Eres libre cuando puedes decidir

by Eduardo Martí


Esta afirmación es dura de entender. A mí me ha costado mucho asimilarla, por eso no me extrañaría si te sucede lo mismo. Hoy puedo decir que la manifestación más profunda de libertad está en la capacidad que tienes de tomar decisiones. Si no puedes decidir no eres libre, así de simple, aunque parezca muy complejo. Con este escrito pretendo explicar mejor esta paradoja.

¿Te consideras una persona libre? ¿Qué es la libertad? ¿Tomas las decisiones que te corresponde tomar? ¡Menudas preguntas!. Si buscamos una respuesta superficial y rápida diríamos que sí, en efecto somos libres y tomamos decisiones. Pero, si nos detenemos un poco más, nos observamos por un tiempo y somos sinceros, veremos la cantidad de decisiones que no tomamos y situaciones que postergamos por no decidir en el momento oportuno. En este instante ¿eres libre?

La toma de decisiones es una competencia que impide ascender y evolucionar a muchas personas en lo gerencial y profesional, pero también en lo personal. Tomar decisiones es un ejercicio que forma parte de nuestra vida cotidiana y está relacionado con la posibilidad de obtener buenos resultados y dar forma a la vida que esperamos vivir.

Con el tiempo entendí por qué es tan difícil. Si nos remitimos al origen etimológico de la palabra “decidir”, descubrimos que tiene relación con “escindir” que significa “cortar”. Por lo tanto, está asociada a la idea de corte, de hecho, cuando elegimos ante una serie de alternativas, hay cosas que debemos dejar de lado. Tomar una decisión implica hacer un CORTE y decir NO a algo y SÍ a otra.

Y todos sabemos lo difícil que resulta decir SÍ y a veces más difícil decir NO. Sea lo que elijas tiene consecuencias que debes encarar… y, si no lo haces, no eres libre. Terminas siendo preso de las situaciones que no enfrentas por no decidir.

Una de las claves para tomar decisiones, es saber y tener claro cuál es el resultado que queremos obtener, si está alineado a la vida que anhelamos, y tener una visión precisa de ella. Una vez tengamos esta claridad, podemos decir SÍ a lo que nos acerque a nuestra visión y NO a lo que nos aleje de ella.

Cuando me encontraba escribiendo mi segundo libro “No más Jefes, por favor” realicé una investigación con más de 3.000 encuestas aplicadas a profesionales que asistían a mis cursos. Una de las preguntas decía: “Para ascender a un nivel superior dentro de sus niveles gerenciales, ¿cuál cree que es su mayor obstáculo?” Aproximadamente, el 58% de los encuestados contestó que tomar decisiones era lo que más les costaba.

Ante esa cifra espeluznante, 58% de las personas no se sentían preparadas para tomar decisiones, me propuse revisarme y revisar como estaba educando yo a mis hijos.

Recuerdo que una vez le hice un regalo algo costoso a mi hija Victoria cuando tenía unos 11 años de edad. Era un reloj que afortunadamente no le gustó. Le parecía de “vieja”, es decir, no era de los que estaba de moda. Digo afortunadamente, por lo que sucedió después.

Victoria y yo tomamos el reloj y nos fuimos juntos a cambiarlo por alguno que a ella le gustara. Nos dirigimos a la tienda y al entrar habían muchos, pero muchos relojes, diría que cientos.

Victoria me mira como pidiendo auxilio. Enseguida le digo que escoja el que quiera siempre que no pase del precio que costó el que tenía en sus manos (1.000 pesos, por ejemplo). Ella se puso a verlos todos, caminaba y caminaba, y seguía con esa mirada donde me pedía ayuda. La pobre no sabía qué hacer. En algún momento le dije: Que tal si le preguntamos a la vendedora que te muestre todos los que son de dama. Así se reducen las posibilidades. Luego, por qué no le preguntas dónde están los que cuestan menos de 1.000 pesos. Así el universo de relojes se iba reduciendo. Luego le pregunto, ¿qué otro criterio puedes usar para reducir las posibilidades? Ella me dice: los de jovencita. ¡Excelente!. Así su decisión se redujo a unos 30 relojes entre modelos y colores.

Para no hacer el cuento muy largo, Victoria estaba algo molesta conmigo porque yo no decidía por ella. Tenía al frente varios relojes, todos hermosos a su gusto, los quería todos, no podía tomar uno y dejar otros. Al final optó por dos relojes más económicos que sumando su valor no pasaban de los 1.000 pesos. Reconozco que ella sufrió. Yo también puesto que estaba tentado a inducir su elección para que saliéramos rápido de esa situación incómoda. Pero no. Me aguanté. Me recordé de los profesionales que no saben tomar decisiones. Ella tenía que decidir y yo evitar anularla.

Victoria decidió a final cuando le dije que los relojes que eligiera no los podría volver a cambiar y que se imaginara usándolos. Que la decisión que tomara tenía que agradarle después. Que no se apurara, que era preferible que tomara el tiempo necesario. Nadie nos estaba presionando. Salió con sus dos relojes, y puedo decir que los usó por mucho tiempo. Hoy día Victoria sabe que cuando uno se enfrenta ante una gama de posibilidades es necesario que tome una decisión y sea la que sea, debe asumir las consecuencias de lo que finalmente elige.

No sólo fue una lección para Victoria, lo fue también para mí. Los padres siempre estamos muy apurados y decidimos casi todo por ellos, hasta la ropa que deben usar, que comer, que jugar, que decir… etc.

Con ese apuro cotidiano veo que anulamos poco a poco su capacidad de decidir. Observándome, me di cuenta que, generalmente, cuando le preguntaba a mi hija a dónde quería ir a comer o qué ropa se iba a poner, ella me pedía que yo decidiera, “lo que tú quieras”, decía. Si bien eso hubiera simplificado las cosas, la situación me asustó porque Victoria no estaba decidiendo en casi nada. Su papá decidía y su mamá no se quedaba atrás.

Entonces, comencé a preguntarme qué pasaría si ella en vez de ejercer su poder de decisión, lo dejara en manos de otra persona. O, peor aún, cuando sea más grande y tenga novio… No me gustó para nada pensar lo que puede pasar si ella en un futuro deja sus decisiones en manos de otro. Desde ese momento, cada vez que se presenta una oportunidad ponía a Victoria a ejercitar su poder de decisión, y a asumir las consecuencias de esas desiciones.

Esta anécdota apenas sirve para ilustrar lo complejo del tema pero sobre todo, me mostró a mí, a partir de esta situación, la cantidad situaciones inaceptables que estaban siendo postergadas en mi vida. Decisiones que no había tomado para no enfrentar las consecuencias y hacerme cargo de lo que surgiera.

Para algunos, ser libres es no estar presos en una cárcel. En ese caso puedes estar privado de libertad de tránsito pero siempre tienes la posibilidad de decidir cómo vivirlo. Tal como lo vivió un personaje muy conocido Nelson Mandela, que a pesar de estar por muchos años detrás de unos barrotes, él se sentía libre, porque podía decidir la actitud a tomar ante su circunstancia. Y así lo explicaba: “Soy el amo de mi destino, soy el capitán de mi alma”. Desde mi punto de vista ¡esto es libertad!

Para reforzar esta idea me apoyo en el sicólogo Victor Frankl, sobreviviente de los campos de concentración nazi de la segunda guerra mundial. Él decía que “la última de nuestras libertades humanas es decidir cuál será nuestra actitud en cualquier circunstancia”.

¿Cómo estás viviendo tu vida hoy, tú tomas las riendas y las decisiones de tu vida u otros lo hacen por ti? ¿Tienes clara tu visión de vida? Si no la tienes clara ¿Te estás ocupando en buscarla?, ¿Decides la actitud que tienes ante una situación o dejas que la situación se apodere de tu actitud?.

Para enfrentar el entrante 2014, ¿qué decisiones vas a tomar?

Déjame tus comentarios, sabes que los contesto todos.

{ 67 comments… read them below or add one }

Beatriz Solarte Enero 7, 2014 a las 10:20 am

Particularmente me hizo mucho ruido lo de tener clara la visión de vida, porque generalmente sabemos qué no queremos al respecto pero no qué queremos. Quedamos en blanco cuando nos preguntan ¿que quieres entonces? La pregunta surge entonces ¿como se aclara esta situación? Porque no me suena que sea algo que te guste o no. Por ejemplo, puedes estar en un trabajo que odies, pero no sabes cual te gustaría ¿Como se clarifica uno al respecto?

Responder

Eduardo Martí Enero 7, 2014 a las 11:50 pm

Ese es el trabajo que tenemos que hacer toda la vida Beatriz.
Justamente la gente no quiere preguntarse que quiere y no quiere clarificar su propósito de vida para no tener que decidir.
Vivimos “como vaya viniendo” y no como vamos decidiendo.
Tener un trabajo que se odia es una profunda irresponsabilidad con la vida.
Como se resuelve? Decidiendo. Honrando la vida y la dignidad con que la vivimos.
Nada fácil amiga, pero obligatorio.
Saludos.

Responder

israel Diciembre 30, 2013 a las 12:08 pm

Buenas tardes Sr. Eduardo, todos los días estamos viviendo la posibilidad = probabilidad en la toma de decisiones, donde tardamos minutos o segundos para dar un plan de acción al diagnóstico encontrado. Andamos del timbo al tambo rechazando y no aceptando las consecuencias, todos los seres humanos pasamos por estas circunstancias; como lo mencionas en el texto (nuestros padres no nos apoyaban a decidir ciertas actividades, que con el tiempo “la madures” nos lleva a observar cual es la prioridad en elegir lo correcto para nuestra vida/labor). Saludos

Responder

Eduardo Martí Diciembre 30, 2013 a las 7:33 pm

Me contenta que el escrito provocara esa reflexión en ti amigo Israel. Saludos.

Responder

HENRY LÓPEZ Diciembre 27, 2013 a las 9:21 pm

Hola Eduardo, es un gusto poder escribirte y comentarte que esta lección me ha dejado mucho para poder liberarme un poco más, trabajo en un lugar en donde la toma de decisiones es fundamental para mi país, gracias de verdad por estas lecciones tan llenas de buen material para enfrentar la vida y ser realmente libre. Muchas bendiciones y buena salud para el 2014, esperando contar con tan excelentes lecciones.

Responder

Eduardo Martí Diciembre 28, 2013 a las 12:24 pm

Me alegras Henry Éxitos en lo que haces.
Feliz Navidad

Responder

Norma Diciembre 27, 2013 a las 8:09 pm

Hola Eduardo!!!
Qué buen tema planteas para reflexionar en serio, eh???
Te aseguro que la pregunta final me dejó pensando muy seriamente en mis decisiones para el 2014….
Comparto plenamente tus conceptos y me pareció fantástico el ejemplo que utilizaste.
Pregunta: tienes pensado darte una vueltita por Argentina? Sería interesante poder participar de alguna de tus charlas.
Muy feliz año y seguimos esperando tu próximo articulo.
Abrazos!!!

Responder

Eduardo Martí Diciembre 28, 2013 a las 12:31 pm

Hola Norma… espero vernos pronto por Argentina Mi hijo está viviendo en Buenos Aires haciendo un MBA y hay planes de eventos para el 2014 por allá.
Saludos y Feliz Navidad

Responder

Norma Diciembre 28, 2013 a las 9:18 pm

Estaremos atentos!!

Gracias!!

Responder

alba guerrero Diciembre 25, 2013 a las 9:26 am

Mil gracias …..es muy oportuno y refrescante el mensaje, es un hermoso regalo de navidad leerlo hoy, además de todos los que nos regalas durante todo el año, por ello bendiciones para ti y para todos desde la web hasta sus hogares….siempre tengo pendiente sus comentarios cuando reflexiono tengo una pregunta: como influye lo emocional en la toma de decisiones? Lo emocional es una huella implicada en todas nuestras acciones, lo digo por que cuando uno posterga, o me paralizo o deja que otro decida, hay algo dentro de nosotros que lo permite, sabemos que el miedo tiene un poder, lo visceral..eso que es inconciente o cultural..etc. pero si me conozco mejor dentro de mi, puedo ser libre¡ y tomar decisiones con una actitud sin dolor, con desapego, lo digo por que estoy en un proceso y me ha costado….deje mi trabajo de 24 años de servicio y sufrí mas antes de dejarlo que luego cuando ya lo solté…¡¡¡ deseaba tener tiempo para mejorar mi calidad de vida, respirar, he inventar mi propia estrategia de experimentar mi creatividad laboral¨:::: Cual es nuestra discapacidad para ser autentico,…esa inseguridad y falta de fe en nosotros mismo, de donde viene toda esa sopa emocional.? Seguramente viene del hogar…

Responder

Eduardo Martí Diciembre 26, 2013 a las 7:54 am

No importa tanto de donde viene, lo importante es que existe y te puedes adueñar de ella.
Somos seres emocionales y debemos aceptarlo para poder vivir.
En mi caso, todo lo busco relacionar con mi sensación de Paz y tranquilidad de conciencia y bienestar conmigo.
Busco preguntarme siempre antes de hacer algo que es lo qu eme produciría la mayor satisfacción de Paz y Orgullo conmigo.
A eso le hago mucho caso.
Saludos Alba y Feliz Navidad

Responder

Antonella Bacco Diciembre 29, 2013 a las 9:49 pm

uyyy no no no que buena tu respuesta Eduardo, totalmente de acuerdo, me has dado un nuevo filtro para tomar desiciones. Gracias por estar en mi vida

Responder

Eduardo Martí Diciembre 29, 2013 a las 9:57 pm

Yo sólo lanzo ideas y alguien las recoge. Me legra que tu lo hagas.
Nuestras vidas están cruzadas!!!
Besos

Responder

Rene Diciembre 24, 2013 a las 6:06 pm

Hola Eduardo, diste en mi caso con este tema. Quedo encantado con esta reflexion. Hay muchas cosas que suceden al lmomento que deseo tomar desiciones y me gusta hacerlo, El problema no soy yo ni mi forma de pensar. Sino que existen unos motivos mas alla sobre los que estoy privado de libertad como decias en la reflexion. Estoy seguro que me vas a ayudar con esto. Saludos.

Responder

Eduardo Martí Diciembre 26, 2013 a las 7:50 am

Lo importante es que no te engañes a ti mismo. lo importante es que al final de cada decisión o no decisión sientas Paz.
Saludos Rene

Responder

Ana molina Diciembre 24, 2013 a las 2:55 pm

Hola Eduardo, me ha encantado tu reflexión sobre la importancia de ejercitar nuestra capacidad de decisión, precisamente, tomando pequeñas decisiones en nuestro día a día. Solo así podemos estar preparados para las grandes decisiones 🙂 Gracias!

Responder

Eduardo Martí Diciembre 24, 2013 a las 5:46 pm

Gracias Ana. Que bue o que me lees y te agrada. Espero que te sea de utilidad.
Feliz Navidad.

Responder

ana maria romano Diciembre 24, 2013 a las 2:18 pm

Eduardo, que enriquecedor resulta siempre leerte, porque no es sólo lo que escribes sino lo que genera en mi el análisis de tus reflexiones, por eso lo disfruto tanto. Al leer vinieron a mi dos vertientes, una es el miedo a vivir las consecuencias de las decisiones tomadas que a veces hacen que el momento de tomar la decisión se extienda en el tiempo, y que una vez tomada descubrimos que las consecuencias siempre te generan un aprendizaje de acuerdo a la actitud que asumas ante el resultado. La otra vertiente es la del respeto al libre albedrío de los seres de nuestro entorno ante las decisiones que toman o no, y es que no debemos obviar la importancia que tiene que sean ellos quienes decidan sin que les anulemos sus posibilidades erigiendonos como los poseedores de la verdad y conocedores de lo que les conviene, robandoles asi la hermosa posibilidad de aprender que todos hemos tenido cuando cometemos un “error”. Un gran abrazo amigo querido y millones de bendiciones para ti en esta navidad!

Responder

Eduardo Martí Diciembre 24, 2013 a las 9:36 pm

Caray, si yo genero esas reflexiones llenas de vertientes en ti, debo seguir escribiendo entonces. Soy yo el que aprendo al leerte a ti.
Besos grandes.

Responder

Rosa Diciembre 23, 2013 a las 3:40 pm

Hola Eduardo, este tema es oportuno siempre, no todos los días estamos consientes de que debemos ser capaces de tomar nuestra propias decisiones y lo también importante, permitir a otros hacerlo, me pasa en casa, en la oficina. no todos actúan como uno desea ni a la velocidad que uno le gustaría que fueran y por eso queremos siempre decirles que hacer, anulando su posibilidad. Gracias y felices fiesta. Para el 2014, ser libre y permitir a otros serlos también.

Responder

Eduardo Martí Diciembre 23, 2013 a las 4:44 pm

Los comentarios como el tuyo me animan a seguir escribiendo Rosa. Aprecio que te des cuenta de eso y que tengas esa buena disposición.
Saludos y Feliz Navidad.

Responder

Ivonne Diciembre 23, 2013 a las 1:20 pm

De verdad que es una excelente reflexión y me da un poco mas de firmeza con relación a mi hijo, te comento brevemente que a mi hijo de 5 años siempre le doy a escoger, que va a vestir, que quiere comer, y de hecho a él no le gusta que yo elija por el. he visto que otras personas toman a mal que yo haga esto porque me dicen que no esta en edad, pero bueno veo que no estoy tan errada.
Gracias y FELIZ NAVIDAD

Responder

Eduardo Martí Diciembre 23, 2013 a las 4:41 pm

Lo i porta te es que te sientas cómoda y en paz Ivonne. Que bueno que buscas información para hacerlo cada vez mejor y en conciencia.
Saludos y Feliz Navidad.

Responder

Eduardo Martí Diciembre 23, 2013 a las 11:33 pm

Lo importante es que te salga de bien adentro. Eso da Paz. Además aprecio que sigas buscando ideas.
Saludos y Feliz Navidad.

Responder

Néstor Arrieta Hernández Diciembre 23, 2013 a las 10:23 am

Me gustó mucho el articulo sobre la Toma de Decisiones. Es muy cierto que la mayoría de las personas (me incluyo), le cuesta tomar decisiones y especialmente las que tienen relación con su vida. Esto genera fracaso o aumenta la posibiliodad de fracasar en la vida profesiona y personal.
Tal vez la razón de lo anterior se debe a que no se tiene una visión clara de lo que se desea ser en la vida.
Cuando se tiene una clara Visión de Futuro, esto permite o facilita el poder Tomar Decisiones. Porque solo decide quien sabe hacia donde va. ESTA ES LA MÁS GRANDE DE LAS LIBERTADES, y es una enseñanza de Dios para el hombre, cuando nos dio a cada uno el libre albedrío. Dios quiere que tomemos decisiones pero tambien que asumamos las consecuencias de las mismas. Es esto lo que a la mayoría de las personas le temen. ASUMIR COMPROMISOS. Preferien que sean otros los que lo hagan para sí poder quejarse, auto lamentarse y criticar lo hecho por otros.
Son de las personas que asumen la posición de ver pasar las cosas y luego critican o encuentran defectos, pero no hacen que las cosas sucedan.

Gracias por tus articulos que me permiten seguir creciendo en mi vida profesional y personal.

Responder

Eduardo Martí Diciembre 23, 2013 a las 4:39 pm

Lo tienes muy claro Néstor.
Ahora no hay excusas.
Manos a la obra.
Saludos y Feliz Navidad.

Responder

Maria Ines Diciembre 21, 2013 a las 11:01 pm

Hola Eduardo.. Definitivamente no es casualidad que yo hoy haya leido tu articulo. Excelente reflexion en mi rol de madre y para uso personal.El dia a dia te va absorviendo y de repente te encuentras haciendo cosas y planificando en funcion de algo que nisiquiera sabes como llego. Creo que la tecnologia y el ajetreo de los dias a veces no nos permiten ser libres! Mi proposito para el 2014: ser libre!
Un beso grande y feliz navidad

Responder

Eduardo Martí Diciembre 22, 2013 a las 8:13 am

Éxitos en ese propósito María Inés.
Espero que no quede en simple declaración.
Amerita vivir en con ir con constante para pillarse. Eso es todo un desafío interesante.
Feliz Navidad.

Responder

Lourdes Mazariegos Diciembre 21, 2013 a las 10:17 pm

Gracias Eduardo por esa reflexión tan importante en este momento de mi vida, en donde tomar una decisión puede marcar mi vida, sin embargo esta reflexión me lleva a lo importante que es decidir o de lo contrario otros decidirán por mi, ¿Decides la actitud que tienes ante una situación o dejas que la situación se apodere de tu actitud?. Y la respuesta a esta interrogante la descubrí en el momento de leer tu artículo, estoy pensando en otras personas y no en mí, y estoy afrontando un problema de cual yo tengo la solución, pero la situación se está apoderando de mi falta de decisión y de mi actitud. Gracias por tu artículo tan asertivo en esta situación de vida. Bendiciones en esta Navidad.

Responder

Eduardo Martí Diciembre 22, 2013 a las 8:15 am

Si te diste cuenta de eso me haces muy feliz y este escrito tuvo sentido entonces.
Ya tienes claridad ahora falta decisión. Éxito en eso.
Feli Navidad Lourdes.

Responder

Francisco Diciembre 21, 2013 a las 12:07 pm

Hola Eduardo,de verdad q es una reflexión q refleja el presente de muchas personas q hemos tenido problemas para tomar decisiones en nuestras vidas.Esp mismo me pasaba cuando e da niño siendo sometido a las decisiones de personas mayores q yo incluyendo a mis padres.Hoy gracias a tu comentario me doy cuenta q no me estoy equivocando con mis hijos ya desde hace un buen tiempo estoy dejando q ellos decidan por sí mismos sus cosas. Gracias Eduardo por compartir todos estos temas con nosotros. Un abrazo desde Colombia.

Responder

Eduardo Martí Diciembre 21, 2013 a las 2:28 pm

Que bueno que lo uses en tus hijos y en ti. Es un tema de vida.
Feliz Navidad Francisco.

Responder

carlos salgado Diciembre 21, 2013 a las 8:56 am

Mucho gusto, interesante sus comentarios.
Esto de la toma de decidir siempre me ha parecido un tema delicado me gustaría ahondar en el, muchas gracias.
Atentamente
Carlos Salgado

Responder

Eduardo Martí Diciembre 21, 2013 a las 2:23 pm

Éxitos en esa búsqueda Carlos.
Feliz Navidad.

Responder

Eduardo Martí Diciembre 21, 2013 a las 9:54 pm

Éxitos en esa búsqueda. Saludos y Feliz Navidad.

Responder

David Diciembre 21, 2013 a las 8:04 am

Eduardo, una vez más muchas gracias por tus acertadas reflexiones, no solo sobre liderazgo, sino sobre la vida misma. Estoy muy de acuerdo con asociar la capacidad de tomar decisiones con la sensación de libertad. Para el sicólogo Víctor Frankl le fue muy sencillo poder expresar en su libro, al igual como lo hizo Nelson Mandela através de sus vivencias, dos hombres que, aunque estuvieron presos, siempre fueron libres, porque en ingles hay dos palabras que ayudan a expresar este contrasentido, y estas son Liberty y Freedom, ellos no tenían Liberty ya que estaban presos, pero tenían Freedom. Freedom es la libertad de conciencia y nadie jamás puede poner presas tus ideas, tus pensamientos, tus principios entre ellos la dignidad y la integridad, gracias a tener conciencia del alcance de tener Freedom es el porque Víctor Frankl aunque estaba en un campo de concentración Nazi separado de su esposa, la cual no sabia ni siquiera si aun vivía, todas las noches cenaba con ella, el también supo entender al igual que Nelson Mandela que “el era el amo de su destino, el capitán de su alma y desde su punto de vista ¡eso era libertad!” eso era Freedom.

Una feliz Navidad y un muy prospero año nuevo para ti y toda tu querida familia

David

Responder

Eduardo Martí Diciembre 21, 2013 a las 2:25 pm

Que bueno lo que nos aportas David. Excelente contribución. Muchas gracias.
Feliz Navidad.

Responder

diego fernando Diciembre 20, 2013 a las 9:45 pm

EDUARDO MARTI . total mente agradecido por este gran liderazgo que nos aporta para cada una de nuestra vidas al tomar las rienda sobre una accion

Responder

Eduardo Martí Diciembre 20, 2013 a las 10:30 pm

Gracias Diego. Me alegra que estés cerca dándole sentido a lo que hago. Saludos y feliz Navidad.

Responder

ana luisa Diciembre 20, 2013 a las 9:36 pm

Que en este año venidero cumplas tus metas
Un saludo muy cordial y agradecimiento por tus reflexiones
Puedo decir que la mejor decisión que tomé en mi vida es el haber decidido ser madre, y le gran sueño de mi vida se dió nació una bebita, la misma que llegó cerca de navidad y ahor ame brinda una abundancia de felicidad y lo demás vino por consecuencia
Y bueno tus reflexiones aumentaron mi fortaleza
La verdad es que cuando uno decide los problemas desaparecen y cuando la incertidumbre se apodera de uno el mal se acerca
Qué viva la navidad en familia

Responder

Eduardo Martí Diciembre 20, 2013 a las 10:29 pm

Feliz Navidad Ana Luisa.

Responder

Wayla Diciembre 20, 2013 a las 4:34 pm

Excelente artículo!
Gracias por la aportación!

Responder

Eduardo Martí Diciembre 20, 2013 a las 10:27 pm

Gracias a ti por estar cerca y leerlo. Saludos Wayla

Responder

Susana Diciembre 20, 2013 a las 3:43 pm

Me ha encantado, precisamente hace unos días compre, para mis hijos y papas, unos cuadernos de Mandalas para pintar que ayudan a aumentar la capacidad de decisión, y ahora esta valiosa herramienta que compartes….una bonita coincidencia

Responder

Eduardo Martí Diciembre 20, 2013 a las 10:31 pm

Disfrútalo Susana.
Feliz Navidad.

Responder

Anibal Diciembre 20, 2013 a las 3:18 pm

Hola Eduardo.

Muy buena la reflexion y sobretodo el ejemplo que usaste.

Para quienes tenemos hijos , lo que planteas es para evolucionar cómo padres… Lo tomare personalmente..

Gracias,

Anibal

Responder

Eduardo Martí Diciembre 20, 2013 a las 3:27 pm

Esa es la idea Aníbal. Me honra que uses la lección.

Responder

Antonio Luis Diciembre 20, 2013 a las 3:16 pm

Estimado Eduardo:
Reconozco que a la hora de decidir siempre cuesta,yo muchas de las decisiones las delego en mi esposa y por lo tanto no soy muy libre ,pero ella es feliz y ya sabes, esposa feliz vida feliz.
Un abrazo desde Chile
Feliz navidad y un siempre exitoso año nuevo
Antonio Luis

Responder

Eduardo Martí Diciembre 20, 2013 a las 4:04 pm

Jajajaja. Si Ma esposa esta feliz todo anda bien.
Feliz Navidad.

Responder

ANDRES Diciembre 20, 2013 a las 3:12 pm

Eduardo:

Espero que me respondas como dices, te escribi una reflexión importante desde Bogota-Colombia el año 2012 y me quede esperando.

La semana pasada, queria comprar tu Libro “NO MAS JEFES” en una tienda de Maiquetia; teniamos que pagar en efectivo, no tenia. Este Dciembre lo comprare y te realizare mis comentarios.

Lo mejor para el proximo año; mejor, trabajemos mejor para tener un mejor año 2014.

Saludos, Andrés.

Responder

Eduardo Martí Diciembre 20, 2013 a las 3:29 pm

Hola Andrés. Espero que estés muy bien. Por aquí ando respondiendote.
Espero que consigas el libro.
En mi oficina hay suficientes.
Saludos y Feliz Navidad.

Responder

ANA MARIA GARCIA GARCIA Diciembre 20, 2013 a las 2:56 pm

Hola muy buen ejemplo y yo creo que tiene razón como Padres nos llevamos la vida tan rápido y de prisa que apresuramos a nuestros hijos a tomar decisiones a la ligera o incluso decidimos por ellos, creo que esto me deja mucho que reflexionar sobre todo cuando salgo con mis hijas debo considerar el tiempo para ellas y el tiempo para otros compromisos que tenga
Gracias Eduardo; me a ayudado como no tiene idea.

Responder

Eduardo Martí Diciembre 20, 2013 a las 3:33 pm

Me alegra Ana María. Estoy seguro que al dedicarles el tiempo de calidad a los hijos les hará mucho bien. Pero el escrito no sólo tiene que ver con los hijos. Tiene que ver también contigo y tus decisiones.
Feliz Navidad

Responder

Rolando Jaldin Diciembre 20, 2013 a las 2:54 pm

Hola Eduardo, como siempre un placer leer tus artículos. Comparto totalmente contigo, nos es más fácil obedecer órdenes, instrucciones; seguir procedimientos… por que así nos es más cómodo echarle la culpa a alguien o al sistema, en caso de que las cosas no salgan como se quiere. Ser libres y poder decidir exige ser consecuentes, nos exige ser responsables pero también nos permite disfrutar más de nuestros éxitos y por supuesto aprender de nuestros errores. Saludos y felices fiestas de navidad.

Responder

Eduardo Martí Diciembre 20, 2013 a las 3:35 pm

Das en el clavo Rolando. Miedo a asumir las consecuencias… Que decida otro!!!
Feliz Navidad.

Responder

Jair Bolaño Diciembre 20, 2013 a las 1:37 pm

Hola Eduardo , Excelente artículo y casi que me llegó por acción divina.
He estado debatiéndome entre continuar en un empleo que no me gusta (pero que tiene muy buenos beneficios) y aventurarme de forma independiente. La razón por la cual no me decido es que “me asusta” el futuro que las consecuencias de mis decisiones pueda tocarle a mis hijos (tengo un niño de 03 años y una niña de 09 meses). Creo que si estuviera solo, hace rato hubiese mandado al diablo mi trabajo y todo lo que ello implica.

Desde hace 15 meses “No soy libre” tuve que aceptar este trabajo, porque era la “oferta sobre la mesa” y honestamente no me siento feliz …pero lo peor de todo es que se lo que debo hacer pero no me atrevo… Como tu dices, las situaciones son las que han determinado mi actitud y eso no me gusta. Ojalá después de re leer varias veces tu articulo pueda encontrar claridad en mis ideas y poner orden … Gracias

Responder

Eduardo Martí Diciembre 20, 2013 a las 3:55 pm

Entiendo tu dilema Jair. La seguridad Vs el riesgo. T ídem hay que considerar el otro dilema: Felicidad Vs Amargura. Que le vas a dejar a tus pequeños hijos?
Lo importante es que estas inquieto. Eso es vida.
Un abrazo.

Responder

MARGARITA GODOY Diciembre 20, 2013 a las 1:35 pm

GRASIAS POR ENSEÑARNOS UN NUEVO ESTILO DE VIDA Y COMO PREPARTNOS EN TODOS LAS SITUACIONES QUE SE NOS PRESENTEN
EN NUESTRA VIDA, NADIE DEBE DECIDIR POR NOSOTROS SOMOS DUEÑOS DE NUESTRA VIDA Y PODEMOS ELEGIR COMO VIVIR Y ATENERNOS A LAS CONCECUENCIAS CON VALOR Y LO MEJOR ES ACEPTAR LOS ERRORES Y APRENDER DE ELLOS

SALUDOS

Responder

Eduardo Martí Diciembre 20, 2013 a las 3:58 pm

Gracias Margarita por tu escrito. Sólo te quiero dar una recomendación. Re-escríbelo en primera persona. Habla de ti.
Eso le da una fuerza particular.
Feliz Navidad.

Responder

marisol Diciembre 20, 2013 a las 1:11 pm

Excelente, siempre me ayuda leer su escritura. Le da justo en el medio. Muchas gracias.!

Responder

Eduardo Martí Diciembre 20, 2013 a las 3:58 pm

Que bueno Marisol.
Me alegras.

Responder

juan Diciembre 20, 2013 a las 1:09 pm

buen tema, hay veces es difícil tomar una decisión cuando no tienes la capacidad y dejas pasar la oportunidad pero es mas difícil aceptar que al haberlo hecho era la mejor solución.

Responder

Eduardo Martí Diciembre 20, 2013 a las 4:00 pm

Espero que te hayas quedado pensando y reflexivo.
Saludos y Arelis Navidad Juan.

Responder

GGarza Diciembre 20, 2013 a las 12:52 pm

Hola Eduardo
Esta es la primera vez que te escribo, pero te sigo desde hace mucho, por correo, por twitter, y me encantan tus reflexiones. Muy seguido les doy RT pero lo mas importante es que trato de sacarles provecho en mi desempeño diario. Te agradezco mucho el poner al alcance de todos tu material y espero que algún día pueda conocerte en persona. Yo vivo en Monterrey, al norte de México (a 2 horas de los gringos), así que cuando tengas un viajecito para acá Dios quiera que podamos coincidir…
Te mando un afectuoso abrazo y mis mejores deseos para que estas fiestas navideñas y de fin de año las pases con las personas que mas amas y rodeado de las Bendiciones de nuestro Padre Dios.
Atte… Gerardo Garza

Responder

Eduardo Martí Diciembre 20, 2013 a las 4:01 pm

Gracias Gerardo.
Aprecio tus palabras y que te tomarás el tiempo para escribirlas. Eso habla de ti.
Feliz Navidad.

Responder

Juanjose Diciembre 20, 2013 a las 12:49 pm

Gracias, es lo más complicado saber tomar una decisión desde su me levanto a conquistar el mercado o me quedo disfrutando de la cama. Como dice en su artículo no quiero que mi hijo se quede acostado pues me mira saliendo a conquistar el mundo gracias

Responder

Eduardo Martí Diciembre 20, 2013 a las 4:02 pm

Eso tiene que ver con dar el ejemplo.
Como quieres que te recuerden?
Feliz Navidad Juan José.

Responder

Leave a Comment

Follow Me

Previous post:

Next post: