El Hoy es posible gracias al Ayer

by Eduardo Martí


Fue muy reveladora la cara del presidente de una empresa multinacional con sede en Venezuela y con presencia en todo el mundo cuando al finalizar dos días de trabajo con su equipo de 10 directores yo me atreví a negar una afirmación que él hace.

Después de dirigir ese evento junto a mi colega Rossana Gómez, él dice que por fin habían tenido una sesión de trabajo que de verdad tocara las fibras de su gente y respondiera con sus altas expectativas. Dijo que “este evento si marcará un antes y un después en nuestra gestión”. Continuó diciendo que ningún evento de los tantos que han hecho en el pasado ha sido tan bueno como este.

Si bien estaba apreciando el valor del trabajo hecho y era un halago hacia nosotros como sus facilitadores, yo le dije que ese no era un mérito sólo nuestro. El mismo efecto no lo tenemos con todos los grupos aunque hagamos el mismo esfuerzo y pongamos todo nuestro empeño.

En el proceso de aprender, cada quien tiene su “tempo” y “momentun”. Como muchas veces se ha dicho, “cuando el alumno está listo es que aparece el maestro”.

Si estás leyendo estas líneas puede ser que te resulten muy reveladoras e interesantes pero pudiese ser que no te digan gran cosa. A mi entender, este escrito es una cosa pero tu momento como lector es otra cosa.

En el caso de este equipo directivo y su presidente, me pude explicar mejor usando la metáfora del vaso de agua: Un vaso de agua es receptora de una multitud de gotas de agua. Pero hay un momento que llega una nueva gota de agua cuando el vaso ya está lleno y ésta hace que el vaso rebose. Ése es el momento cumbre en que surge la iluminación y se produce el “Ajaaa”, es decir, como dicen en Venezuela, cayó la locha o en México, cayó el 20.

Para que esta gota derramara el vaso de este grupo de personas, antes cayeron otras muchas gotas. Gracias a esas gotas ellos pudieron apreciar esta reveladora gota nueva.

Y es que de eso se trata, de aprender y expandir nuestra capacidad de acción. A veces esperamos que una sola acción transforme nuestros comportamientos y hasta nuestra vida. Eso, además de imposible, es profundamente injusto. En mi larga experiencia, cada vez que recibo esos halagos intento no recibirlos en su totalidad porque el mérito es también de los eventos del ayer y les rindo honor a mis predecesores por facilitarme el trabajo. Igualmente, estoy consciente que mis gotas, en determinados momentos vienen a caer en el fondo del vaso, o en el mejor de los casos caen en la mitad, con la esperanza que el “aprendiz” continúe con su compromiso personal de seguir metiendo gotas en ese vaso hasta que se derrame.

El hoy es posible gracias al ayer. El mañana será el hoy convertido en ayer. El tiempo pasa y cada momento, cada ahora, es posible añadir gotas en la búsqueda de esos “Ajaaa”. A cada vaso de nuestra vida le llegará su rebose y nos tomará por sorpresa. Es difícil predecir cuantas gotas hacen falta para llenar un vaso. Lo que si me puedo ocupar es de salir a buscar las gotas que colocaré en esos vasos.

El camino de aprender es diario y eterno. Es añadir gotas a ese vaso.

Si estás leyendo estas líneas espero que sea porque estás buscando gotas y no “la gota”. Nunca pidas que la lectura de un libro, la asistencia a un curso, un seminario, o cualquier tipo de evento de formación y desarrollo personal venga a “solucionar” tu búsqueda. Si lo haces te puedes frustrar y desanimar para continuar el camino por no encontrar resultados rápidos y mágicos. Te invito a que lo veas como una gota más que irá llenando ese recipiente que eres tú. Por mi parte me comprometo a seguir regando gotas para llenar vasos, aunque algunas vayan al fondo, lo haré con la confianza que otras tantas gotas entrarán y que servirán para que algún día, en algún momento, favorezca esa ruptura entre un antes y un después.

Por cierto, hay áreas de mi vida en las que el vaso va apenas por la mitad, otras áreas están tan vacías que apenas comienzan a caer las primeras. Me emociona descubrir esas áreas porque me invitan y desafían a no detenerme.

Eso hace que la vida sea interesante.

Después de leerme, ¿qué pensamiento te surge? Déjame tu comentario, lo apreciaría mucho. Sabes que los respondo todos.

{ 42 comments… read them below or add one }

alexi Enero 28, 2015 a las 12:23 pm

Muy interesante.. y reflexivo

Responder

Eduardo Martí Enero 28, 2015 a las 1:08 pm

Entonces buen provecho Alexi 🙂
Saludos

Responder

Roberto Ordóñez Enero 27, 2015 a las 11:12 pm

GRACIAS, esta lectura me anima a seguir luchando en la vida, ayudando gota a gota a llenar vasos y llenando el mio. Saludos cordiales

Responder

Ydenna Agosto 18, 2014 a las 10:45 am

Para mi es un honor agarrar esta gota y colocarla en mi vaso interno… Cada uno de sus artículos son gotas muy especiales que le voy colocando a mi vaso… un abrazo.!

Responder

Eduardo Martí Agosto 18, 2014 a las 6:35 pm

Eres muy generosa conmigo Ydeanna
Me alegro que te gusten mis escritos.

Responder

israel Agosto 7, 2014 a las 3:29 pm

Excelente!. los 365 días los llevo a 365 gotas de agua, porque hay de esos días donde llenamos el vaso o solo miramos el vaso para ver como lo llevamos. Pero es ahí donde debo de tener cuidado. No es solo tener variedad (gotas) sino calidad (gota) con que llenar el vaso. Los indicadores de gestión, nos ayudan mucho a alcanzar nuestras objetivos pero hay que determinar, ¿Qué gotas son prioridad para ir llenado mi vaso? Saludos.

Responder

Eduardo Martí Agosto 17, 2014 a las 1:04 pm

Las gotas adecuadas son aquellas que te acercan a los resultados que esperas obtener en tu vida enmarcados en los valores que rigen tus días.
Gracias Israel por tu presencia constante.

Responder

Eliana Vásquez Agosto 6, 2014 a las 11:24 pm

Hola Eduardo, realmente cautivadora reflexión, definitivamente somos un producto de: las circunstancias, el entorno, nuestras decisiones y coresponsabilidades… aceptar nuestro pasado con todos sus altibajos y ver en el presente desde la mejor disposición que tuvo su momento y para qué, es realmente liberador de cargas y una invitación para valorar y empezar a fluir en nuestros aprendizajes diarios.

Gracias, por aquí pase por mi respectiva Gota… Saludos!

Responder

Eduardo Martí Agosto 17, 2014 a las 1:09 pm

Siempre tan certera querida Eliana.
Mantengamos el contacto.

Responder

Gabriel Rodolfo Caraveo Gutierrez Julio 22, 2014 a las 12:11 am

Me gustan todos tus comentarios, creo que en la vida los vamos viendo pero abecés no tomamos lo importante que es detenerse y analizarlos porque es muy cierto lo que acabo de leer. Muchas gracias es una buena reflexión. saludos, y un abraso fuerte.

Responder

Eduardo Martí Julio 28, 2014 a las 6:54 am

Gracias Gabriel

Responder

Vanessa Julio 10, 2014 a las 2:46 pm

Realmente es muy cierto, lo que ha publicado, y lo comparto, antes pensaba que el hecho de conocer algo era suficiente, ahora me doy cuenta, gracias a la experiencia y obviamente a personas como usted, que uno en la vida tiene que seguir descubriéndose y mejorando cada día, la mejor forma es aplicarlo. Hoy en día quiero enfocarme a ser mejor líder y no quedarme con una teoría; confieso que antes me conformaba con una idea, ahora no sólo hay que apreciarlos hay que aplicarlos y seguir llenando nuestros vasos! Dios lo bendiga!

Responder

guillermo Julio 7, 2014 a las 6:04 pm

excelente articulo, soy nuevo en el sector privado, he ido a cursos, seminarios, diplomados sobre formación gerencial, negociación, manejo de personal, y cada vez, aprendo algo nuevo, pongo en practica nuevas técnicas, cambios en mi persona, mas sin embargo siempre estoy ansioso por mas, se que me falta mucho y veo que hay muchas cosas por aprender, por lo que estoy en la mejor disposición de seguir considerando “mi vaso” medio vacío.

saludos

Responder

Eduardo Martí Julio 9, 2014 a las 6:23 am

Gracias Guillermo por regalarnos tu comentario.
La idea es esa, estar siempre haciendo algo que nos lleve a ser mejores.

Responder

Eveling Avila Julio 10, 2014 a las 10:55 am

Excelente, muy cierto comparto lo de todo nuestros lados ocuros que muchas veces son los que dejamos que afloren, debermos estar concientes de ellos para convertirlos en oportunidades, y seguir llenando de manera positiva nuestro vaso en diferentes areas.

Responder

Vanessa Díaz Julio 4, 2014 a las 11:07 am

Mi estimado Eduardo. Siempre es un deleite leerte.

En esta oportunidad, no solo fue edificante, sino que también resultó ser una asombrosa coincidencia para mí. Desde hace unos meses, que me lancé a la aventura de abrir mi consultorio y dedicarme formalmente a la psicoterapia, he descrito esa variación del efecto del trabajo terapéutico entre algunos de mis consultantes y otros, con la misma metáfora que usas en tu artículo. No sé si alguna vez, yo la haya leído en algún lugar, no lo recuerdo. Sin embargo es la imagen que se ajusta más, partiendo de mi propia experiencia como “paciente”. Cuando inicié mi camino de búsqueda, recuerdo que muchas veces sentí que algunas personas a quien recurrí, no me habían ayudado ni aportado nada. Hoy en día, mirando atrás, entiendo que eran las primeras gotas de mi vaso personal, porque aquellas lecciones que en su momento no parecían tener mucho sentido, ahora sin duda alguna y con gran notoriedad, constituyen las raíces de la gratificante cosecha de hoy. Aquí sigo, cada día con más pasión tras el encuentro de nuevas gotas.

Aunque te lo he dicho antes, te lo repito, admiro la gran “sensibilidad” que tienes de extraer, captar o transformar cada experiencia, en lecciones de vida que gestan tanta profundidad y sabiduría. Este es un DON que no muchas personas poseen.

Mi respeto siempre para ti, Un fuerte abrazo.

Responder

Eduardo Martí Julio 9, 2014 a las 6:25 am

Te leo Vanessa y te recuerdo con cariño. Ojalá sea pronto cuando podamos sentarnos en torno a un café.

Responder

jaime Julio 2, 2014 a las 9:23 am

Me parece vital valorar como recoges o que tipo de gotas colocas al vaso. Sin embargo me gustaria saber como lograr que obtengas las mejores lecciones de vida, para hacer que tengas un crecimiento permanente, un aprender a aprender.

Yo trabajo con el Enfoque por Competencias, por lo que me gustaria saber que nuevas experiencias vuestras, pueden ayudarme a poder lograr despertar el entusiasmo de buscar nuevas soluciones, nuevas alternativas para mejorar las acciones de diferentes actores como:
Agricultores,
Autoridades
Técnicos.

Saludos cordiales, sigan adelante

Responder

Eduardo Martí Julio 9, 2014 a las 6:30 am

El asunto Jaime es que se hace difícil valorar el aporte sino después de tenerlo y a veces ni eso. Nunca sabremos el efecto de cada gota en el tiempo.
He mal valorado algunas gotas en mi vida y luego las recuerdo como “malas” y sin embargo las he tenido presente para al menos no repetirlas.
Saludos

Responder

Jesus Jurado Junio 27, 2014 a las 6:02 pm

Buenas tardes Sr. Martí, me tomo el atrevimiento de enviarle una reflexión sobre su artículo. Ciertamente, el hoy es posible gracias al ayer, pero, la memoria de un acontecimiento pasado no puede pasar por un acontecimiento que esté ocurriendo en el presente. Tampoco lo puede su anticipación. Hay algo excepcional, único, en el acontecimiento presente, que no tienen el acontecimiento pasado ni el futuro. En el momento presente existe una viveza, una actualidad; destaca como si estuviera iluminado y el aprendizaje ocurrido en el pasado, la gota que ira colmando el vaso paradójicamente a veces en vez de llenarlo, lo vacía, siendo este hecho amoral en sí mismo. Con esta lógica de razonamiento entonces no siempre la iluminación llegará por la adqusición de nuevos conocimientos sino quizás por deslastrarse de los viejos.

En lo que acontece en “el ahora” existe un sello calidad, que el pasado y futuro no tienen. No existe nada peculiar en el acontecimiento presente que lo haga diferente del pasado y del futuro. Tal y como usted deja ver en el artículo, por un momento el pasado fue actual y el futuro lo será en su momento. ¿Entonces la pregunta pertinente seria: Qué hace al presente tan diferente? Obviamente, mi presencia. Yo soy real porque yo soy siempre ahora, en el presente, y lo que está conmigo ahora participa en mi realidad. El pasado está en la memoria, el futuro —en la imaginación. Cualquier cosa enfocada en el ahora está conmigo, pues yo soy siempre presente; es mi propia realidad la que yo imparto al acontecimiento presente.

Envío mi sincero agradecimiento y le deseo que siga cosechando éxitos.

Responder

Eduardo Martí Junio 28, 2014 a las 8:32 am

Caramba Jesús. Que buena inspiración nos has entregado.
Coincido contigo en casi todo, por no decir en todo.
Hasta ahora siempre he pensado que algo del pasado esta en el presente y tenemos en poder de usarlo o no.
Me cuesta mucho creer que el presente sea puro al 100%.
Pero es irrelevante la discusión cuando lo importante es disfrutar y usar a plenitud cada instante.
Un caluroso abrazo

Responder

Aarón Romero C. Junio 26, 2014 a las 2:43 pm

Muchas gracias por esa nueva perspectiva. De hoy en adelante no me voy a adelantar a recibir un halago sin antes extender mi visión, y también mi reconocimiento, hacia aquéllos que sirvieron como rocas sobre las cuales se edificó el lugar donde yo estoy parado.

Esa forma de ver la vida, nos permite ver lo que dicen que no se ve ni se puede ver. Muchas gracias.

Responder

Eduardo Martí Junio 28, 2014 a las 8:33 am

Muy buena idea Aaron.
Saludos

Responder

TANIA Junio 23, 2014 a las 10:50 pm

Hola Eduardo, aunque no comento, siempre leo tus mensajes y en mi casa todos somos lideres por que todos leemos tu libro (mi esposo, mi hijo y yo), estoy de acuerdo contigo el hoy es posible gracias al ayer. Le doy gracias a Dios y a mis padres que ayer me dieron una excelente educación, me inculcaron valores: respeto, honestidad, amistad, a amar lo que hago en mi casa y en mi trabajo, a hacer las cosas o lo que emprendo con pasión, esas fueron muchas gotas y ese mismo amor y pasión se lo he trasmitido a mis hijos. Esa enseñanza de ayer me ha permitido hoy formar parte de un excelente grupo corporativo que me ha obsequiado mas gotas para ir llenando ese vaso, para seguir creciendo personal y profesionalmente, para ser ejemplo y modelo para otras personas, para mi satisfacción y la felicidad que me causa dejar una huella en esta corta vida que tenemos los seres humanos. Gracias por formar parte de las personas que me han enseñado a ser cada día mejor y mas fuerte. Gracias a que ayer participe en tus eventos hoy soy mas fuerte y mas líder, mi presente es bueno y mi futuro será mejor. A ti y a tu equipo los quiero mucho.

Responder

Eduardo Martí Junio 24, 2014 a las 4:27 pm

Que regalo me has hecho Tania.
Aprecio mucho tus palabras y lo que compartes.
Honro también a tus padres por lo que hicieron en ti.
Tienes una claridad que entusiasma. No la descuides.
Mi abrazo para ti.

Responder

mary Junio 23, 2014 a las 5:24 pm

Hola, Eduardo Martí, es un gusto poder volver a leerte, tal vez no lo recuerdas, pero deje de hacerlo hace mas omenos año y medio, por un problema familiar muy fuerte. Y hoy es el primer articulo que leo despues deeste tiempo.
Mi hijo envuelto en drogas, era mi mayor preocupacion y aunque sabia que para recuperarlo tenía que ser el el que lo decidiera, no lo abandone a su suerte, fue un incansable ir y venir buscando ayuda,rezando por un milagro, hablando con él y nada intentaba dejar ese vicio y volvia a caer en lo mismo. Hasta que sucedio el milagro mas grande que mi Dios pudo realizar en él.
Su novia resultó con un embarazo que no estaba planeado. Este fue el momento en que mi hijo estaba listo . Este fue su tiempo y su momento.
Dejo ese vicio, busco un trabajo, para poder tener un seguro social donde atiendan el embarzo de su hijo. empezo a ahorrar para sus gastos personales, lleva 4 meses sin buscar a sus anerires ¨¨ amigos¨, ysin enviciar su cuerpo. S e que es pronto par decir que lo ha logrado, pero la fuerza que le dio este bebe, es asombrosa. Veo en sus ojos esa preocupacion por querer que su hijo nunca viva lo que el ha vivido a su corta edad. Realmente es como un milagro todo el cambi que ha habido en él. Por eso se que su “HOY ES POSIBLE GRACIAS A SU AYER”.

ESTRÉ PENDIENTES DE TODOS TUS ARTÍCULOS, POR QUE ME ENCANTAN.

CON CARIÑO MARY RODRIGUEZ

Responder

Eduardo Martí Junio 23, 2014 a las 8:38 pm

Me alegra leerte y saber que estas más tranquila después de llevar ese tema encima.
Te deseo mucho bien

Responder

Ali Jose Savery Junio 22, 2014 a las 9:48 pm

“El hoy es posible gracias al ayer” Totalmente de acuerdo con esto, siempre lo practico. En cuanto al “vaso de agua” muy interesante esta reflexión, y me ha gustado leerlo en este momento en que los desafíos de mi vida laboral me llevan a buscar nuevos aprendizajes y mejorar, y es aquí donde la Frustración toca la puerta, porque estoy buscando esa última gota que desborde el vaso, sin darme cuenta que día tras día han venido cayendo gotas, y que sí, aun faltan muchas por caer, pero esto es lo bonito, es lo que hace que este momento sea un Desafío y que como dices: la vida sea interesante.
Muchísimas Gracias por causar esta reflexión.

Responder

Eduardo Martí Junio 23, 2014 a las 6:20 am

Que más? Lo has dicho.
Toca asumirlo y vivirlo.
Saludos Ali.

Responder

ana luisa Junio 22, 2014 a las 9:43 pm

BIEN SI EL PASADO YACE Y FORJA NUESTRO FUTURO
NO ME ARREPIENTO DE NADA
PORQUE LAS DECISIONES QUE TOMÉ EN ESE MOMENTO
ERAN ADECUADAS SEGÚN LA CIRCUNSTANCIA
PORQUE TODO TIENE UNA CAUSA
EL PRESENTE ES SIMPLEMENTE UN EFECTO
POR ENDE NADA ES ABSOLUTO
INCLUSO YO QUE ANTES ERA
Y AHORA SOY
GRACIAS POR TUS REFLEXIONES EDUARDO MARTÍ
DESDE BOLIVIA UN CALUROSO SALUDO

Responder

Eduardo Martí Junio 23, 2014 a las 6:21 am

Un saludo para ti Ana Luisa desde Venezuela.

Responder

Raul Gonzalez Junio 22, 2014 a las 11:27 am

Hola Eduardo!

Este artículo ha logrado ayudarme y a sumado en mí una nueva forma de observar las cosas.

A veces cuando trabajo en el desarrollo de alguna persona en particular o de algún equipo de trabajo, internamente me pregunto si en verdad estoy ayudando a esa persona o si en realidad estoy aportando valor a a su vida organización.

Gracias a ti y a tu generosidad de compartir tus experiencias, puedo ver ahora que sencillamente estoy agregando una gota más en esos vasos. Y eso, para mi, es muy satisfactorio.

Te envío mis sinceros agradecimientos y te deseo que sigas cosechando éxitos. De los cuales seguramnete seguiré aprendiendo.

Un abrazo!

Responder

Eduardo Martí Junio 23, 2014 a las 6:24 am

Mi estimado Raúl. Esa es la idea y por muchos años estuve en tu misma inquietud. Te entiendo perfectamente.
Un abrazo.

Responder

Kenny Junio 21, 2014 a las 5:49 pm

Buenas tardes Sr. Martí, gracias por el correo y muchas gracias por esa representativa gota de agua, muy interesante enfoque de la vida, las vivencias y el aprendizaje. Realmente creo es así la manera de lograr generar un conocimiento para obtener resultados a largo plazo, dependerá de nosotros sean positivos o negativos y sobre todo de la perspectiva en que la veamos, para de está manera entender que no hay malos resultados o equivocaciones sino lecciones.

Responder

Eduardo Martí Junio 23, 2014 a las 8:39 pm

Me gusta eso, y estoy muy de acuerdo en que lo que obtenemos son resultados y lecciones. No fracasos.
Saludos

Responder

gina martinez Junio 20, 2014 a las 1:13 pm

Hola..!! gracias por la reflexion.. muy buena tengo 2 preguntas
1-Que pasaria si de tanto conocimiento en ciertas areas por ejemplo el vaso se desbordara tanto? ocacionaria un estancamiento en esa area? o
2 Podria sustituir el vacio que hay en otras areas donde el vaso apenas se empieza a llenar??
gracias..

Responder

Eduardo Martí Junio 23, 2014 a las 8:41 pm

La respuesta a ambas preguntas es que una vez lleno un vaso se generan muchos otros y en otras áreas.
Realmente los vasos no se llenan porque el aprendizaje es para siempre.
Saludos Gina

Responder

Arturo Pérez Junio 20, 2014 a las 12:02 pm

Extraordinaria reflexión, no solo en el trabajo, sino también es así la vida y porqué no? es así el vaso. Coincido plenamente con tu visión Eduardo, simple, clara y revitalezante, claro reflejo tuyo maestro. Comparto un simil que me viene en este instante: El vaso y las gotas son como el camino, Antonio Machado en “Andares” diría :”…Caminante no hay camino, se hace camino al andar…”. Gracias Eduardo por siempre inspirarnos y ayudarnos a llenar el Vaso con sólo lo mejor y a hacer Camino!

Responder

Giorgio Junio 20, 2014 a las 9:51 am

EXCELENTE publicación.
Con el pasar del tiempo aprendí que cada día es una lluvia de oportunidades para crecer en todo sentido, también para dar la mano a otros y mostrar que cuando se pone el corazón en lo que se hace, no hay imposibles.

Gracias Eduardo por tus aportes, sin duda inspiran a seguir mejorando.

Un abrazo

Giorgio Avaria

Responder

Eduardo Martí Junio 23, 2014 a las 8:43 pm

Por allí es la cosa Giorgio.
Aprecio que escribieras.
Adelante.

Responder

juana Agosto 7, 2014 a las 1:42 pm

Cada día nos enseña a aprender cosas nuevas, nunca termina uno de aprender, la vida diaria es como una gota que va cayendo en el vaso del aprendizaje. Gracias una ves más por todas éstas enseñanzas que nos sirven para darnos cuenta que no sabemos nada.

Responder

Eduardo Martí Agosto 17, 2014 a las 1:04 pm

Que bueno Juana que me visitas por estos lados.

Responder

Leave a Comment

Follow Me

Previous post:

Next post: