No te tolero, pero si te respeto

by Eduardo Martí


En estos días de mi Venezuela convulsionada se ha hablado tanto de “tolerancia” que me obliga a escribir estas líneas para explicar porque la tan cacareada palabra, no es, desde mi punto de vista, la salida a tan difícil situación.

Me imagino tu cara y tus voces internas cuando me lees con tan tajante afirmación, sobre todo, porque tal vez seas una de esas personas que considere la tolerancia como un valor y virtud. Procedo a explicarme mejor.

Me encontraba un 16 de noviembre trasladándome desde el aeropuerto de la ciudad de Maturin a Caripe donde se desarrollaría uno de mis eventos. Mientras el chofer conducía con suma prudencia por esa vía llena de curvas, yo iba leyendo el periódico local que me prestó el conductor. Recuerdo muy bien que era un día 16 porque ese día se celebraba el día mundial de la Tolerancia. Me llamó la atención y seguí leyendo la nota en la prensa. Allí definía la tolerancia como “la búsqueda de la armonía en medio de la diversidad”. Confieso que me gustó esta definición.

Pasa el tiempo y me encuentro con una cita de Edmund Bruke que dice “Más allá de cierto límite, la tolerancia deja de ser una virtud”. Esta idea también me gustó porque coincidía con esa máxima que dice que nada en exceso es bueno.

Pero la cosa se pone intensa para mí cuando le escuché decir a Rafael Echeverría, durante mi certificación como coach ejecutivo, que la tolerancia no es sana en las relaciones humanas (palabras más, palabras menos). Obviamente pegué un brinco en la silla y levanté la mano para manifestar mi confusión.

Expuse que la ONU decretó el día internacional de la tolerancia y que con ella se buscaba la armonía en la diversidad humana, entonces, ¿Cómo es eso que no es sana para las relaciones humanas?. El profundo y admirado filósofo Echeverría me dio su respuesta que por años me ha dejado pensando y tratando de usarla en mi vida cotidiana llena de relaciones.

No tiene sentido que yo intente en este momento reproducir las palabras que Echeverría pronunciada hace más de 10 años. Sería un atrevimiento. Lo que sí puedo es hablar por mí y hacerme dueño de mis palabras sin escudarme en otro. Lo que si debo es agradecerle a él por provocar tal cambio en mi vida.

Hoy puedo afirmar que Tolerancia es una palabra que poco uso en mi lenguaje. Ella encierra un mensaje perverso más profundo que la búsqueda superficial e ingenua de la armonía.

Para que me entiendas un poco mejor, basta que busques un poco mas allá de las definiciones básicas del término y te adentres en sus orígenes epistemológicos. La palabra tolerancia viene del latín “tolerans” “tolerantis” que quiere decir “soportar, cargar”. El término también está emparentado con el verbo “tollere” y “tálanton” de donde proviene el nombre del titán de la mitología griega Ἄτλας – “Atlas”, quien luego de perder la lucha en la titanomaquía fue castigado para “cargar” o “soportar” el cielo sobre sus hombros.

Como puedes ver, en sus orígenes tiene un significado negativo ya que es una invitación a soportar, a resignarme ya que no hay más remedio que hacerlo, a calarme todo.

En mi pasado fui alguien muy permisivo con asuntos que no debí permitir para no romper con la “armonía”. ¿Armonía para quién?. Tenía que correr mucha agua bajo el puente para darme cuenta que no hay tal armonía suprema que pisotee o deje de lado mis posturas y deseos personales.

Con el tiempo me fui dando cuenta que no tiene sentido ser “amigo” de todo el mundo si para serlo tenía que dejar de ser yo. Es más, ahora valoro tener gente a mi alrededor que discrepa de mis posiciones, adversarios, casi enemigos, porque eso habla que tengo postura propia y principios que defender.

Esto es duro amigo lector, pero encierra un dilema de vida que ya he tratado en otros escritos: “O eres buena gente o eres feliz”.

Lo que si me ha sido muy útil y generador de Paz en mi vida es saber que puedo discrepar de ti sin tolerarte, sin calarte, sin soportarte, pero si respetándote.

El término respeto viene del latín respectus, compuesta por el prefijo “re-” – “de nuevo, nuevamente” y “spectus” proveniente del verbo “specio” – “ver, mirar a”. En su origen en el latín, la palabra respeto significa mirar de nuevo. Por lo tanto, algo que merece una segunda mirada es algo digno de respeto. Es un sentimiento positivo y significa acción o efecto de respetar, aprecio, consideración, deferencia, atención, reconocimiento del valor de una cosa o de una persona.

Para mí el ser humano es sagrado como digna creación de Dios. Desde allí puedo discrepar de las ideas y posturas de alguien pero no de la persona que las emite. Puedo, como decía Voltaire, no estar de acuerdo con lo que dices, pero daría la vida para que tengas la libertad de decirlas.

Entiéndase bien esta idea, puedo discrepar de lo que dices pero no de ti como persona. Como persona te respeto, te valoro e incluso puedo apreciarte. De ti salen ideas, palabras y acciones con las que puedo estar o no de acuerdo. Además me interesa estar en “armonía” contigo y esa armonía surge desde la persona que eres y puedo también no tolerar, soportar, calarme, actitudes y comportamientos que salen de ti.

Puedo respetarte. Dignificar el ser que eres, valorar tu existencia, admirar la obra del creador que hay en ti… pero no me pidas que tolere, permita y soporte lo que haces si eso atenta contra mi y difiere de mi. La armonía no se consigue soportándonos sino respetándonos, porque al soportar o calarme cosas, actitudes, etc, de alguna manera caigo en el irrespeto al ser que soy.

En esta Venezuela herida se habla mucho de tolerancia como la salida a la crisis. Ingenuamente estamos pidiendo que nos soportemos, por eso no funciona. Hay una creciente dignidad en las personas que no les está permitiendo soportar los malos tratos del otro. La tolerancia ha dejado de ser una virtud al haberse traspasado los límites.

Sólo desde el respeto y por lo tanto la aceptación del hecho que el otro es diferente puedo intentar convivir con él, y es más, evitar la guerra y el derramamiento de sangre.

Quienes olvidan la tolerancia y además dejan de lado el respeto, es decir, desconocen el derecho del otro a existir, están caminando por el camino de la guerra para eliminarlo.

El respeto es la salida. Legitimar el derecho al otro de existir como Ser y a tener su particular Hacer. Puedo discreparle, claro que si, lo que no puedo es usar sus mismas armas para combatirlo. Si no me respeta no lo respeto… no, no, no… eso no está bien. Al otro yo lo respeto aunque éste no haga lo mismo. Lo respeto porque es mi decisión respetar a todo Ser hijo de Dios y al hecho de ser hermanos nacidos en una misma tierra.

La convivencia la conseguiremos cuando legitimo tu derecho a existir y a pensar diferente. Puedo discrepar de lo que dices y haces, siendo respetuoso contigo. Es distinto decir: “No estoy de acuerdo contigo” a decir “No estoy de acuerdo con lo que estás diciendo”. Cuando digo que no estoy de acuerdo contigo me estoy metiendo con toda tu persona y eso lleva al otro a defenderse y luchar ante tu amenaza, pero cuando digo que no estoy de acuerdo con lo que estás diciendo, sólo discrepo de la idea, sin meterme con tu persona. Recuerda esta máxima en todo momento: “La Persona es Sagrada”

Déjame tu comentario, sabes que los respondo todos. Es más, puedes discrepar de lo que he escrito, pero por favor, no te metas con mi persona. Así podremos seguir encontrándonos.

Recomiendo leer también en este blog “No quiero ser buena gente”

{ 58 comments… read them below or add one }

ISABEL RODRIGUEZ marzo 2, 2015 a las 9:01 am

Feliz dia, mis felicitaciones y agradecimientos por compartir tan importante información, estoy muy de acuerdo con sus conceptos desde la reflexión sobre un tema tan controversial en estos tiempos como lo es la tolerancia, este término se mezcla con el valor del respeto y la aceptación. Gracias. Un gran abrazo

Responder

gisela lopez septiembre 23, 2014 a las 3:49 pm

Estoy totalmente deacuerdo con lo que espresas y lo comparto., solo que en algunas situaciones de nuestras vidas aùn cuando seas conciente de todo este saber te hace dano el como y el porque. Gracias por recordarme que esisten personas que trabajan para que esta humanidad sea mas sabia.

Responder

Eduardo Martí septiembre 23, 2014 a las 8:09 pm

Que bueno que te fue útil el escrito y que te recuerda nuevos cursos de acción.
Saludos Gisela.

Responder

jesus martinez julio 10, 2014 a las 9:35 am

Excelente reflexión estimado Sr. Eduardo. Disfruto de sus articulos. El comportamiento humano es complejo, y definitivamente la tolerancia no es buena consejera, sin embargo, el irrespeto frecuentemente se levanta en cada amanecer, esto conlleva al descontrol emocional que no a veces se escapa de control, solo queda de nosotros el mejoramiento continuo y reforzar cada día la esencia del RESPETO en todos los ámbitos, entorno familiar sobre todas las cosas. Éxitos!! Yo lo respeto

Responder

Alfonso julio 10, 2014 a las 9:28 am

Estimado Eduardo:
Sinceramente te felicito. Es mi primera vez que leo tus msgs y me he interesado esperando contar contigo desde ahora en adelante. Precisamente que lo que indicas espero ponerlo en practica con el mayor de mis hijos (27 años), con el cual siempre tengo inconvenientes e inacertados comentarios y/ reacciones que no permiten hacer crecer la relacion.
Sinembargo si hago una apreciacion mas global de mi existir, acabo de comprender que eso me pasa con casi todos…. creo haber encontrado una de las principales razones: “PUEDO NO ESTAR DE ACUERDO con lo que una PERSONA DICE o HACE, pero ESO NO DEBE SIGNIFICAR FALTAR EL RESPETO A LA PERSONA EN SI MISMA” y lo que yo he venido haciendo es afectar a la persona con el principio (mal aplicado) de decir siempre la verdad!!!
Un fuerte abrazo,
Alfonso

Responder

Andres julio 1, 2014 a las 1:51 pm

Estimado Eduardo:

Tus comentarios, son muy actuales; después de tu lectura. Se me presento una situación y pude manejarlo con la confirmación de los conceptos “RESPETO”.

Desde hace varios años, me cuesta ser TOLERANTE, pensaba que podría originarse por la edad.

Gracias, Andres.

Responder

Eduardo Martí julio 1, 2014 a las 3:36 pm

Me alegra leerte Andrés
En casos como el tuyo ratifico que tiene sentido seguir escribiendo.
Saludos.

Responder

mirna junio 22, 2014 a las 7:04 am

mejor explicación imposible, en mi matrimonio he sido tolerante creyendo que eso era importante para que funcionara, pero no era feliz, y quería entender el por que’, y ahora que leo este interesante mensaje entiendo que lo que llevo es una carga pesada, de irrespeto y tolerancia que conlleva a la infelicidad…

Responder

Eduardo Martí junio 23, 2014 a las 6:27 am

Mi estimada MIRNA… Llegaste a la luz.
Espero que tengas mucho éxito en ese proceso ahora de hacerte respetar amorosamente.
Tu permitiste por ser tolerante. Ahora con cuidado modifica esa situación en busca de tu felicidad.

Responder

Jimmy junio 21, 2014 a las 9:22 pm

En este momento su concepto me parece muy importante, es claro y contundente. Gracias por que puedo aclarar algunas cosas de mi vida y cambiarlas para mejorar algunas situaciones que estoy viviendo.

Responder

Eduardo Martí junio 23, 2014 a las 6:29 am

Éxitos en ese camino Jimmy

Responder

teresa junio 19, 2014 a las 12:48 pm

si, la Tolerencia es un arma de doble filo. soy de la opinion que lo mejor es hacer enfasis de no enfocarse en la persona como lo reafirmas. te lleva a una relacion armoniosa de respeto saludable.

saludos
Tere

Responder

irma junio 17, 2014 a las 2:40 pm

mucho aprendizaje, a veces caemos en un error al no saber el significado de las palabras

Responder

oscar quezada junio 12, 2014 a las 12:39 pm

entre las dos palabras hay una gran diferencia, cuando se recurre a la etimologia de cada una de ellas.
la palabra tolerancia a la larga resulta que in-difica al ser humano, lo denigra pues no permite que haya ese dialogo que debe realizarse entre dos.
la palabra respeto toma otro significado cuando se trata de volver a mirar, de dar otra oportunidad, de saberse rconocer como una persona diferente que esta rodeada de otras personas diferentes y unicas existentes en el mundo
tambien soy escritor, consultor y conferencista, recien empece en mi carrera y cuando estoy enseñando reconosco que a i alrededor hay personas que tienen difernetes puntos de vista sobre A o B tema y que al unir esos puntos diversos se genera una espiral en el conocimiento o evolucion.
espero puedas revisar mi blog y comentarlo
y gracias por el articulo

Responder

Eduardo Martí junio 17, 2014 a las 6:06 pm

Gracias Óscar.
Éxitos en tu carrera.

Responder

Miriam Rahamut junio 9, 2014 a las 9:49 am

Buen día Eduardo. Me gustó mucho su artículo sobre la Tolerancia, el cual comparto en un 100 %. Lo felicito, siempre he pensado de esa manera: Nos disgustamos con la actitud y las acciones constantes o en ocasiones de determinadas personas (incluye seres queridos), más no por ello debemos rechazarlas totalmente y enemistarnos para siempre con ellas. Aunque , alejarnos es una buena opción, jeje.
Feliz semana!

Responder

Eduardo Martí junio 17, 2014 a las 5:52 pm

Que bueno que lo compartimos Miriam y que tengas esa claridad.
Saludos.

Responder

Eduardo Martí junio 17, 2014 a las 5:54 pm

Nunca es tarde Karem. Ya lo tienes claro y ese reto te lo va a demostrar
Éxitos.

Responder

jane junio 4, 2014 a las 11:32 pm

gracias por el análisis sobre el significado de las palabras.. me quedo con el respeto .

Responder

Eduardo Martí junio 5, 2014 a las 3:31 pm

Yo también.
Saludos Jane

Responder

Luis A Leguizamon Henao mayo 12, 2014 a las 5:17 pm

Aterrizar conceptos aclara algunas situaciones q se presentan en la vida cotidia tanto en lo laboral como personal, ser buena persona o ser feliz, para llegar a ser cada dia mas productivo y receptivo debe el ser humano contar condos sentimientos fundamentales 1 Amar con el corazon 2 ser feliz, este es el soprote para tomar decisiones soportadas en la calidad de la informacion y tener un estado disponible para hacerlo.

Responder

Eduardo Martí junio 7, 2014 a las 4:31 pm

Estoy disfrutando buscar el origen de las palabras y distinguir sus significados. Eso me aclara la vista y uso mejor el lenguaje para crear mis mundos. Siempre con ese propósito Luis, ser feliz!
Gracias por dejar tu comentario. Saludos

Responder

Liliana mayo 7, 2014 a las 5:06 pm

Lo felicito por su artículo recién lo he leído y para mi dio en el clavo. Ciertamente para mi la tan cacareada tolerancia es una palabra vacía con muy corto alcance, me suena mas “soportar” mientras que el respeto abarca más que una postura. Y lamentablemente en Venezuela se viene perdiendo el respeto desde hace mucho. Y cuando son los “lideres” quienes no lo aplican hace mucho mas daño a la convivencia.

Responder

Eduardo Martí mayo 7, 2014 a las 6:52 pm

Lo peor es cuando no toleramos y tampoco respetamos.
El modelaje de los llamados líderes es central.
Saludos Liliana.

Responder

Torres Johnny abril 30, 2014 a las 10:24 pm

Hola Eduardo, un día te escuché por casualidad en la radio, oí muy bien algunas opiniones y pequeños conceptos que insististe en que era tu opinión y me interesé en esos mensajes y en tu lenguaje.
Ahora, si me entero que vas estar en alguna emisora trato de escucharte y de leerte con mas atención que antes.
Mis comentarios acerca de tu blog te los enviaré por twitter, me gustaría que quienes me siguen puedan leerte.

Responder

Eduardo Martí mayo 2, 2014 a las 8:07 am

Aprecio mucho tu gesto Johnny
Me anima saber que estás presente.
Ya vi tu recomendación en twitter. Gracias

Responder

israel abril 23, 2014 a las 11:00 pm

Buenas noches Sr. Eduardo reciba un cordial saludo. En realidad me gusta y comparto su escrito, es muy usado pero no sabemos muy bien el significado. De hoy en adelante a medir “mi tolerancia”. Un abrazo

Responder

Eduardo Martí abril 25, 2014 a las 9:33 am

Revisa tu tolerancia pero siempre respeta.
Saludos Israel

Responder

Ana Salazar abril 23, 2014 a las 7:42 pm

Me llegó este tema.. Felicitaciones! me uno a los comentarios positivos anteriores.. Deseo crecer en estos tiempos de intolerancia y abusos.

Responder

Eduardo Martí abril 24, 2014 a las 8:43 am

Que bueno es te de algo claro en lo que queremos evolucionar. Felicitaciones Ana

Responder

Julio Cesar Alves abril 22, 2014 a las 12:41 pm

Eduardo, como siempre mi profundo respeto y agradecimiento eterno a sus enseñanzas. Pocas horas compartidas personalmente que aun están presentes en mis acciones. Soy parte de esa acumulación de otros que has descrito en algunas de tus presentaciones. Un profundo Namasté para ti. Yo honro el lugar dentro de ti donde el Universo entero reside. Yo honro el lugar dentro de ti de amor y luz, de verdad, y paz. Yo honro el lugar dentro de ti donde cuando tú estás en ese punto tuyo, y yo estoy en ese punto mío, somos sólo Uno.

Responder

Eduardo Martí abril 22, 2014 a las 6:28 pm

Carajo Julio César… que buen escrito y que grande eres.
Soy muchas cosas, es cierto. Aveces me quiero, a veces no tanto.
Soy también eso que soy en ti, también es cierto.
Tus palabras me honran y me regalan.
Gracias amigo mío

Responder

HENRRY abril 21, 2014 a las 9:10 pm

Vaya… Sinceramente no me había detenido a observar este pequeño gran detalle, realmente me sorprendió y me hizo ver muchas cosas que al final me hacen sentirme mal. He caído en ser una persona muy tolerante y al hacer este análisis tomando en cuenta su artículo, me doy cuenta que debo emplear menos este término, eso si, sin dejar de respetar a las personas como tales. Agradezco sinceramente el hecho de hacerme comprender mejor sobre la tolerancia y el respeto. Quisiera recibir mas información al respecto para crecer en cuanto a mi liderazgo. Gracias, estoy muy de acuerdo con lo que ha escrito relacionado a este tema y mis respetos para su persona. Bendiciones

Responder

Eduardo Martí abril 22, 2014 a las 9:40 am

Yo solo pienso y escribo Henry… allá tu que eliges hacer algo con eso.
Ese es tu mérito.
Un gran abrazo

Responder

josmary abril 21, 2014 a las 1:43 pm

Excelente articulo; realmente que cada día se aprende algo nuevo. Pero como aplicar esto cuando nos dicen que hay que ser tolerante con los niños ?

Responder

Eduardo Martí abril 21, 2014 a las 3:50 pm

En ese caso Josmary creo que lo que se quiere pedir no es tolerancia sino paciencia… Te parece?
Saludos

Responder

Ceci abril 21, 2014 a las 11:28 am

“Quienes olvidan la tolerancia y además dejan de lado el respeto, es decir, desconocen el derecho del otro a existir, están caminando por el camino de la guerra para eliminarlo.” en esta frase me perdí porque lo que yo estaba interpretando de su lectura es que cambiemos la palabra tolerancia por la de respeto. Respetar al otro, a pesar de no estar de acuerdo con nada de lo que dice o hace, pero manifestar mi disconformidad con él.

Por lo tanto porque en esta frase hace Ud. hincapié en “quienes olvidan la tolerancia”? Me podría explicar?

Gracias,
Cecilia.

Responder

Eduardo Martí abril 21, 2014 a las 3:52 pm

Claro Cecilia. A lo que me refiero es que si además de la tolerancia tampoco hay respeto la cosa estaría muy mal.
La salida es el respeto y la validación del otro.
Espero haberme explicado mejor.
Saludos

Responder

Jacinto Gutiérrez abril 21, 2014 a las 11:17 am

Estimado Eduardo, me permito hacer algunas observaciones, sólo con el espíritu de contribución, sobre el escrito: “No te tolero, pero si te respeto”.

Discrepo de su declaración, elaborada como una afirmación, Cito: “Hoy puedo afirmar que Tolerancia es una palabra que poco uso en mi lenguaje. Ella encierra un mensaje perverso más profundo que la búsqueda superficial e ingenua de la armonía”. Fin de la cita.

Fundamentos: En la transmisión, intercambio e interpretación de la información, el contexto representa un papel fundamental. Difícilmente puede entenderse la comunicación humana si no se tiene en cuenta la contextualidad del escrito o de lo que se pretende comunicar.

Hice un poco de lo que Ud. Sugiere en su escrito, cito: “basta que busques un poco más allá de las definiciones básicas del término y te adentres en sus orígenes epistemológicos”. Fin de la cita. El diccionario de la Real Academia Española (RAE) define la tolerancia como el respeto por los pensamientos y las acciones de terceros cuando resultan opuestos o distintos a los propios.

El concepto se origina en el latín tolerare (“soportar”) y hace referencia al nivel de admisión o aprobación frente a aquello que es contrario a nuestra moral. Se trata, en otras palabras, de la actitud que adoptamos cuando nos encontramos con algo que resulta distinto a nuestros valores.

Esto concuerda con un parte de su escrito cito: “Una opinión equivocada puede ser tolerada donde la razón es libre de combatirla. Thomas Jefferson” fin de la cita., pero se disocia de su declaración puesto que ella declara que sólo es un mensaje perverso y no admite la diversidad y por ende intolerante. Consecuentemente, no respeta o permite que coexistan otras opiniones diversas a la suya. En este específico tema, por supuesto. Algo que Ud. Recibió con beneplácito aquel día del 16 de noviembre. Cito : “la búsqueda de la armonía en medio de la diversidad”.

Ud. Afirma que la tolerancia cito: “es una invitación a soportar, a resignarme ya que no hay más remedio que hacerlo, a calarme todo”. Fin de la cita.

En cambio, si utilizamos sus comentarios acerca de Rafael Echeverría, cito: “Lo que sí puedo es hablar por mí y hacerme dueño de mis palabras sin escudarme en otro. Lo que si debo es agradecerle a él por provocar tal cambio en mi vida”. Fin de la cita.

Lo que se propone en conclusión: “NO” es una invitación a soportar o resignarse porque no queda más remedio. Es una invitación a ser responsable y actuar con autoconciencia y pensar, sentir y actuar sin escudarse en otros.
Como dice Ud. En su cita de: Edmund Bruke que dice: “Más allá de cierto límite, la tolerancia deja de ser una virtud”. Fin de la cita.
Debemos tener la resiliencia. Para afrontar la adversidad saliendo fortalecidos y alcanzando un estado de excelencia profesional y personal, así como un mayor equilibrio emocional (armonía) frente a las situaciones de estrés, soportando mejor la presión.
Tomando de su escrito cito: “En esta Venezuela herida se habla mucho de tolerancia como la salida a la crisis. Ingenuamente estamos pidiendo que nos soportemos, por eso no funciona. Hay una creciente dignidad en las personas que no les está permitiendo soportar los malos tratos del otro. La tolerancia ha dejado de ser una virtud al haberse traspasado los límites.
Lo que hemos venido haciendo durante todos estos años es que hemos venido aprendiendo a actuar con Resiliencia. Han sido nuestros jóvenes estudiantes, amas de casa, empresarios, comerciantes a través del convencimiento que tiene cada individuo o equipo en superar los obstáculos de manera exitosa sin pensar en la derrota, a pesar que los resultados estén en contra, al final surge un comportamiento ejemplar a destacar en situaciones de incertidumbre con resultados altamente positivos.
Con el espíritu de contribución,
Jacinto Gutiérrez Vásquez

Responder

Eduardo Martí abril 21, 2014 a las 4:14 pm

Guaoooo Jacinto, que lujo leerte y ver que te tomaste el tiempo para investigar y hacer contribuciones. Eso lo aprecio mucho.
No pretendo encasillarme en un debate de ideas y precisiones porque en general estoy muy de acuerdo contigo con cada una de las frases que tomas de mi escrito y lo que le agregas cuando se sacan del espíritu central del artículo.
Lo que propongo es, mas que descalificar la tolerancia, es resaltar el valor del respeto. Fijate que el mismo concepto de la RAE define la tolerancia como respeto.
Lo que si creo y reconozco es que para mi la palabra tolerancia tiene esa carga que se me hace pesada mientras que la de respeto se me hace mas autentica y amorosa.
Un saludo amigo Jacinto

Responder

Jacinto Gutiérrez abril 22, 2014 a las 9:11 am

Estimado Eduardo, Aprecio tu respuesta. Aprecio el espacio de permitirnos el espacio para reflexionar, para aprender y no encasillarnos en un contrpunteo de razones, precisiones o de ideas, más bien en la contribución que nos permite resaltar que no queremos descalificar, en este caso a la tolerancia, más bien utilizar una palabra que nos dé más poder y nos apoye a trascender como el respeto. Agradezco el espacio, la oportunidad y la apertura prodigadas por ti.
Un saludo cordial amigo Eduardo

Responder

Eduardo Martí abril 22, 2014 a las 9:39 am

Un gran gusto compartir contigo y con tus elevados criterios.

Responder

Rodolfo Garcia abril 20, 2014 a las 8:29 pm

Excelente articulo. Manifiesto que desconocia el verdadero significado del termino “Tolerancia” y siendo así realmente me parece absurdo que tenga que soportar aun en contra de mis principios algo que dice la gente. Prefiero manifestar mi posición sobre la idea expresada con mucho respeto, entendiendo que en algunos puntos discrepare de muchas personas (incluso aquellas que amo y tengo diaramente muy cerca) y en otros estare de acuerdo.

Gracias por enviar periodicamente articulos que enriquecen mi vida como hombre.

Atentamente.

Responder

Eduardo Martí abril 21, 2014 a las 9:21 am

Yo entiendo a la gente que promueve la tolerancia. Es una idea llena de buenas intenciones.
Sin embargo, creo que la dificultad de llevarla a cabo y vivirla viene por la carga pesada que encierra y no la hemos hecho consciente.
Saludos Rodolfo.

Responder

Jocelynn abril 20, 2014 a las 3:21 pm

Eduardo me gusto mucho, explicaste con palabras sencillas ejemplos (asi lo entiendo mejor) me diste 2 cachetadas… por que he luchado con esta vivencia casia a diario o muy a menudo en mi vida…. agradecida

Responder

Eduardo Martí abril 21, 2014 a las 9:17 am

Soy yo quien te agradezco Jocelynn por escribir y leerme.
Me animas al dejar que mi escrito de toque y te cachetee.
Le das sentido a lo que hago.
Un abrazo y no dejes que atrape de nuevo la rutina.

Responder

Gladys Yzazi abril 20, 2014 a las 12:40 pm

Excelente y comparto su punto de vista. Que bien que en estos tiempos podamos leer esté tipo de lectura, donde apueste por la felicidad y no el pretender agradar a todo el mundo para ser buenos a través de una supuesta tolerancia que a la final lo que genera es frustracion.

Responder

Eduardo Martí abril 20, 2014 a las 1:08 pm

La frustración es ese sabor que nos deja ese comportar frecuente Gladys. Bien dicho.
Saludos.

Responder

Alfredo Valencia abril 19, 2014 a las 9:48 pm

discrepo de tu pensamiento es contrario a la palabra de Jesus

Responder

Eduardo Martí abril 20, 2014 a las 1:04 pm

Esta bien amigo Afredo. Imagino que usted interpreta mejor la palabra de Jesús mejor que yo. Y se lo respeto. Lo verdaderamente importante es que tengas una postura que te sea útil.
Salud.

Responder

Graciela abril 19, 2014 a las 4:08 am

Me encantó. Nunca había tenido la oportunidad de leer algo acerca de ésto. Mil gracias x compartir con nosotros estos conceptos , para mí tan valiosos

Responder

Eduardo Martí abril 19, 2014 a las 12:07 pm

Me alegra Graciela que te encantara. Gracias por expresarlo.

Responder

Irene Indriago abril 19, 2014 a las 12:41 am

Excelente e iluminador artículo, Eduardo. Y además me identifico profundamente con esta reflexión sobretodo, porque no encontraba coherencia entre decir tolerancia y mi sentimiento ante la palabra. El tolerar implicaba seguir molesta, opuesta, encontrada … Y eso es soportar, y eso es carga. Respeto me permite reconocer la diferencia, comprenderla aunque no lo comparta. El sentimiento? Respiro, libertad, decisión , congruencia. Gracias mil por compartir tu reflexión conmigo.

Responder

Eduardo Martí abril 19, 2014 a las 12:09 pm

Lo captaste bien Irene además porque lo venias sintiendo.
De allí la resistencia inconsciente.
Saludos

Responder

Julio Alvarado abril 18, 2014 a las 12:59 pm

Estimado Eduardo
El día de hoy me he enriquecido con entender mas aun lo que es la tolerancia en las relaciones con los demás. Hay que respetar a las personas, hay que diginificarlas y tolerarlas hasta cierto limite de acuerdo a los principios y valores. Pero creo que es conveniente entender lo que tratan de decir o cual es el mensaje que quieren transmitir para luego dar una respuesta o bien enseñar.

Responder

Eduardo Martí abril 18, 2014 a las 2:13 pm

Eso es correcto amigo Julio.

Responder

Domingo abril 18, 2014 a las 12:07 pm

Excelente y realista nota, dicha con valentía, ya que muchas veces se leen artículos “políticos”, como quedar bien con el otro en detrimento de nuestros valores. Has plasmado muy bien el concepto de que “no veo la realidad tal como es sino tal como soy”. Sin embargo, tal vez en mi caso, no siempre es sencillo poner en práctica la empatía, ya que hay que tener un buen nivel de control para no responder desde las emociones, que a veces nos hace decir cosas que después nos arrepentimos, sino desde el razonamiento.

Responder

Eduardo Martí abril 18, 2014 a las 12:53 pm

Me han cuestionado y también apreciado. No pretendo gustarle a todo el mundo aunque quisiera. Es el precio a pagar por tener posición.
Aprecio que tu lo veas Domingo.
Un abrazo

Responder

Leave a Comment

Follow Me

Previous post:

Next post: