana es tal o cual cosa, por la checad que le damos en 3 segundos, pero no, lo importante de todo esto, es darnos la oportunidad de conocer gente en este caso. Recuerdo que mi Esposa, en un viaje a Cancún, le pedí que nos sumergieramos en esnorquel en ese lindo y claro mar, todo era guiado y seguro, pero ella por su “miedo” “paradigamas” no entró, recuerdo que hasta llorando estuvo en momentos, quizás por que la presioné un poco, pero yo quería disfrutar con ella eso que Dios nos regala y no lo pude compartir con ella. Yo me fuí y lo disfruté como enano, era increible ver la grandeza de Dios en ese mar, sus colores, las especies, daban ganas de llorar de lo conmovido que estaba al ver semejante creación y lástima que no lo viví con mi esposa; ni modo, esa es la otra oportunidad que tiene uno de aventarse y no fijarse, quizás logre uno grandes hazañas.
Les mando un cordial saludo de este DF México y mucho éxito siempre.

Responder

Cristina febrero 8, 2010 a las 7:58 pm

Me haz hecho recordar : “Ver para creer”.
En mis reuniones siempre pregunto a las personas si están de acuerdo con esta frase y me sorprendo al cerciorarme de que la mayoría (90% por lo menos) está aferrada a este dicho.
Cuando esto ocurre, siempre es un reto para mí decirles lo contrario: “Creer para ver”
!Lo que yo crea puede ser transformado en realidad! Primero dejo que mi imaginación dibuje todo lo que mis 5 sentidos puedan notar y luego trabajo para lograr lo que he visto en mi mente.
Me encantó tu mensaje de hoy.
Gracias
Un abrazo
Excelente día para todos
Cristina

Responder

Elizabeth febrero 8, 2010 a las 7:57 pm

hola, Eduardo, te saludo desde el Peru, es la primera vez que leo tu artículo, me pareció un tanto interesante, sobre todo del Enfoque que le diste “‘prefiero noventa y nueve oportunidades volando que una en la mano”. y espero que se me presenten
Saludos

Responder

Vicenta Santana febrero 8, 2010 a las 7:49 pm

Hola Eduardo;

Definitivo fue el comentario acerca del carnet de membresia a la tienda; ejemplo que me remonto a diversos hechos en el pasado que han quedado sin respuesta por algun tiempo o incluso hasta por a#os. No solo porque en el momento me he quedado con una primer idea generalizada y con esa inquietud dormida de la exploracion o la disipacion de la duda. Por ejemplo, cuando vine de Mexico, con una Licenciatura en mano, varias personas me dijeron que los estudios de otro pais no eran validos en Estados Unidos y me quede “tranquila” sin mover un dedo y quiza buscar mas respuestas, eso solo por mencionar alguno. Siempre nos dejamos llevar por la idea de la mayoria y como pudimos apreciar en la clase del miercoles, no siempre la generalidad tiene razon. De hecho en muchisimos de los casos la mayoria no tiene la razon, pero pocas veces somos capaces de nadar contra la corriente y defender nuestras ideas o luchar por ellas, o por lo menos dejar siempre “ese beneficio de la duda”. Yo he tenido varias experiencias como la pasada, pero gracias a Dios aunque me gusta tener la razon, tambien es cierto que tengo la capacidad de aceptar cuando estoy equivocada.

Gracias por compartir tus conocimientos y experiencias.

Dios te cuide a ti y a toda tu hermosa familia.

!Nos vemos el miercoles!

Responder

Raiza Mendoza febrero 8, 2010 a las 7:17 pm

Eduardo

Yo soy una pacifista que prefiere mantener la armonía que tener la razón. Si algo que considero un principio no está envuelto… lo dejo pasar. Siento que debemos pedirle a otro los lentes prestados para estar seguros que la manera en que miramos las cosas es la correcta. Por qué? Porque al final la batalla es con nuestro ego y la “manera” como hacemos/vemos/juzgamos/pensamos bajo su dominio.
Siempre hay otras maneras de ver una situación. Qué bueno tener diferente opciones entre las cuales decidir por la mejor.
Tenemos que creer en nosotros mismo pero al mismo tiempo, tenemos que cuestionarlo todo. Es de esa reflexión/confrontación entre lo que es, lo que creemos que es y lo que queremos que sea que podemos clarificar nuestra dirección y nuestras metas.

Responder

mirla febrero 8, 2010 a las 7:00 pm

No soy de los que creo tener siempre la razon, razono lo que digo pero me gusta escuchar la opinion de los demas y creo de las otras personas puedo aprender mucho. Estoy de acuerdo que muchas personas nos creamos paradigmas con los cuales vivimos toda la vida y nos frenan e impiden alcanzar nuestros sueños, por eso debemos estar convencidos que es necesario romperlos y abrirnos las puertas de nuevos caminos y oportunidades, solo cada uno de nosotros puede hacerlo.

Responder

Leave a Comment

Follow Me

Previous post:

Next post: