¿Se puede confiar en tí?

by Eduardo Martí


Primero que nada quiero decirte que he tenido descuidado este espacio por los últimos meses ya que he estado concentrado en terminar mi tercer libro. Ya está listo y pronto sabrás de él.

Hoy escribo después de varios días bajo el impacto de unas acusaciones hacia mí. Obviamente no voy a entrar en ciertos detalles ni voy a mencionar nombres ni vínculos. Lo relevante es lo aprendido y no el chisme “farandulero”

Para mi sorpresa, ya que no me lo esperaba, he sido y estoy siendo acusado y tratado como “desconfiable”. Para esta persona, yo no soy de fiar.

Obviamente, cada persona tiene el derecho de armarse el juicio que quiere y puede sobre el otro. Esta persona tiene todo el derecho de no confiar en mí. Eso tan normal como el hecho que yo no confíe en ciertas personas.

Pero lo bizarro de estas acusaciones de “desconfiable” son los motivos.

Primero comienzo diciendo que el ser “confiable” es uno de mis valores más preciados. Estoy consciente que no lo soy al 100% porque soy humano y tengo mis inconsistencias, dudas, incongruencias y por ende, mando señales diversas y a veces hasta contradictorias.

También estoy consciente que trato al 100% de hacerme cargo de las consecuencias de esas inconsistencias y busco recuperar cualquier daño que pueda haber hecho.

Acepto que no tengo que gustarle a todo el mundo, pero que se desconfíe abiertamente de mí… Uyyy, eso si me dolió.  No lo esperaba y además rompió con buena parte de mi discurso y filosofía sobre la confianza.

Quiero escribir sobre esto para aclarar mis ideas y al compartirlo contigo, veas que puedes aprovechar.

Antes de seguir, aclaro que siempre he creído que el comportamiento correcto y transparente genera unos antecedentes sólidos que permiten prever futuros comportamientos. Si yo soy confiable porque cumplo nuestros acuerdos, evito recurrir a las mentiras y excusas, me suelo disculpar y acepto las responsabilidades que sean necesarias para enmendar los daños que mi comportamiento ha causado, creo que merezco que sigas confiando en mí hasta que de manera reiterada te demuestre que ya no lo soy.

¿Estás de acuerdo con esto que acabo de escribir?  ¿Verdad que los antecedentes merecen prever futuros comportamientos?

Para poder contarte la sorpresa que causó este escrito, es necesario que divida a las personas en dos grupos. Obviamente hay sus puntos intermedios, pero me referiré a los extremos para hacer gráfica la explicación.

Por un lado hay gente muy, pero muy confiables e integras. A este grupo es donde yo quisiera pertenecer. En mi primer libro www.TodosSomosLideres.com los describo muy bien e incluso menciono nombres de personas que han marcado mi vida con su ejemplo. Yo les he dicho que quisiera que algún día alguien pensara de mí como yo pienso de ellos.

Desde esa decisión de vida, he ido acuñando varias frases que uso como referencia de mi pensamiento y que las he publicado en twitter. Algunas de ellas:

– Prefiero pasar un mal rato de vez en cuando por confiar demasiado que vivir atormentado al no poder confiar en nadie.

– Asumo que todo ser humano es digno de confianza hasta que demuestre reiteradamente que no lo es.

– Vivir en la desconfianza es vivir en permanente miedo al otro; de hecho, para muchos, desconfianza y miedo son lo mismo.

– ¿Qué tan lejos puedo llegar si no corro el riesgo de confiar en la gente que está a mi lado?

– Los beneficios de rodearte de gente confiable justifica todo el esfuerzo por aprender a hacerlo.

– Presumir que el otro no es confiable es una falta de respeto y cierra posibilidades de acción conjunta.

Como verás, somos del tipo de persona que está en el extremo de ser confiables por encima de todo y, sobre todo, de confiar en la gente.

Pero resulta que hay otro tipo de persona que tienen la decisión de desconfiar de la gente y toman todas las medidas de protección antes que le hagan daño. Es el tipo de personas que crecieron con la idea fija de no hablar con extraños y andan con permanentes alertas y miedos. Tienen por delante la idea que la gente es mala o propensa a serlo. Los mensajes que he publicado en twitter y que expresan este tipo de personas son:

– Vivir en la desconfianza es asumir que la gente busca hacernos mal y por lo tanto tenemos que cuidarnos de ellas.

– Hay gente que no podrán llegar lejos porque se niegan la posibilidad de tener gente confiable a su lado.

– Cuando vivimos en la desconfianza todos están bajo sospecha y esto nos coloca en un alerta permanente.

– El control es el disfraz de la desconfianza.

– La desconfianza nos impide soltar responsabilidades y ponerlas en manos de otros.

– Desconfiado: “Para que las cosas salgan bien, tienes que hacerlas tu mismo”.

– En un mundo donde se nos premia por y para tener el control de las situaciones y de la gente, no se puede tener ni confianza ni paciencia.

Agradezco a esta persona que manifestó que yo no le era confiable porque me puso a pensar en todo esto y compartirlo contigo. Espero que te sea tan útil como a mí me ha sido.

Concluyo y resumo, cuidaré ser confiable y también cuidaré de no tachar como desconfiable al que me falle en algún momento sin darle el chance de recuperarse.

¿Qué piensas tú? Déjame tu comentario aquí en el espacio de más abajo, sabes que los respondo todos.

{ 85 comments… read them below or add one }

wilfredo cancela febrero 12, 2016 a las 11:26 am

Previamente al leer este articulo vi el vídeo del tema de la intimidad y leí el resumen que usted escribió sobre el vídeo del programa, creo que creo que soy de las personas que creo en la gente, eso me ha llevado a recibir decepciones de algunos, pero eso no me ha hecho pensar diferente de la gente , lo que ha surgido en mi es ser una persona mas capaz a la hora de interactuar con los demás, a no juzgar y ponerme en los zapatos de aquel o aquellos que actúan traicioneramente e incumplen o quebrantan la confianza que uno les ha brindado, porque como usted mismo indica son hijos de Dios aunque actúen bajo una conciencia de mal. Un abrazo y tiene mis afectos, porque me parece ser una persona confiable no solo por sus escritos , sino por su lenguaje corporal lo cual pude observar en la entrevista del vídeo.

Responder

Eduardo Martí febrero 12, 2016 a las 12:19 pm

Me haces un regalo Wilfredo. Aprecio tus palabras.
Sigamos por el camino de hacer la diferencia siendo nosotros ejemplo de confiabilidad.
Saludos

Responder

Alfonso Tamay diciembre 13, 2015 a las 9:35 pm

Estoy de acuerdo contigo en tu articulo pero considero que un aspecto que llama la atención hacia la figura de un líder, es la confianza y la credibilidad que todo líder debe cultivar en sus seguidores. La confianza la podemos definir como la creencia en la integridad, el carácter y la habilidad de un líder. Los seguidores que confían en un líder aceptan las acciones del líder porque confían en que no abusará de sus derechos e intereses. Según Robbins (2005), los aspectos que integran el concepto de confianza son:
a) Integridad: Honestidad y sinceridad.
b) Capacidad: Conocimientos y destrezas técnicas e interpersonales.
c) Constancia: Confiabilidad, facilidad de predicción y buen juicio en el manejo de situaciones.
d) Lealtad: Deseo de proteger a una persona, física y emocionalmente.
e) Apertura: Deseo de compartir ideas e información libremente.
Confianza es la creencia en la integridad, el carácter y la habilidad de un líder.

Responder

Raul julio 22, 2015 a las 1:22 pm

Sr Martí
he leido sus correos, me parece que usted, es una persona totalmente positiva, que con base en sus experiencias, como lo dice han sido buenas y malas y por ello es una persona exitosa.
la reflexión me parece excelente y creo que se deberíamos asumir e¿esta como una forma de vida que no haría mas positivos,productivos y por lo tanto exitosos.
saludos haré lo posible por seguir, sus reflexiones, y en su caso los consejos que proporciona a través de este medio. Saludos

Responder

Joel julio 11, 2015 a las 6:18 pm

Hola Sr. Martí, quiero decirle que quienes de una u otra forma confiamos en los demás, estamos expuestos a ser tomados como tontos, pero considero que en cualquier relación, la confianza es la base de esa relación, sin confianza no existe nada y muchas veces el confiar en las personas nos puede traer problemas, sin embargo debemos seguir confiando, asumiendo que no todas las personas son iguales, personalmente yo parto al revés de como lo hacen muchas personas que dicen “tienes que ganarte mi confianza” yo les digo tienes el 100% de mi confianza y tu eres responsable de que así se mantenga.
Así que comparto mucho sus puntos de vista respecto a la confianza.
Saludos
Un abrazo de vida!

Responder

Hugo abril 18, 2015 a las 5:41 pm

Hola, soy Hugo. Considero que la confianza, es un signo evidente de entereza y seguridad, y por lógica, la desconfianza, es lo contrario. En las relaciones humanas la desconfianza es negativa, pues te hace perder gran parte de tu energía. En cambio la confianza crea un ambiente de tranquiliad, seguridad y armonía. A veces prefiero pasar por ingenuo, o tonto, que asumir una actitud de desconfianza y de verdad, que me ha dado resultdo. Si en alguna oportunida alguien me ha fallado, le resto importancia, porque en contraposición a esa persona, hay miles que no me han fallado. En definitva, es magnífica inversión, creer en la gente. Que Dios te bendiga Eduardo

Responder

nellys marzo 23, 2015 a las 10:29 am

Hola, señor Martí.
En verdad ser una persona confiable es un reto, pues, uno cree que siempre está obrando correctamente (coherente entre lo que piensa, siente,dice y hace) y nos encontramos que hay otros que tienen una concepción muy diferente sobre la confianza; lo importante es continuar siendo uno mismo.

atte,
Nellys

Responder

Eduardo Martí abril 6, 2015 a las 2:12 pm

Somos lo que somos y también lo que los demás creen que somos. El asunto es darle el peso justo.
Saludos Nellys

Responder

Liliana marzo 9, 2015 a las 7:29 pm

Hola Eduardo!! Realmente aprecio tu sinceridad, realmente cuando se es un personaje público se debe estar preparado para recibir todo tipo de opiniones, éstas nos deben resbalar, porque lo único que nos debe interesar es lo que Dios piense de nosotros. Si tú actúas, piensas y hablas de acuerdo a los preceptos y valores Divinos, que por cierto son perfectos, entonces no te preocupes.
Adicional, todos tenemos tres tipos de personas que nos rodean por siempre:
1. Las que nos siguen amando así cometamos errores
2. Las que les somos indiferentes
3. Las que no nos pueden ver y tratan de dañarnos a como de lugar..
Eso no va a cambiar, entonces relájate y sigue adelante de la mano de Dios Todo Poderoso.

Responder

Mauricio Giral marzo 7, 2015 a las 12:26 pm

Eduardo comparto lo que ud dice sobre la confianza, retomo una frase que ud publica en las 20 Reflexiones para el Exito y el Liderazgo:
“Es a mi confianza en los hombres que me rodean y a la que he sabido
inspirarles, a las que le debo el más claro éxito de mis negocios”.
—John D. Rockefeller—

Responder

Cecilia marzo 7, 2015 a las 9:25 am

Buen día Eduardo
Lo importante es el Ser como persona, que el Ser de lo que dicen los demás.
Cada pensamiento de sus escritos y mensajes lo ponen a reflexionar y le hacen crecer como persona y dan CONFIANZA en si mismo, ( SI PUEDO).
Gracias por estar ahí , gracias por hacer ver lo bueno que es la vida y como vivirla para ser mejor persona cada dia. Felicitaciones!!!!!!
un abrazo Cecilia.

