Lecciones de Vida

por Eduardo Martí


Hay momentos en la vida que vienen a sacudirnos y para poder manejarlos necesitas aferrarte a tus historias de poder y de éxito para levantarte y salir adelante. Una de mis “Tarjetas de Crédito” anímica es la que te voy a contar.

Cuando estoy de baja emocionalmente, recurro a esta historia para cambiar mi emocionalidad y colocarme en el estado en el que siempre quiero estar por elección: “Éxito y Plenitud”.

Recientemente me ha tocado recordar mi experiencia con los Sobrevivientes de Los Andes. ¿Recuerdas el suceso?… para refrescártelo, te digo que en 1972 un avión que llevaba 45  jóvenes se estrelló en la Cordillera de los Andes. Después de 72 días y desesperados ante la ausencia de alimentos y agotada su resistencia física, se vieron obligados a alimentarse de sus compañeros muertos para poder seguir viviendo. Luego de 72 días, el mundo se entera que son 16 los sobrevivientes que vencieron la muerte.

Lo que aquí te entrego son las lecciones que he rescatado en mis conversaciones con los supervivientes y después de haber ascendido a los restos del avión en compañía de dos de ellos, Ramón Sabella y Eduardo Strauch.

Así como lo lees, después de conocerlos, convencí a Ramon Sabella que me llevara hasta el mismo lugar de los acontecimientos. Nos fuimos varios egresados del Programa Internacional de Liderazgo para llenarnos de esa historia de poder. http://bit.ly/htXb50.

Resumen de mis lecciones aprendidas

  1.  La transitoriedad de la vida: ¿Acaso puedes asegurar que llegarás vivo esta noche? Hoy estamos aquí, mañana tal vez no. Esta es una verdad que no reconocemos fácilmente. Todos lo sabemos pero vivimos creyendo que llegaremos a viejos. La mayoría de las veces nos desgastamos en tonterías y temores dejando de lado lo verdaderamente importante: Vivir!. Tener esta conciencia nos lleva a valorar cada instante y disfrutar del momento “CarpeDiem”.
  2. Vive la vida sin pendientes: eso quiere decir… Haz lo que tengas que hacer pero hazlo ya!. Ama profundamente, perdona a quien tengas que perdonar, agradece a quien tengas que agradecer, reclama a quien tengas que reclamar, pero no acumules para después, ya que el después puede no existir! Los “hubiera” o los “debería” no son útiles.
  3. “Allá, en la montaña, sólo contábamos con la desnudez de nuestra existencia”, es decir, solemos llenar nuestra vida de artificios y adornos que nos impiden vernos a nosotros mismos… bien adentro!. Vivimos llenos de apariencias y preocupados por TENER. En la cordillera lo perdieron todo. Sólo les quedó su esencia. No esperemos a vivir la adversidad para saber quienes somos y que valoramos realmente. El tener no te da poder… te da poder el SER!..
  4. Todos vivimos nuestra Cordillera: cada uno de nosotros vive o ha vivido situaciones adversas, difíciles, pero todos tenemos infinitos recursos para salir de ellas. Ellos sobrevivieron porque sacaron las fuerzas internas. Somos mucho más capaces de lo que creemos o sospechamos que somos. Las adversidades sirven para recordarnos de qué estamos hechos.
  5. Ante la misma situación, cada quien elige como responder: tienes la libertad de escoger tu actitud. En la Cordillera unos se entregaron, otros lucharon. Unos reían, otros lloraban. Unos eran optimistas, otros, derrotistas. Unos vivieron, otros murieron. ¿Cómo decidimos hoy actuar ante nuestras situaciones? allí está nuestro poder de elección.
  6. “La esperanza nos mantenía con vida”: Me cuenta Ramón que era sorprendente como había gente que decretaba su muerte. Bastaba que se cansaran y perdieran la esperanza para que a los días ya estuvieran muertos.
  7. El propósito de vida alimenta la esperanza: Ramón y sus compañeros soñaban constantemente con la sorpresa qué le darían a sus familiares a su regreso, cuando éstos ya los daban por muertos. Esa alegría, ese propósito, los mantenía con vida.
  8. El reto hace al equipo: Individualmente no era posible sobrevivir. Reconocer la necesidad del otro era indispensable para enfrentar el reto de vivir. La vulnerabilidad y el sentido de urgencia les permitió hacerse equipo.
  9. Todos fueron Líderes: el liderazgo fue compartido. Cada quien tuvo sus momentos dependiendo de sus capacidades. No había ni un “capitán” ni un jefe, según las circunstancias y los momentos, el liderazgo rotaba. No había lucha de egos y una disposición constante a colaborar y practicar el “seguirazgo”. Cada quien sabía lo que tenía que hacer.
  10. Tragedia y Milagro: Una Referencia. “Invitamos a todos los que creen en la vida, de todas las religiones, a pensar que un Ser Superior guía nuestros caminos, aunque a veces sea tan difícil comprenderlo” Sobrevivientes de los Andes. Marzo 2006

 Mi comentario final: Ellos, así como muchos sucesos, nos muestran que por más difícil que sean las situaciones, ellas vienen a entrenarnos y enseñarnos algo. La vida es hermosa y está llena de tragedia para quien no sabe vivir en ellas. La vida es una amargura para quien espera estar ajeno a los problemas. Estas historias que hablan de la “grandiosidad” del ser humano, son una buena referencia de lo que somos capaces.

Mi vida está llena de Cordilleras, pero cuando recuerdo la de Los Andes, las mías son simples granos de arena.

Déjame tu comentario. Sabes que los contesto todos.

Publicado el 29 junio 2012 en la categoría Cambio, Eduardo Martí, Efectividad, emocionalidad, Éxito, expansión, Lider, Liderazgo, Poderosidad, propósito, Visión
Compártelo con otros o guardalo | 75 comentarios

{ 75 comentarios… leer a continuación o añadir uno }

ronnie septiembre 20, 2013 a las 9:09 am

Es incuestionable que tenemos recursos; fuerzas enormes…, ahora me pregunto: como se hace para hacer aparecer esas capacidades sin necesidad de llegar a una situación límite?
Gracias Eduardo por todo lo que nos compartes!
Un abrazo, amigo!

Responder

Eduardo Martí septiembre 21, 2013 a las 10:30 pm

Amigo mío, lo grande de las situaciones límites es que nos muestran de que estamos hechos y nos fortalecen. Sabe que cuentas con eso y en otras situaciones menos duras apelas a ellas.

Responder

Anabel Domínguez agosto 1, 2013 a las 7:49 am

No podria decir si todos pasaremos experiencias de supervivencia en algún momento, accidentes, catastrofes, enfermadades etc. Lo quesi es seguro es que algún vamos a morir. Mantener un espíritu hacia la vida o o el mantenernos vivos, en algunos momentos flaqueas y en otros momentos se fortalece.
Hacer equipo es bueno y compartir el liderazgo también, solo esto nos mantendra hacia adelante.

Responder

Eduardo Martí agosto 4, 2013 a las 11:13 am

Gracias Anabel… comparto lo que dices

Responder

killoquin junio 22, 2013 a las 2:56 pm

En las situaciones dificiles de la vida, o los obstaculos. Nos podiamos hacer una pregunta. ¿Cuantas personas han conseguido el exito teniendo problemas?, la respuesta es sencilla muchas, imaginemos por un momento a una persona que le faltan los brazos, como ha sido un cantante musical que toca la guitarra con los pies. Personas que pintan con la boca porque estan inmoviles de su cuerpo. Lecciones de vida, o quizas encuentros sincronicidades de la vida que nos enseñan lo que tu comentas Eduardo Lecciones de Vida

Responder

Eduardo Martí julio 2, 2013 a las 7:46 am

Todos estamos aquí en la vida para cumplir un propósito. Algunos lo buscan y encuentran, otros se hacen los locos y de repente se les aparece de porrazo. Todos tenemos algo que aprender. La pregunta no es porque nos pasa lo que nos pasa. La pregunta correcta es “para qué” nos pasa. Saludos Killoquin

Responder

Rogelio marzo 27, 2013 a las 5:34 am

valido para enfrentar los obatculos que nos depara en el camino, aprender a valorar la vida y vivirla a plenitud. gracias.

Responder

Eduardo Martí marzo 28, 2013 a las 1:22 pm

De eso se trata Rogelio. Un abrazo

Responder

Jesus marzo 22, 2013 a las 12:50 pm

Excelente articulo Josè,..ciertamente nuestros problemas son “mininusculos” delante del que vivieron los sobrevivientes….Saludos

Responder

Eduardo Martí marzo 28, 2013 a las 1:36 pm

Cada vez me convenzo que mis problemas no son nada a lo que otros le toca vivir. Eso me ayuda a encararlos mejor. Saludos Jesús

Responder

gloria enero 9, 2013 a las 6:56 pm

eduardo, gracias por tus asertivos y positivos escritos!
definitivamente la vida es dandole con nuestra actitud, y debemos creer para poder ver…poniendole corazon a todo, con la certeza de que la vida es la mejor escuela, viendo siempre lo que suma y no lo que resta!

Responder

Eduardo Martí enero 9, 2013 a las 11:00 pm

Es un constante tira y encoge. A veces arriba y otras veces por el suelo. Lo importante es saber que lo que pasa pasa por algo y sobre todo para algo. Un abrazo Gloria

Responder

Alexander Toro enero 6, 2013 a las 8:29 am

Buen día Eduardo, tu articulo al solo leerlo me peemitió reflexionar y cambiar la visión ante los obstaculos y temores que se nos presentan en la vida, que nos pueden desmotivar y desviar en el camino hacia el logro de nuestras metas y objetivos, esta historia definitivamente es digna de tener presente. Saludos, excelente articulo. Alexander Toro de Laboratorios Vargas.

Responder

Eduardo Martí enero 6, 2013 a las 10:04 am

Que bueno Alexander que nos encontramos por aquí. Me contenta que el escrito y la experiencia que allí se encierra te haya causado esa reflexión. Te mando un abrazo

Responder

jairo urdaneta enero 6, 2013 a las 5:18 am

A proposito de las religiones, es asombroso como los mismos Sacerdotes Catolicos y su gran Burocracia, sectarista y obscurantista no han acabado con ella. Tanta belleza que tiene la Biblia y en vez de demostrarla escogen fragmentos que solo tratan de mantener los dogmas y caprichos de interpretacion de un ancianisimo y transitorio lider. Que pensar de hacer preso a un funcionario por divulgar secretos del Jefe Supremo. Si estuviera vivo Cristo, ya hubiera acabado con el Vaticano con curas y todo adentro.

Responder

Eduardo Martí enero 6, 2013 a las 10:06 am

Aquí también coincidimos

Responder

jairo urdaneta enero 6, 2013 a las 5:13 am

Sin tornarse fanatico de religion o fundamentalista, solo observando la creacion podemos sentir la presencia divina. Cada uno escoge su forma de cultivarla. Yo soy cristiano, no catolico, ni sectario ni Testigo de Jehova, pero me llevo bien con todos e intercambio con ellos, las apreciaciones personales de la Biblia. Este libro, aunque sea por minima cultura, deberia leerlo poco a poco todo ser humano. Se puede empezar por los Salmos o El libro de los proverbios, a quien puede hacer dano esos?.

Responder

Eduardo Martí enero 6, 2013 a las 10:05 am

Completamente de acuerdo Jairo

Responder

juan enero 3, 2013 a las 6:38 pm

gracias eduardo sus artículos son excelentes y motivadores Dios lo continue usando para dar animo aquellos que creen que no hay esperanza

Responder

Eduardo Martí enero 3, 2013 a las 7:17 pm

No se bien si esa es mi tarea pero hago lo que me sale muy de adentro. Gracias Juan y lo mejor para ti

Responder

Carlos Jara diciembre 30, 2012 a las 2:08 pm

Exlente reflexión. Saludos

Responder

Eduardo Martí diciembre 30, 2012 a las 6:03 pm

Gracias por leerlas Carlos. Buen provecho

Responder

Samadar septiembre 20, 2012 a las 8:48 am

Muy buenas las lecciones, pero que triste no, que hayan tenido que vivir ese incidente para comprender verdades de vida esenciales y fundamentales. hay muchas formas de aprender, pero Que triste que a veces los seres humanos tengamos que aprender las lecciones dandonos golpes…
Gracias por compartir estas lecciones…

Responder

Eduardo Martí septiembre 22, 2012 a las 8:06 am

Es en la tormente que se forma el marinero experto. Las crisis nos forman y enseñan. Lo lamentable es que queramos vivir la vida sin problemas y en una permanente tranquilidad. Ellos tuvieron sus cordilleras y nosotros las nuestras. Nos toca aprender de ellas. Saludos Samadar

Responder

Luz septiembre 19, 2012 a las 2:43 pm

Vivir el “aquí y ahora”; borrar todos nuestros pendientes; cada uno de nosotros tenemos la capacidad de salir adelante en las adversidades, pero debemos ser conscientes de ello y tomar las riendas; entre otros mensajes valiosos son los que me regala tu escrito.
Gracias por compartirlo con el mundo y fortalecer nuestro entendimiento de la vida. Siempre habrá ocasiones en las que deberemos tomar el control y tomar decisiones, la actitud que tome ante ellas DEBERÁ ser positiva para llegar a un buen puerto… Palabras valiosas para abrir el horizonte de mis hijas. Quiero imaginar lo fácil que habría sido todo este tiempo si desde pequeña alguien me compartiera estos conceptos.
Muchas Gracias.

Responder

Eduardo Martí septiembre 19, 2012 a las 4:46 pm

Creo que tienes un propósito por delante al escribir tu comentario. Lo aprecio mucho. Te mando un abrazo mi leal Luz

Responder

Aurora Mauleón septiembre 7, 2012 a las 6:55 pm

Hola Eduardo, gracias por permitir que nos acerquemos a reflexiones como ésta. Me ayuda e invita a continuar reflexionando en lo finito de la vida presente y a vivir a plenitud mi aqui y ahora, ya que sólo somos “dueños” del presente inmediato el mañana no lo conocemos, estoy de acuerdo en que lo que vale es el ser y no el tener, porque el tener es efímero y el ser es el que perdura.
También me invita a vivirme siendo feliz, no permitiendo el que me dañen ya que me dañan si lo permito.
Nuevamente gracias.

Responder

Eduardo Martí septiembre 10, 2012 a las 8:03 am

Que bueno Aurora lo que descubres en el escrito. Me contenta mucho.

Responder

Roselin septiembre 3, 2012 a las 8:35 am

Eduardo muy inspirador este mensaje, el cual me llevó a revisar mis cordilleras y la forma en la cual las estoy asumiendo.
Es un regalo poder leer estas líneas que pude extrapolar a mi aquí y ahora.

Responder

Eduardo Martí septiembre 3, 2012 a las 2:24 pm

Todos tenemos cordilleras y todos tenemos recursos inexplotados para superarlas. Tenemos que empezar a creer en nuestras fortalezas. Saludos Roselin

Responder

Jorge septiembre 2, 2012 a las 8:21 am

Y he leido este articulo y otros que publica por este medio, solo los he leido peo no he realizado muchos comentarios.

El planteamineto de la vida desde otra expectativa, desde otro angulo, al que estabamos acostumbrados a ver y luego de analizarlo personalmente asumir que tiene sentido, por ejemplo: asumir la esperanza como motivo de vida, segun lo plantean los dos sobrevientes lo baja del nivel que lo plantea la religion a un nivel humano y real un experiencia que puede ser aplicada a nustras vidas….

gracias

Responder

Eduardo Martí septiembre 2, 2012 a las 3:34 pm

Todo es relativo a la realidad de cada quien. Nada es determinista y tenemos el libre albedrío de escoger nuestras respuestas responsablemente. Yo solo muestro la mía y la de los sobrevivientes. Te mando un abrazo Jorge

Responder

Stephany Ayala Romero agosto 9, 2012 a las 1:03 pm

El acontecimiento es muy reflexivo y nos invita a vivir cada segundo de la mejor manera, ya que no sabemos cuando dejaremos de existir. Es importante decir que la muerte no tiene edad, a cualquiera le puede llegar en cualquier momento; hoy estamos aqui, mañana no sabemos. El mañana es incierto.
La vida es hermosa, pero hay quienes piensas que es injusta por los problemas.
El haber leido la historia me ha hecho pensar que los problemas son parte de la vida, al igual que las alegrias y triatezas. Asi que, si temenos problemas tratemos de ver el lado positivos de ello y solucionarlos. Somos capaces, es cuestion de proponernoslo.

Responder

Eduardo Martí agosto 10, 2012 a las 10:54 am

Todo sucede para algo. Lo importante es reflexionarlo y sacarle lecciones. Ser feliz es mas una decisión que una consecuencia de lo que acontece. Un abrazo Stephany

Responder

Flor de Maria agosto 8, 2012 a las 6:42 am

Muy interesante las lecciones que anota y a la vez nos hace reflexionar que realmente lo mas importante es la esencia del ser humano; que la vida solo puede ser un dia o muchas decadas lo importante es vivir sin dejar nada para despues ; la buena actitud frente a las adversidades por mas fuertes que sean nos mantienen activos a conseguir el proposito y sobre todo creer que existe un Dios a quien nos encomendamos, que nos da la fuerza y el poder para seguir adelante con valentia.
Mil gracias por esta nota Eduardo, que Dios te bendiga .

Responder

Eduardo Martí agosto 8, 2012 a las 8:34 am

Gracias Flor por tu comentario que encierra la reflexión pertinente. Me gusta cuando hablas de la buena actitud ante las adversidades. Se dice fácil pero nuestro esfuerzo debe ser aprender a elegir el estado de ánimo apropiado. Gracias de nuevo

Responder

Rossana julio 15, 2012 a las 11:01 am

Muy aleccinador!! conocía la historia de los Sobrevivientes de los Andes, pero nunca me detuve a pensar que realmente en la vida se nos presenta este tipo de adversidades cada dia, todos tenemos nuestras cordilleras individuales pero solo la fe, la esperanza en nosotros mismos nos harán trascender esas montañas.No importa cuantas veces caemos, lo importante es levantarse y continuar con mas fuerza.Un abrazo amigo

Responder

Eduardo Martí julio 24, 2012 a las 8:53 am

Otro abrazo para ti amiga

Responder

Jannet julio 11, 2012 a las 10:54 am

Me gusto recordar este incidente q me muestra la insignificancia de mis problemas actuales, me sirvio para recargar mis energias y recordar el camino q eleji y los objetivos q me traze … gracias por estas acertadas formas de recordarnos la fuerza poderosa q tenemos dentro cada ser humano

Responder

Eduardo Martí julio 24, 2012 a las 8:51 am

Que bueno Jannet

Responder

Abner Pantoja julio 10, 2012 a las 4:50 pm

Sinceramente revisando mi vida debo decir que no me ha sucedido algo que haya puesto en riesgo mi vida. La misma ha sido en verdad muy tranquila y no por ello he abandonado mi ferviente deseo por aprender.

Supongo que no es necesario pasar por una situación adversa para “reaccionar”. El simple hecho de estar aquí en la tierra ya marca un reto no solo existencial sino en la propia evolución del ser.

Responder

Eduardo Martí julio 24, 2012 a las 8:50 am

Claro que no hay que pasar por esas situaciones extremas para valorar la vida. Pero cuando llegan, trae ese fabuloso efecto. El simple acto de reverenciar los hechos que le suceden a otros, pueden servirme a mi. Saludos Abner

Responder

israel julio 5, 2012 a las 4:50 pm

Buenas Tardes Sr. Eduardo, una nueva leccion mas. Verdaderamente cuando pasamos por problemas menores, pensamos que el mundo se nos viene ensima. Pero cuando escuchas estas historias simplemente dices; mi problema es una miniatura. Hoy en dia estoy pasando por un gran reto que me he propuesto y saber que a mitad de camino queria salir corriendo porque el temor mas gran era pensar (si me iba a salir bien). Muchas veces pensamos en los demas y no, en nosotros mismo. Y esta frase es muy cierta “El tener no te da poder… te da poder el SER!.. Es por esto que si te centras el algo que realmente quieres ser, poco a poco se crea y exitosamente lo llegas a tener. Saludos

Responder

Eduardo Martí julio 5, 2012 a las 4:55 pm

Gracias Israel… agrego que no es asunto de si mis problemas son mas o menos grande que los otros. Solo diría que todos tienen solución si los encaramos con la grandeza que existe en nosotros… en cada uno. Un abrazo

Responder

Lisseth julio 4, 2012 a las 7:57 am

Hola Sr. Eduardo gracias por compartir esta historia me hizo reflexionar sobre mi vida actual uno cree que nos retos son muy grandes, en este momento le doy gracias a Dios por que ese grupo quedo vivo para llevarno este ejemplo y darnos un enfoque mas claro gracias gracias gracias

Responder

Eduardo Martí julio 5, 2012 a las 4:53 pm

De nada, de nada, de nada… :-) Gracias a ti Lisseth por estar aquí y dejar tu comentario.

Responder

Jose Manolo Guerrero julio 3, 2012 a las 7:17 pm

Hola Eduardo, espero que te encuentres bien, gracias una vez mas por llenarme de entusiasmo, esta historia la vivi junto a Carlisto , CHE que estuvo una vez en Venezuela y mas alla del tema comercial, son experiencias de vida unicas y somos privilegiados cuando estas se topan en nuestro camino, fortaleza, teson y perseverancia son las cosas que he aprendido contigo y tu equipo. Saludos a Gloria y todo tu gente, Ahora estoy en Brasil con una nueva corporacion y se que vamos a trabajar juntos. Dios te bendiga y un abrazo . Jose

Responder

Eduardo Martí julio 3, 2012 a las 10:42 pm

Que bueno saber de ti. Te deseo éxito en tu nuevo emprendimiento. Le daré tus saludos a Gloria. Un abrazote

Responder

Gabriela julio 2, 2012 a las 6:17 pm

Hola, gracias por la reflexión, hoy es el día adecuado para leerla, siempre las cosas suceden por algo. Mi esposo un hombre inteligente, responsable y leal fue finiquitado después de 20 años de laborar en una empresa, no lo considero una injusticia, pero a pesar de esos atributos y de ser un hombre jóven de 45 años, al parecer ya no es “rentable”, eso si me parece triste y preocupante, lleva casi un año ingresando solicitudes.
Considero que su potencial le permitirá encontrar alternativas, y que su cordillera con una actitud positiva, fe y trabajo, será un grano de arena.

Responder

Eduardo Martí julio 3, 2012 a las 10:43 pm

Recuerda que no hay mal que por bien no venga. La actitud lo es todo. UN abrazo

Responder

Gloria Lucia julio 2, 2012 a las 3:57 pm

Esta publicación es muy enriquecedora, porque todos pasamos por cordilleras que creemos no poder vencer y el poder salir va a depender de la actitud que tomemos ante el problema, concuerdo contigo Eduardo, cada quien elige como responder, debemos encontar la fortaleza que hay en nuestro interior, abandonar nuestros ego y dejarnos guiar por la misericordia de Dios

Responder

Eduardo Martí julio 3, 2012 a las 10:44 pm

Completamente de acuerdo. Que bueno que estas por estos lados compartiendo

Responder

saul miranda julio 2, 2012 a las 1:03 pm

Es una excelente reflección, sobre todo cuando nos ponemos a pensar en que no somos los únicos a quien le pasan cosas, o que solo nosotros tenemos problemas. Lo que en realidad marca la diferencia es, como vemos las cosas que nos pasan, porque quizá otra persona esté pasando por lo mismo o algo peor de lo que estamos pasando nosotros y se le ve que anda tranquilo, no porque no tenga problemas, sino porque entiende que con molestarse o enojarse, las cosas no se van a solucionar, es decir, prefiere estar tranquilo porque sabe que en ese estado podrá pensar mejor en una solución a sus problemas. Creo que los sobrevivientes de los Andes no se centraron en la adversidad, sino en como podían salir de ella, y finalmente lo lograron,… claro, también con la ayuda de Dios.

Responder

Eduardo Martí julio 3, 2012 a las 10:46 pm

La ayuda de Dios siempre estará presente pero nos toca a nosotros saber usarla y estar abiertos a recibirla. Los sobrevivientes, algunos se enfocaron en la adversidad y a lo mejor por eso no salieron, pero quienes si, estaban enfocados en salir. Un abrazo

Responder

Rosa Rojas julio 2, 2012 a las 12:33 pm

Ciertamente las adversidades de la vida transforman al ser humano si es que las sobrevive, sin embargo es necesario no olvidarlas para que nos sirvan de combustible para el alma sin que tengan que ser una tortura, todo eso es un proceso lento y que requiere de madurez emocional, debemos cambiar para cambiar nuestro entorno y convertirlo en cómplice de nuestro éxito y felicidad y romper esos arquetipos de que si la vida nos da algo bueno mas adelante nos cobrará, es al revés hay que arrancarle a la vida los placeres y retenerlos con celos…tenemos derecho a ser felices y sólo nosotros podemos darnos ese placer.

Responder

Eduardo Martí julio 3, 2012 a las 10:47 pm

Ese es nuestro derecho y sobre todo, nuestro deber.

Responder

Lil julio 2, 2012 a las 9:58 am

Gracias por estas lecciones; de vez en cuando debemos tenerlas presente. Personalmente, cuando siento baja mi energía emocional me viene a la mente el Holocausto… Si muchos de ellos pudieron sobrevivir a esa aberración, por qué no puedo remontar yo mis ‘granos de arena’?.

Responder

Eduardo Martí julio 3, 2012 a las 10:47 pm

Asi es mi querida Lili

Responder

Mariana González junio 30, 2012 a las 2:30 pm

Este mail me llego en este momento que con las dificultades que he presentado en estos dos últimos años pienso que día a día no encuentro una salida que me haga crecer como profesional, se que hay que luchar por lo que deseas y sueñas, pero ante todo tienes que aprender a confiar en tí mismo y el desanimo me hace casi, casi desfallecer, cuantas personas sufren más que nosotros y salen adelante, porque entonces nos cerramos a las oportunidades de mejora. Gracias Eduardo Martí, por este correo es un gran ejemplo de que todo se puede realizar mientras se tenga salud, deseos de superación y a Dios.

Responder

Pierre junio 30, 2012 a las 12:52 pm

Hola Eduardo,
Gracias por su réflexion ! Me recuerda lo que escribio Nietzsche : “En la escuela de la vida, lo que no me mata, me fortalece”. Y supongo que el quien tiene algo o alguien por que vivir, es capaz de sobrevivir a situaciones dificiles.
Un saludo desde los Alpes franceses.
Pierre

Responder

Héctor Rojas H. junio 30, 2012 a las 12:27 pm

Eduardo, cuando dices las circunstancias son las mismas, uno elige como relacionarse….es una verdad, pero mucho mas potente es el darnos cuenta, el ver, que solo estamos y solo somos….Uffff….abre la mente, dispone el corazón y se desbordan los ojos de emocionantes y asertivas lagrimas…
Gracias amigo….Un abrazo y Pura Vida para ti…..

Responder

ada junio 30, 2012 a las 11:08 am

Excelente mensaje para reflexionar, a veces nos quejamos por cosas tan sencillas, mientras en el mundo hay tanto dolor, tantas necesidades, tenemos que acercarnos a Dios para que nos de sabiduria y un corazon de carne.

Responder

alexis junio 30, 2012 a las 10:31 am

La circunstancias nos enseñan cada momento de la vida; que buena reflexión, porque hay circunstancias que simplemente te ponen a eligir bajo un situación difícil, que cara le vas a poner y dependiendo como la enfrentes, terminas favorablemente o no? pienso que todo depende como veamos y califiquemos las situaciones inesperadas que encontramos día a día.

gracias! por la reflexión.

Responder

Rosalynn Ceballo junio 30, 2012 a las 9:13 am

Excelente reflexion, ciertamente vivimos un dia a dia tan agitado, que no nos permite ver nuestro interior y descubrir nuestras fortalezas y apreciar nuestras bendiciones, los problemas y preocupaciones a veces nos invande y nos ponen una venda que no nos permite ver mas alla, pero en esta reflexion o leccion de vida, podemos rescatar lo perdido, apreciar lo que tenemos hoy, disfrutarlo con pasion y reconocer que los momentos dificiles que atrevasamos, son los que nos hacen fuerte y forjan nuestro caracter (por tanto al final son hasta necesario). Bendiciones y muchas felicidades por esta enseñanza de vida!!!

Responder

Eduardo Martí junio 30, 2012 a las 9:22 am

Excelente reflexión… me contenta haberla provocado en ti. Muy buena… besitos Rosalynn

Responder

Marcelo Patrono junio 29, 2012 a las 11:01 pm

Excelente reflexión Eduardo! Muy buenas las claves de enseñanzas aprendidas de semejante tragedia! Una crisis te puede aplastar o matar o ser una plataforma de lanzamiento para llegar a manifestar un recurso oculto, un tesoro escondido dentro nuestro, una cualidad inesperada que nos lleva a logros impensados y extraordinarios. Qué experiencia enriquecedora es conocer gente así, conversar extensamente y nutrir el alma y emocionarse como un impulso de cambio de vida, de actitud y mentalidad. Abrazo afectuoso de éxito y gracias!

Responder

Eduardo Martí junio 30, 2012 a las 7:15 am

Mi amigo Marcelo, que bueno leerte. Recuerdo nuestro encuentro en Chicago y de vez en cuando me tropiezo con la foto. Gracias por tu comentario tan acertado. esa es la idea del escrito. En cuanto a la experiencia, para mi ha sido marcadora. Un abrazote.

Responder

Yoan junio 29, 2012 a las 9:57 pm

Me llega en buen momento… gracias por publicar esta maravillosa reflexión.

Responder

Eduardo Martí junio 29, 2012 a las 10:37 pm

Excelente coincidencia Yoan… espero que te sea de utilidad. Éxitos y esperanza

Responder

Eucaris junio 30, 2012 a las 6:07 am

Las cordilleras nos permiten reflexionar y valorar lo bueno que nos da Dios de la vida y es allí donde vemos que nos sobran dedeos en las manos parar contar los malos momentos de nuestra vida.

Responder

Eduardo Martí junio 30, 2012 a las 7:20 am

jajaja ta´bueno Eucaris. Coincido que estamos bendecidos hasta en los malos momentos porque nos hacen bien. Cariños.

Responder

chabuca junio 29, 2012 a las 9:04 pm

Excelente a veces nos ahogamos en un vaso de agua y no pensamos que hay otros problemas mucho mayores a los nuestros, Gracias Eduardo por hacernos reaccionar y saber aceptar y afrontar cada montaña que se nos presenta.muchas gracias por tus lecciones maravillosas BENDICIONES.

Responder

Eduardo Martí junio 29, 2012 a las 10:36 pm

Gracias a ti por tan emocionadas palabras. La idea no es solo comparar mis tragedias con las de otros. Lo verdaderamente importante es saber manejar las nuestras, pequeñas o grandes. Saludos Chabuca

Responder

Robert Ciutinho junio 29, 2012 a las 8:58 pm

Eduardo excelente reflexion, muchas de ellas las llevo al salon de clase en la Universidad donde imparto clases y recomiendo tu blog. Exitos compañero!!!

Responder

Eduardo Martí junio 29, 2012 a las 9:00 pm

Que bueno Robert. Este seguirá siendo un espacio para encontrarnos. Saludos

Responder

Déjanos tus comentarios

Marca para recibir por e-mail respuesta y otros comentarios

Publicación anterior:

Siguiente publicación: