Octubre 2009

Eduardo Respondón #2

Octubre 26, 2009

Tweet
!function(d,s,id){var js,fjs=d.getElementsByTagName(s)[0];if(!d.getElementById(id)){js=d.createElement(s);js.id=id;js.src=”//platform.twitter.com/widgets.js”;fjs.parentNode.insertBefore(js,fjs);}}(document,”script”,”twitter-wjs”);

Es de ti de quien me nutro, por eso quiero agradecerte dándote respuesta a muchas inquietudes que has planteado, quiero darte mis reflexiones a muchos de los aportes que has hecho.
Quiero estar más cerca de ti a través de mis opiniones sobre los comentarios a los artículos publicados en mi blog Líder y Liderazgo.
En […]

Continúa leyendo »

5 ideas sobre la efectividad

Octubre 19, 2009

Tweet
!function(d,s,id){var js,fjs=d.getElementsByTagName(s)[0];if(!d.getElementById(id)){js=d.createElement(s);js.id=id;js.src=”//platform.twitter.com/widgets.js”;fjs.parentNode.insertBefore(js,fjs);}}(document,”script”,”twitter-wjs”);
Desde hace unos 15 años vengo dedicándome seriamente a la consultoría y formación de Gerentes. Me ha inquietado siempre el ambiente poco humano y la infelicidad que se vive en las empresas. Siempre me molestó que ir al trabajo fuera tan poco emocionante, más que eso, fuese una obligación.
Observo como la gente trabaja y […]

Continúa leyendo »

Mi hijo Diego en la NBA

Octubre 12, 2009

Los líderes son inconformes porque pueden aceptar lo que están experimentando, lo que están viviendo, pero saben que se puede mejorar, por lo tanto le dedican tiempo a fantasear, a soñar de cómo será mejor.

En el año 2000, estuve en Orlando con toda mi familia, en ese tiempo mi hijo Diego tenía 13 años y era parte de la selección nacional juvenil de basquetbol de Venezuela, su pasión por esta disciplina se puso en evidencia cuando me dijo que quería ir a un partido entre los Orlando Magic y los Detroit Pistons, le contesté que debía averiguar todo lo que necesitamos para el ir: traslado, tickets, horario y además que el pagaría por las entradas.

Fuimos nosotros dos, (porque él debía pagar las entradas) nos sentamos en los asientos más baratos, es decir, los más superiores en la graderías y empezamos a disfrutar del partido. En un momento del mismo, Diego señalando a un señor de los asientos más cercanos a la cancha me dice:

-Papá ves ese señor de chaqueta roja, bueno un día dentro de 10 años tu estarás sentado allí viéndome jugar.

No niego que mi expresión fue de asombro, incluso hasta de burla. Días después Diego abre una conversación contando de nuevo su ilusión, acto seguido mi otro hijo Alejandro (su hermano mayor) se burla de él, pero Diego ante esa situación dijo algo parecido a esto:

-¡Prefiero vivir con sueños con no lograré, que vivir sin tener sueños!

La expresión de Diego me ha resonado desde aquel instante, porque le da sentido a la vida, le da propósito a mi actuar diario.

Lo que yo recordé hace poco tiempo atrás fue que saliendo del estadio, después de ver el partido nos dirigimos al mall a reunirnos con el resto de la familia y lo primero que yo hice fue comprarme una chaqueta roja, que luego se la entregué a Diego diciéndole:

-Esta chaqueta la compré por ti, porque tu me lideras desde tu sueño.

La fuerza de un sueño hace que otros se peguen, se entusiasmen. La persona que tiene sueños y habla de sus sueños emociona a otros.

Cuéntame como a partir de un sueño has entusiasmado a otros a actuar.

Nos vemos el próximo lunes.

Eduardo Martí

Continúa leyendo »