Responder

Ana Isabel Bello Migliaccio febrero 28, 2015 a las 12:10 pm

Oscar Wilde decía, que “Solo hay una cosa en el mundo peor que estar en boca de los demás, y es no estar en boca de nadie”
Gracias a Dios los seres humanos somos diferentes y cada día vamos cambiando nuestra forma de pensar; lamentablemente hay quienes no aprecian lo nutritivo que es tener tanta variedad de pensamientos y critican todo lo que no se parece a ellos
Consideró que hay que tomar en cuenta su opinión, pero no contaminarse y mucho menos ocuparse mucho
Hay mucho por construir en este mundo, en seres humanos dispuestos a lograr VIVIR con ÉXITO
Siga adelante que su aporte es imprescindible
Lo certifico

Responder

Enrique Betetta Montañez febrero 28, 2015 a las 10:16 am

Mi querido Eduardo, frente a las críticas recibidas, la respuesta tiene que ver con El Quijote: “Ladran, Sancho, es señal que avanzamos…”

Responder

miguel febrero 19, 2015 a las 4:46 am

Sr. Martí
No decido aun si felicitarlo por sus nutridos escritos o por los comentarios que genera en los lectores. He querido darme tiempo para leer todos sus comentarios pero son bastantes. Felicidades.
Tengo pocos meses siguiéndolo y es gratificante la sensación que me deja al “desmenuzar” sus palabras, me ha ayudado a darle una dirección a mi forma de ver la vida.
Confianza … Aah palabrita tan sencilla de mencionar. Considero que la vida en sí es como un buen negocio, Y en este caso tienes que confiar en los que puedan hacer crecer tu negocio (vida), dado que no podemos ver en el interior de las personas nos dejamos guiar por una imagen por una palabra, desafortunadamente hay personas que no saben expresar lo que realmente sienten o piensan y es ahí cuando viene la desconfianza… El percibir de las personas lo contrario a lo que expresan, el generar oportunidades a personas que claramente quieren afectarte. Pero por otro lado para hacer crecer un negocio (vida) necesitas de muchas personas. Así que el brindarle tu CONFIANZA a los demás es necesario no OPCIONAL si quieres AVENTURARTE a maximizar tu vida!
O algo asi. La verdad … mis palabras suenan mejor en mi mente jaja saludos!

Responder

Eduardo Martí febrero 27, 2015 a las 8:47 am

Estimado Sr Miguel.
Nuestras palabras suenan mejor en nuestra mente. Es así.
Escuchamos lo que queremos oír.
Cuando nos pillamos en eso nos abrimos salir de esa trampa.
Lo importante no es buscar la verdad sino nuestra verdad. Y eA es la que de verdad nos acerca al mayor bienestar posible.
Lo importante es que tienes una y además dudas de ella. Buenísimo.
Gracias por compartirte.

Responder

FERNANDO BENAVIDES VILLOTA febrero 5, 2015 a las 7:59 am

Eduardo completamente de acuerdo con tu visión sobre el tema de la confianza, solo puedo agregar que al final la saisfación personal se da por lo se lleva por dentro y no or lo que opina de uno.

Responder

Ydenna febrero 3, 2015 a las 8:44 pm

Excelente reflexión como todas las anteriores, Felicidades por todo lo que escribes, sencillamente es alimento para el alma y la mente. La persona que hizo acusaciones sobre usted sencillamente lo mejor es IGNORAR, normalmente cuando hablan de uno es porque ellos quieren ser igual o mejor que uno, pero como no pueden intentan dañar hablando de mas. Pero usted es grande y fuerte de alma, de mente, de espíritu y de cuerpo, siga adelante y que todo lo malo pase lejos de usted… Que Dios derramé mil bendiciones en su vida! ÉXITOS y mas ÉXITOS…

Responder

Mariela febrero 2, 2015 a las 7:30 pm

Hola Eduardo
La confianza es un aspecto que todo ser humano espera del otro; no siempre nuestras expresiones pensamientos o nuestro concepto de ver la vida van a ser aceptadas por otras personas pero eso no va ha dejar que no seamos personas confiables ; es bueno que ha raíz de una critica salga una reflexión de tu parte Eduardo que nos permite ver como en nuestro esfuerzo para ser mejores personas empleemos el termino me cuidare de ser confiable, ya que la confianza es un valor importante en nuestras vidas
Saludos

Responder

Eduardo Martí febrero 3, 2015 a las 6:01 am

Gracias Mariela

Responder

pedro mendez febrero 2, 2015 a las 7:49 am

Hola eduardo; gracias por tal información es de mucha utilidad para nosotros tus seguidores, De mi parte te puedo decir como decía mi abuela “Demasiado confianza da Asco” por que algunas veces por confiar nos pasan cosas no deseadas pero también tanta desconfianza causa dolor y indignación para aquellas personas que tienen buenas referencias de nosotros por eso tenemos que estar muy bien situado en la linea del tiempo y poner en practica lo que nos dictar el corazón pero sin antes hacer una muy buena reflexión para no causar daño alguno, tomando en cuenta que lo que es bueno para uno puede ser malo para otros gracias saludos eduardo…

Responder

Eduardo Martí febrero 2, 2015 a las 5:19 pm

Lo verdaderamente importante para mi es que te hayas tomado el tiempo para definir tu postura sobre el tema.
Veo que lo has hecho Pedro.
Eso me alegra
Saludos

Responder

Belkis febrero 1, 2015 a las 2:12 pm

Respetado Eduardo: Buenas tardes, soy seguidora de Ud. hace algún tiempo, realmente comparto muchos de sus escritos. Este en particular me hace reflexionar sobre nosotros mismos “cómo pedir que confíen en mí, sino soy capaz de confiar en otro?”…que no somos perfectos, claro que sí…por ello es más que normal que nos fallen, pues es propio del ser humano, la vulnerabilidad a muchos factores…tiempo, sentimientos, salud, sociedad, etc…La capacidad de perdonar no es sólo divina, debe ser una practica habitual en nosotros, pues un día podemos caer sin proponérnoslo…ojala no fuese así, pero así es y será…Saludos.

Responder

Eduardo Martí febrero 2, 2015 a las 5:46 pm

Lo importante Belkis es que tengas clara una postura sobre el tema y que te sea útil.
Si este escrito te permitió llegar a esas conclusiones me alegra.
Saludos

Responder

Nora Cedeño enero 30, 2015 a las 5:16 pm

Eduardo has sido en algunos temas una fuente de inspiración para mi y también de crecimiento profesional, por lo que te catalogo como una persona confiable porque el que escribe como vos lo hacés tiene que haber vivido lo que escribe.

Recordá siempre que al clavo de sobresale es al que le dan el martillazo y nadie le tira piedras a un árbol que no da frutos. Bendiciones a montón.

Responder

Eduardo Martí febrero 2, 2015 a las 5:44 pm

jajajaja me sacaste una sonrisa Nora
Te la agradezco

Responder

santiago Rojas enero 30, 2015 a las 1:30 pm

querido y apreciado Eduardo comienzo este escrito con una frase the Henry Ford tanto si crees como si no crees estás en lo cierto aquellos que tienen la idea del primer grupo están en lo cierto y aquellos que están en la idea del segundo grupo también lamentablemente no podemos agradar a todo el mundo y recuerdael cuento de la luciérnagaque solamente se la querían comer porque brillabatenemos que aceptar a las demás personas tal y como son aunque no estemos de acuerdo con ellos tú no tienes que defender nadafuerte abrazo y gracias por compartir

Responder

Eduardo Martí enero 30, 2015 a las 2:19 pm

Gracias a ti Santiago por tomarte el tiempo de oler, reflexiona y compartir. Lo aprecio

Responder

Francia enero 30, 2015 a las 12:39 pm

Gracias por compartir. Pienso que todo se basa en miedo. ¿Confías en una calle oscura? No, da miedo pasar por allí. Además, existe la química. Ese algo que te hace confiar en desconocidos. O quizás sea el tono de voz de las personas, o el perfume que usan y no sabias que eras alérgico a eso o que ciertos tonos de voz no los escuchas bien. Tengo un compañero de trabajo que es súper flojo. Un día explicó una tarea que teníamos que hacer y por supuesto esperaba que yo hiciera todo. Hice mi parte y cuando el supervisor preguntó por resultados simplemente dije: Yo se que mostrar. Confío Que esa persona terminará su parte. Bueno, tuvo que terminarla. Nadie confiaba que el terminaría el trabajo, pero tampoco lo emplazaban a hacerlo. Otros usan desconfianza llamándola celos, al final no confían en si mismos. Saludos

Responder

Eduardo Martí febrero 2, 2015 a las 5:42 pm

Excelente Francia. Por hallé va la cosa

Responder

Zoraima León enero 30, 2015 a las 8:31 am

Feliz día Eduardo:
Muy interesante la reflexión sobre la confianza. Me encantó.
Me inclino a pertenecer al primer grupo. Me encanta confiar en la gente porque creo en la bondad del ser humano. Por lo demás los comentarios negativos de algunas personas a veces son producto de sentimientos como la envidia a los que siempre debemos ser superiores. Adelante y que continúen los éxitos.

Responder

Eduardo Martí enero 30, 2015 a las 9:45 am

Que bueno que leíste y comentaste el escrito Zoraima. También ,e alegra tu posición ante el tema. Saludos

Responder

Noel Toan enero 29, 2015 a las 11:59 pm

Saludos amigo Eduardo,

Gracias por el mensaje. Se entiende perfectamente; sin embargo, segun mi punto de vista, debe existir un balance entre ser desconfiado y confiado, evitando caer en los excesos. Por ejemplo, si eres excesivamente confiado, a cada rato pasaras malos ratos por confiar demasiado. Es dificil predecir las actitudes del projimo en un mundo tan perturbado y con tantos problemas. Tampoco se puede vivir atormentado al no poder confiar en nadie. De acuerdo a lo que nos dice la Psicología Social y la Sociología, la confianza es más que nada una creencia que estima que una persona será capaz de actuar de una determinada manera frente a una situación dada. En general, segun mi punto de vista: “Hay que confiar sin descuidarnos. Se debe evitar caer en los excesos”. Un abrazo

Responder

Eduardo Martí enero 30, 2015 a las 9:55 am

Interesante Noel. Lo importante es que tengas una posición que te sea útil.
Gracias por compartirte.

Responder

Cresencio Sandalio Arauz enero 29, 2015 a las 4:36 pm

Estimado Eduardo Marti:
Le escribe un Indígena Guaraní de Bolivia, vivimos en mundo muy sádico donde al retador no le gusta que los seres humanos reciban este tipo de motivación y sabe que va creciendo la sociedad mediante su trabajo, hace dos mil años un líder apareció con un corazón y un Espíritu muy humilde, empezó a irradiar motivaciones muy positiva a la sociedad pero los lideres egoísta de aquel entonces se molestaron por el trabajo de este LÍDER de corazón humilde.
Personalmente le agradezco porque soy una persona que me alimento de su articulo sobre todo me motiva mucho al leer, que DIOS me lo bendiga siempre.
Un abrazo
Cresencio

Responder

Eduardo Martí febrero 2, 2015 a las 5:43 pm

Amén Cresencio
Aprecio mucho que te tomaras el tiempo para compartirte.

Responder

Betty enero 29, 2015 a las 11:28 am

Ante todo muy buenos días Sr. Eduardo, siempre estoy al pendiente de sus reflexiones, realmente son nutritivas; esta reflexión de ser o no confiable hoy me ha llegado en lo mas profundo del ser, porque a nivel personal y profesional trato de ser lo mas responsable y confiable; mas como usted lo ha dicho somo seres humanos y tenemos nuestros defectos, no equivocamos, por lo que no somo perfectos.
Pero lo que quisiera entender o aprender es como hacer para volver a creer o tener confianza en quien te defraudo.

Responder

Eduardo Martí febrero 2, 2015 a las 5:27 pm

Hola Betty
Gracias por tu escrito.
En este mismo blog publiqué hace un tiempo sobre RESCATAR LA CONFIANZA
Creo que responde a tu inquietud
Saludos

Responder

ronnie enero 28, 2015 a las 8:46 pm

Amigo Eduardo, yo también por momentos desaparezco… ja,ja,ja Aunque no es a mi a quien puedan extrañar, si no a tí! Una vez más y desde hace años vuelvo a comentar que tus escritos son siempre estimulantes! En cuanto a este, mi reflexión es la siguiente: lo más importante es ser noble y actuar con compromiso y corrección; luego si algo no funcionó en cuanto a la confianza, seguro habrá sido por alguna cuestión involuntaria o tal vez, porque no cubrió las expectativas de otros, las que por lo general, suelen ser exageradas !
No hay que “hacer” nada para ser confiable…, o sí: ser noble y actuar con compromiso y corrección.
¿Se puede confiar en mí? SI, ABSOLUTAMENTE… ¿ Y en tí? TAMBIEN
Un abrazo amigo, desde Argentina.

Responder

Eduardo Martí febrero 2, 2015 a las 5:25 pm

Mi siempre recordado Ronnie. la verdad es que te perdiste por mucho tiempo.
Me alegró encontrar tu nota.
Gracias por estar allí

Responder

Gary Orlando Poemape Francia enero 28, 2015 a las 8:09 pm

Hola has tocado un tema muy importante definitivamente emocional la confianza es la respuesta a varios mecanismos cerebrales y de aprendizaje social.El convertirse en confiable es una tarea dura ya que somos seres humanos y por lo tanto con flaquezas o debilidades a los primeros que fallamos son nuestra familia de alli que ellos se convierten en los ultimos en creernos los desconocidos confian en nosotros sin embargo los nuestros nos dan la espalda. Lo mismo sucede cuando lo que predicamos es extremadamente exigente a la larga fallamos y perdimos confiabilidad le sucede a los clerigos . El sexo femenino suele ser mas exigente su genero les obliga a no equivocarse ya que ellas son las que preservan la vida en la evolucion ser muy confiados perderian el objeto de su proteccion esto sucede con nuestras chicas cuyo celo es extremo.Por ultimo a todos no podemos gustarle a todo el mundo eso es cierto.Una observacion esa foto que te presentas esta retocada? porque cuando uno la obseva y ve tu mirada realmente hay una suerte de risa y mirada picara que a muchas personas te podriamos calificar de poco confiable.es un lenguaje corporal que he captado ojala sigamos tratando este tema un abrazo

Responder

Eduardo Martí febrero 2, 2015 a las 5:24 pm

Que tema Gary como lo dices tu.
Lo importante es tener una postura e ir ajustándola.
Eso es lo que me propongo con estos escritos.
Tu ya estas metido. Que bueno

Responder

PATRICIA FERNANDEZ enero 28, 2015 a las 7:27 pm

QUERIDO EDUARDO:

EN LA LECTURA DE TU CASO, ME PERMITO OPINAR, QUE NO PODEMOS IR MIDIENDO A LAS PERSONAS POR LO QUE PIENSEN DE NOSOTROS, HAY UN REFRAN, QUE DICE QUE “CADA CABEZA ES UN MUNDO”, ES TRISTE SABER QUE HAY PERSONAS QUE PASAN POR EL MUNDO HACIENDO SENTIR MAL A OTRAS, PERO YO TE QUIERO DECIR, QUE MIENTRAS TU, YO O ALGUIEN, DEJE HUELLA EN TU SER COMO TU LO HACES, TIENES TU CONCIENCIA TRANQUILA. ESTE MUNDO ES UN PEREGRINAR SOLAMENTE Y SI FUERAMOS CONSCICENTES DE ELLO ESTE MUNDO SERIA OTRO. SIEMPRE SERAS CONFIABLE MIENTRAS NO TE DEFRAUDES A TI MISMO.
SALUDOS.. Y QUE DIOS TE BENDIGA.

Responder

Eduardo Martí febrero 2, 2015 a las 5:21 pm

Me regalas con tus palabras Patricia. Lo agradezco.

Responder

Carlos Marin enero 28, 2015 a las 5:35 pm

Wow, Eduardo es increíble este escrito me cae como anillo al dedo. Siempre con las apariciones mas oportunas,

muchos saludos y mis respetos siempre.

Carlos Marin

Responder

Eduardo Martí febrero 2, 2015 a las 5:21 pm

Mi estimando Carlos… Hace tiempo que no hablamos. Que bueno que escribes. un abrazo

Responder

Rafael enero 28, 2015 a las 5:30 pm

Buenas tardes Eduardo, el tema sobre la confianza es vital, yo recuerdo cuando era niño, las personas adultas respetaban mucho los compromisos adquiridos, si daban su palabra, esta tenía valor y si se fallaba en algun compromiso se trataba de enmendar y disculparse. Afortunadamente nací en una buena epoca en donde aprendí estos valores, lo que se ha traducido en preestigio y confiabilidad que abre puertas.

Saludos
Rafael Villatoro
Guatemala

Responder

Eduardo Martí febrero 2, 2015 a las 5:20 pm

Gracias Rafael por estar siempre cerca de mis escritos.
Lo aprecio mucho
Espero vernos por Guatemala

Responder

David enero 28, 2015 a las 5:12 pm

Hola Eduardo,

Una vez mas muchas gracias por tus interesantes reflexiones sobre liderazgo, solo quiere agragar que en mi opinion, una persona confiable es aquella que esta alineada con los principios y los valores eticos y morales, una persona con estas caracteristicas sera confiable y siempre te dira lo que realmente piensa sobre ti y tus actos, estes o no de acuerdo con sus comentarios. Te felicitara y/o te hara la criticas constructivas correspondientes cuando y como deba hacerlo.

Saludos siempre cordiales,

David

Responder

Eduardo Martí febrero 2, 2015 a las 5:39 pm

Gracias a ti David por compartir tu visión. Lo importante es tener una y la tienes.
Espero que te sea útil
Abrazos

Responder

Ana Maria Romano enero 28, 2015 a las 4:23 pm

Buenas tardes Eduardo! me encanta tu analisis sobre vivir desde la confianza y vivir desde la desconfianza, y coincido contigo que ambas son elecciones válidas de cada ser humano. No obstante, he podido comprobar por experiencia, que somos “espejo” de aquellos con quienes interactuamos, y sólemos reflejarles aspectos de su personalidad que les gustan y que no les gustan, eso me ha enseñado que no todo lo que ven en nosotros corresponde en un 100% a nuestro comportamiento o congruencia del momento, si no también a la parte cómoda o incomoda del ser interno de los observadores, y que éstos, juzgan y califican. La buena noticia es lo que hacemos con esas “calificaciones” o juicios recibidos, y definitivamente, como muchos de nosotros podemos pescar diamantes en el lodo. Tu lo hiciste con este artículo, y por supuesto, esa es la actitud!!!

Responder

Eduardo Martí febrero 2, 2015 a las 5:38 pm

Mi siempre querida Ana María.
Nos merecemos una conversa pronto.
Gracias por tu compartir

Responder

Milagro Pirela enero 28, 2015 a las 3:40 pm

Buenas tardes señor Eduardo. La confianza en nosotros mismos y en los demás nos permite vivir en bienestar, aprendemos a delegar, andar por la vida con un equipaje más ligero y especialmente facilita el trabajo en equipo. Es importante desarrollar la competencia de intercambiar juicios cuando desde nuestra mirada el otro no responde a nuestros parámetros de competencia, responsabilidad y sinceridad. Es un placer leer sus artículos. Saludos.

Responder

Eduardo Martí febrero 2, 2015 a las 5:37 pm

Excelente Milagro. Gracias por escribir

Responder

Edwin Durán Incera enero 28, 2015 a las 12:06 pm

Hola señor Eduardo.

Me da mucho gusto el poder contactarlo por este medio, siempre leo todos sus artículos y por lo general no acostumbro a escribir comentarios, pero en este caso me llamo la atención ya que hace poco me paso algo muy similar a lo que atraviesa su persona en estos momentos, y es que cuando uno siempre da lo mejor de si, confía en las personas, y siempre tratamos de ayudar y transmitir los mejores conocimientos que uno a atesorado por tanto años de estudio e investigación, y que una persona realice un comentario “negativo” en que uno no es “confiable”, lo entiendo perfectamente porque eso duele, y duele mucho, porque lo que uno siempre busca es ser confiable para todas las personas y siempre buscamos hacer el bien y ayudar con los mejores consejos a todas las personas que así lo requieran, gracias a Dios esos comentarios “negativos” son el mínimo, o es una persona, y la gran mayoría expresa que si somos “confiables” y agradecen nuestra ayuda y colaboración.

Por eso siempre hay que seguir adelante, y esos comentarios que sinceramente nos duelen, hay que hacerlos a un lado y tomarlos y tratar de que no nos desmotiven, por eso reitero que nos debemos a la gran mayoría que si agradece nuestra labor y se expresan con gratitud al trabajo que realizamos, por eso señor Eduardo, su persona es un gran líder y si una persona expreso lo contrario, es la opinión de esa persona, como se dice en mi país Costa Rica, no somos un billete de 10,000 colones para caerle bien a todas las personas, ni modo, gracias a Dios a la gran mayoría si le somos personas confiables, por todos y todas ellas hay que seguir adelante ya que nos debemos a esas personas, los malos comentarios los recibimos y trataremos de ser mejores día con día.

Un gran Abrazo a la Distancia.

Su servidor.

Edwin Durán Incera
San José, Costa Rica

Responder

Eduardo Martí enero 28, 2015 a las 1:11 pm

Mi estimado colega Edwin. Gracias por tus consideraciones y por tomarte el tiempo para escribirlas. Lo aprecio mucho.
Un abrazo cercano

Responder

NELLY ALVAREZ MARTINEZ enero 28, 2015 a las 11:51 am

Eduardo Marti, desde hace algún tiempo me he convertido en una de tus seguidoras ya que encuentro en tus reflexiones muchos mensajes positivos, dignos de incorporar a mi vida diaria y agradezco el esfuerzo que haces por hacernos personas cada vez mejores. Así también desearía ser una persona confiable, esto me acercaría de manera muy eficaz a mi grupo de trabajo.

Responder

Eduardo Martí enero 28, 2015 a las 1:13 pm

Ese es un buen propósito de vida… Ser confiable.
Gracias por tu cercanía Nelly

Responder

Saskia Davila enero 28, 2015 a las 10:52 am

Muchas gracias por el articulo sobre la desconfianza, pero mi mayor agradecimiento es por todos tus correos aunque no te respondan me ayudan a reflexionar.

Responder

Eduardo Martí enero 28, 2015 a las 1:14 pm

Que bueno que estas allí para leerme Saskia
Me animas.

Responder

Frances Quijada enero 28, 2015 a las 2:14 am

Buenas noches Dr. Martí. El tema de la confianza y la desconfianza nos sirve de reflexión. Acotar cada una de sus apreciaciones permite de alguna forma calibrar como estamos actuando, gracias por compartir su particular hecho. Cumplir con lo que corresponde genera confianza, pedir disculpas genera respeto. Sin la confianza el ser humano se volvería un ser vacío y temeroso. Gracias!

Responder

Eduardo Martí enero 28, 2015 a las 1:16 pm

Valioso tu aporte Frances. Lo comparto plenamente.
Saludos

Responder

Angela García enero 28, 2015 a las 12:27 am

Saludos Eduardo, me llama poderosamente la atención tu reflexión ya que en Venezuela nos encontramos sumergidos en una atmósfera de muchas contradicciones, en general observo en las personas la búsqueda por aparentar algo que no son y poder lograr credibilidad y por ende confianza en los otros. Particularmente soy maestra de profesión y sé lo importante que es ganarse la confianza de tus alumnos, lo valioso que es para ellos confiar en ti; el lograr ese sentimiento hará de cada maestro un ser único para sus alumnos.

Gracias por regalarnos esta reflexión la cual comparto completamente, éxitos en la publicación de su más reciente libro, estaré esperándolo.

Responder

Eduardo Martí enero 28, 2015 a las 1:18 pm

La credibilidad es el valor más poderoso del liderazgo Sin el. O es posible. Por eso hay micha crisis en Venezuela. Todo es puro engaño y lo peor es que mucha gente lo esta aprendiendo de sus políticos.
Mi aprecio para ti Ángela.

Responder

Luis Carlos enero 27, 2015 a las 10:49 pm

Mi Aporte va desde la misma definición de Confianza que esta ligada a la seguridad, ejemplo al emprender una acción difícil o que se desconoce. Desde la Biblia hay una definición. La desconfianza es TEMOR y el temor es falta de AMOR. Por que el verdadero Amor saca fuera todo temor.
La confianza es Esperanza firme que una persona tiene en que algo suceda, sea o funcione de una forma determinada, o en que otra persona actúe como ella desea.
El observador de alguien que expresa desconfianza sobre otro, solo demuestra falta de Amor, Fe, Esperanza y sobre todo de un pobre nivel de Liderazgo. Esto es un juicio subjetivo y personal que solo busca que vivas Feliz y Disfrutes la confianza en ti mismo. Slds

Responder

Eduardo Martí enero 28, 2015 a las 2:22 pm

Cierto, la confianza es un acto de amor y la desconfianza se monta sobre el temor. muy cierto.
Gracias Luis Carlos

Responder

Miriam Rahamut enero 27, 2015 a las 10:47 pm

BUENAS NOCHES DR MARTI.
SUS PALABRAS DENOTAN TRISTEZA ANTE LO QUE COMPARTE CON QUIENES LE SEGUIMOS, SEGUN LO QUE NOS CUENTA EN ESTA OPORTUNIDAD.

ANTE ELLO, ME PERMITO ACOTAR QUE HE SIDO MUY DESCONFIADA EN MUCHOS MOMENTOS DE MI VIDA EN EL PASADO, Y ESA ACTITUD NO FUE COMODA PARA MI NI PARA LAS PERSONAS OBJETO DE DICHA DESCONFIANZA, YA QUE ESO SE PERCIBE, Y SE HACE RECIPROCO CON EL TIEMPO.

FUE POR ESA RAZON QUE DECIDI CAMBIAR DICHA ACTITUD Y COMENCE A CONFIAR MAS EN LAS PERSONAS, DEJE DE CONTROLAR Y AHORA ME SIENTO MAS RELAJADA, Y SUELO PENSAR QUE SI AUN ASI ME TRAICIONAN, YO SENTIRE QUE HICE MI PARTE PARA QUE LAS RELACIONES CON LOS DEMAS FLUYERAN, Y YA CON ESO ME SENTIRIA SATISFECHA.

NO PODEMOS VIVIR LAVIDA EN UNA CONTINUA DUDA HACIA LOS OTROS, PORQUE NOS ENFERMAMOS Y POCO A POCO NOS QUEDAREMOS SOLOS, LO CUAL DEMOSTRARIA NUESTRA INCAPACIDAD PARA ESTABLECER CORDONES UMBILICALES MAS DURADEROS EN NUESTRAS RELACIONES CON SERES DE LA MISMA ESPECIE, Y NOS TOCARA CONVIVIR SOLO CON SERES VIVOS MENOS EVOLUCIONADOS, COMO LOS ANIMALES.

EL EFECTO PIGMALEON SE DA EN ESTO DE LA DESCONFIANZA: SI NO CREEMOS EN ALGUIEN, NOS DEMOSTRARA CON SU CONDUCTA LO QUE HEMOS CREADO EN NUESTRA MENTE ACERCA DE ESA PERSONA.

UN FUERTE ABRAZO!

MIRIAM RAHAMUT
TURMERO, VENEZUELA

Responder

Eduardo Martí enero 27, 2015 a las 10:50 pm

Gracias Miriam por tu comentario y por tomarte en serio todo este tema de la confianza.
En cuanto a la tristeza, la verdad que no es tal como a lo mejor lo deje ver.
Estoy orgulloso de toso lo que me ha pasado.
Un abrazo fuerte

Responder

Amalia enero 27, 2015 a las 9:48 pm

Feliz noche !!!!! Extrañaba tus articulo ,pues te sigo hace algunos años, Rrecuerdo mucho cuando hacias micros con Leo Alcala , el afuera donde están los juicios , considero con mucho respeto , no tenemos control , es cuestión de perspectiva la opinión y juicio del entorno . En esa dimensión tan terrenal , te percibo muy coherente y además confiable . ya que cuando veo al otro me veo y cuando juzgo me juzgo .

Responder

Eduardo Martí enero 27, 2015 a las 10:44 pm

Me alegra que tengamos tiempo en este contacto. También que tengas esa imagen de mi. Trato de honrarlo. Un abrazo

Responder

Edgar enero 27, 2015 a las 7:57 pm

De acuerdo contigo. Falta analizar el vocablo o palabra “confiable” y asumamos que una vez definido, en su esencia filológica, “no confiable” es su negación . Confiable puede ser alguien que sin demostrarlo emita un juicio. Si se equivocó o no, depende de cuanto me afecta o no me afecta. Si me afecta, analizaré si fue una equivocación humana, como tu Eduardo afirmas, o si fue adrede en beneficio suyo. Si es lo primero, o sea, mera equivocación humana, sin querer, la persona es confiable. Si es lo segundo y logro comprobar mala fe en sus acciones o expresiones, pues la persona será desconfiable o “no confiable”.
En todo caso, censurar a alguien como no confiable por errar y dar por asentado esa condición es en efecto una falta de respeto y dicha persona no merece ningún tipo de consideraciones futuras.

Responder

Eduardo Martí enero 27, 2015 a las 10:43 pm

El respeto por delante Edgar, estoy de acuerdo contigo

Responder

Vilma Ávila enero 27, 2015 a las 7:48 pm

Buenas Tardes
Pienso que nosotros podemos confiar en las personas a medida que la conozcamos, así sabemos si podemos confiar en ellas o no. En mi vida personal son pocas las personas en las que confío ciegamente, en el trabajo creo que nuestros compañeros harán un buen trabajo si están motivados, tanto interna como externamente. La confianza es importante ya que de esto depende la buena comunicación que sabemos es clave en el talento humano.
De mi parte he leído sus comentarios y artículos, aún sin conocerlo bien, siento que Usted es una persona confiable y también me parece que es muy noble.
Siga adelante, muchos éxitos y que Dios le Bendiga a Usted y su familia.

Responder

Eduardo Martí enero 27, 2015 a las 10:42 pm

Me alegra que te proyecte esa imagen Vilma. Aprecio que la compartas.

Responder

FRANCISCO enero 27, 2015 a las 7:40 pm

Estimado Eduardo

Ser confiable o no confiable depende de nosotros, ser confiable significa que repitamos un mismo comportamiento del tal forma que que nuestro comportamiento sea predecible para los demás. Sin embargo todos estamos en nuestro derecho de cambiar de acuerdo a la evolución en nuestro crecimiento personal. Sí bien es importante ser confiable para lo demás, no hay que olvidar que es de mayor importancia ser confiable para uno mismo. Solo podemos ser confiables para nosotros mismos sí respetamos nuestros valores, sí nuestros valores no los hemos violentado no tenemos de que preocuparnos.
Cuando alguien se dedica a promover el desarrollo personal, siempre se encuentra expuesto a la crítica, la cual es válida. Normalmente sus seguidores esperan que su líder o guía sea perfecto y se olvidan que también es un ser humano.
Espero el comentario sea de ayuda.

Responder

Eduardo Martí enero 27, 2015 a las 10:41 pm

Si es de mucha ayuda tu comentario Francisco. Estoy claro que cada vez que escribo me expongo a la critica y puedo vivir con eso.
Sin embargo hay momentos en que me encuentro pendiente del que duran…
Gracias por tu aporte

Responder

Hermel Chacón enero 27, 2015 a las 6:31 pm

Eduardo pensar que todo el mundo es confiable o desconfiable creo que es una consecuencia de nuestra forma ser, inconcientemente asumimos que todos tienen un comportamiento igual al nuestro, casi es una afirmación de lo somos. No sé si podría esperar que ” reiteradamente” me falle, pero tengo el convencimiento que no debo fallar con quienes creen en mi.
Eduardo muy apropiadas tus reflexiones.

Responder

Eduardo Martí enero 27, 2015 a las 10:39 pm

De cuerdísimo Hermel. Gracias por tu aporte

Responder

David Roberto Lope Huerta enero 27, 2015 a las 5:42 pm

Dice la biblia que es palabra de Dios, hay del hombre que confia en el hombre, por que el hombre perdio su comunion con el al oir al mentiroso, y se torno semejante a el, pero podemos escuchar o leer, si sus dichos corrsponden a sus acciones, es correcto, pero si sus dichos distan mucho de correspnder a lo cierto, es preferible dejar de lado, lider es el que se gana a las personas por tener una correlación de su hacer con su decir, solo que la formación del hombre por lo aneriormente explesado, corresponde a cuidarse porque todos pueden ser como yo, mentiroso, pero si tu vida te ha enseñado a temer a Dios y has tenido la oportunidad de conocerlo, tienes que ser reflejo de lo que dices y haces.
Las personas tienen un tiempo para conocer y verificar tu hacer con tu decir, si, existe correlación estaran aprendiendo de ti, si es lo contrario, evitaran contacto contigo.

Responder

Eduardo Martí enero 27, 2015 a las 10:38 pm

Eso es congruencia David. Aprecio tu aporte

Responder

Napoleon Villalobos enero 27, 2015 a las 5:05 pm

Hola Eduardo.
Yo creo y le creo a Jesucristo, como mi maestro principal sus enseñanzas son de plena sabiduria, el me enseña que en este mundo tendre afliccion, y una de ellas es que las personas que estan a mi alrededor pueden estar de acuerdo conmigo o no, como tambien, pueden hablar mal y denigrar ect. de mi, el me enseña que si a El lo maltrataron, lo injuriaron, y por ultimo lo mataron, que no me preocupe por lo que me puedan hacer a mi, por que podran matar el cuerpo, pero mi alma y espiritu NO. Por tanto, que una persona o varias piensen de Usted lo contrario o digan algo sin fundamento, alla ellos. Hay muchas personas que han sido cambiadas o transformadas por sus palabras.
Saludos.

Responder

Eduardo Martí enero 27, 2015 a las 10:37 pm

Aprecio tu comentario Napoleón. buen aporte para la reflexión

Responder

Ernesto Leza González enero 27, 2015 a las 4:38 pm

Hola Eduardo, como ha estado?, le he seguido por medio del correo hace ya algún tiempo, pero nunca le había escrito, permítame expresarle y le puedo decir con pocas palabras que lo importante no es lo que piensen de Usted, eso queda en las mentes de otros y sólo se hace visible en algunos momentos, la mayoría de las veces, nunca llegamos a saber qué es lo que realmente piensan de nosotros todos aquellos que nos rodean, a veces nos sorprenden muchos de los comentarios que hacen, para bien o para mal, lo que sí es importante, es lo que piensa Dios de nosotros y lo que pensamos nosotros mismos de nosotros, porque ese pensamiento siempre le acompañará, así que será mejor que arregle algún desacuerdo que tenga.
Le doy un consejo, si quiere que alguien que no sea Usted mismo le diga muy cerca de la verdad, lo que cree y piensa de Usted y sus acciones, pregúntele solamente a dos personas, una es su madre y la otra su esposa, solamente ellas le dirán con bastante sinceridad que creen y piensan con respecto a Usted y sus circunstancias, créalo.
Un saludo cordial
Ernesto

Responder

Eduardo Martí enero 27, 2015 a las 10:36 pm

Gracias por tu consejo Ernesto. Lo aprecio mucho

Responder

Martiza enero 27, 2015 a las 4:38 pm

Buenas tardes Eduardo

Excelente reflexion, por lo general prefiero pasar por el mal rato esto nos fortalece y nos hace crecer.
Cada informacion que envias una es mejor que otra y me hace apacionarme y en espera de mas…. Gracias y felicitaciones…

Responder

Eduardo Martí enero 27, 2015 a las 10:35 pm

Gracias Maritza por leerme y por compartir tu reflexión
A mi también me animas

Responder

Leave a Comment

Follow Me

Previous post:

Next post: