¿Dudamel y Eduardo Martí?

by Eduardo Martí


El artículo que les entrego en esta ocasión no es mío, es de un Consultor mexicano que merece todo mi respeto. Lo conocí a principios de año y ya nos hemos juntado tres veces a pesar de vivir en países distintos. Aunque él habla de mí en su escrito, realmente habla de él y de su grandeza. Merece que conozcas su historia.

Al final, deja tu comentario por favor. Los apreciamos mucho.

Saludos

Eduardo MARTÍ

—————–

¿Qué tienen en común el Gran Director de Orquesta DUDAMEL y EDUARDO MARTI?

¿Cuál es la persona que más admiras y estarías dispuesto a hacer todo por conocerlo?

Con esta pregunta se inició una interesante conversación con un gran líder en medio del Programa Internacional de Liderazgo, en mi reciente visita a Venezuela, y recibí como respuesta: “al gran músico Dudamel”. Yo le respondí: Así como tú tienes vivo ese sueño, y en el fondo tal vez lo ves muy lejano, en el año 2007, la sincronía de la vida me hizo conocer virtualmente a Eduardo Martí. Desde ese momento surgió en mi el sueño de conocerlo, y aprender de él su particular manera de influir, entusiasmar y liderar a los demás.

Reconozco que en el fondo veía muy lejano ese sueño que se apoderó de mi. Algo me decía que era un sueño más, que no se iba a hacer realidad como muchos otros que tenía. Llegó el final del año 2007 y sólo seguía a Eduardo desde la pantalla de una computadora. Si deseaba encender mi motivación, sólo bastaba aplanar una tecla para repetir nuevamente sus cortos videos en YouTube.

Era una manera de estar aprendiendo extractos de su filosofía, y así paso el año 2008, 2009, 2010 donde cada vez veía más lejos el sueño de conocerlo y aprender de él personalmente.

Pero las “causalidades” de la vida me llevaron a un enlace en internet, donde se estaba promocionando su XVIII Programa de Liderazgo Internacional, y declaro que lo que más me hizo revivir mi objetivo fue el texto que leí, “liderar, influir, entusiasmar, persuadir, inspirar son competencias que toda persona debe desarrollar”. Eso era exactamente lo que yo quería aprender y hacer en mi vida, ahí estaba la oportunidad.

Sin saber lo que estaba diciendo me atreví a comentarle a uno de mis amigos más cercanos que iba a tomar un curso de liderazgo con Eduardo Martí, y digo que sin saber lo que estaba diciendo, porque yo estaba en Ciudad Valles, San Luis Potosí, México, y el Programa se desarrollaría en Caracas, Venezuela, algo realmente no muy cerca.

Reconozco que al principio hice esta declaración pero una parte de mí me decía que iba a suceder como en muchas otras ocasiones, todo se iba a quedar en un intento más de lograr algo que quería, algo que muy constantemente me sucedía, nunca pensé en los obstáculos que iba a encarar, y eso fue excelente pues de lo contrario hubiera desistido.

No fue sino hasta el momento de comenzar a planear el viaje, que me di cuenta del tamaño de la situación.

Voy a enumerarte los obstáculos que afortunadamente no vi en el inicio:

 1. No tenía pasaporte, pues no había tenido necesidad de hacer un viaje internacional, y además eso de tramitar documentos y hacer largas filas a mi me estresa demasiado, (aquí se incluye: solicitar información en la dependencia indicada, tomarme las fotografías tipo pasaporte, regresar a la dependencia a llenar formatos, ir al banco a pagar el costo del pasaporte, esperar 3 días para que me llegara el pasaporte, en fin todo esto, pero finalmente ya tenía el pasaporte en mis manos).

2. No sabía ni cómo iba a hacer para recorrer esas 2.351 millas náuticas hasta Venezuela, (pensé en una agencia de viajes, y ahí me tienes buscando la agencia más conocida y por lo tanto confiable, y solicitando asesoría para viajar a Venezuela).

3. No tenía ni idea del costo económico para cumplir mi objetivo, (hice uso de la mayor parte de mis ahorros).

Ahora me doy cuenta que superar el obstáculo número 1 me llevo al siguiente y así sucesivamente, cuánta razón tenía Benjamín Franklin al afirmar: “Un camino de mil millas comienza con el primer paso”, y pues ahí me tienes con boletos de avión en la mano, pasaporte, ahorros, y mi maleta llena de ropa, y de ilusiones de aprender del que para mí, es el mejor.

No me importó hacer las 10 horas vía terrestre para llegar a la Ciudad de México. De la terminal terrestre al aeropuerto, no me importó cargar maletas en el metro para no pagar taxi y economizar. No me importó esperar 5 horas en el aeropuerto antes de poder documentar mi equipaje, ni bajarme del avión en Bogotá, y esperar casi 3 horas para posteriormente volverme a subir a otro avión que me llevaría hasta Caracas, además, no me importó el temor a lo no conocido.

Todo esto valió el esfuerzo, pues a mi sueño ya le estaba llegando su hora, finalmente el 16 de febrero de 2011, me encontré con Sr. Eduardo Martí, y efusivamente lo saludé con mucha alegría y un abrazo muy fuerte. Dentro de mi había una indescriptible satisfacción, orgullo, por haber logrado mi objetivo. Los días siguientes fueron de arduo aprendizaje, entusiasmo y motivación.

Nada fue fácil para mí. Sentía temor pues todo era desconocido, pero me doy cuenta de que cuando se tiene un sueño y estás decidido a hacerlo realidad, puedes superar todo obstáculo si mantienes firme tu mirada en lo que quieres y te atreves a hacer lo que tengas que hacer para verlo hecho realidad.

No importa que al principio todo parezca imposible, hay algo que con lágrimas de satisfacción y orgullo afirmo: “Si tu sueños están relacionados con tu propósito de vida no importa los obstáculos”, hay que atreverse, hay que arriesgarse, hay que dar el primer paso, hay que vencer el miedo, y te darás cuenta de que en tus manos está eliminar las 2 primeras letras de imposible. Son sólo 2 letras, pero a mí me costó mucho, sin embargo, ahora siento gran satisfacción, alegría, emoción y mucho valor para lograr convertirme en un reconocido consultor empresarial de talla internacional. Tenía a Eduardo Martí como ejemplo. Tenía ahora su amistad y sus deseos de apoyarme, y lo más importante: tenía mucha más confianza en mi por haber logrado superarme a mi mismo.

Termino este escrito celebrando lo que descubrí: Si se puede lograr lo que anhelas. Celebro en mí la sensación que este logro me produce: el incremento de mi confianza y seguridad para continuar dándole forma a mi propósito de vida.

Te invito a que te acerques más a lo que deseas. Mi invitación para ti es que te atrevas a soñar en grande; nunca te detengas a ver los obstáculos, vas a encontrar muchos. Lucha por lo que quieres. Haz lo que tengas que hacer para acercarte a lo que quieres. No te vayas de este mundo sin descubrir y desplegar tu verdadero poder personal de hacer que las cosas sucedan. Sólo así empezaremos a dejar este mundo mejor de cómo lo encontramos y empezarás a vivir con mayor plenitud.

Definitivamente alguien en el mundo quiere conocer al gran músico Dudamel, así como también alguien en el mundo quiere conocer a Eduardo Martí y lo está logrando o ya lo logró como yo. Después de esa ocasión, ya he estado en 2 Programas más de Liderazgo aprendiendo de la mano de Eduardo Martí.

Y la vida ha sido tan generosa conmigo para que logre mis sueños, que recientemente tuve a Eduardo para mí solo, compartiendo su habitación de hotel conversando largamente, prácticamente le hice una entrevista. Hablamos mucho sobre temas como la Paz y la Felicidad… pero eso, es una historia digna de otro artículo.

Enrique Hernández
México.  Noviembre 2011

{ 63 comments… read them below or add one }

aldo campos febrero 18, 2013 a las 10:46 am

hola señor Eduardo Marti , mi nombre es aldo campos, estaba buscando ayuda o motivacion personal. pues soy estudiante de ing. mecánica y me he sentido un poco frustarado al no obtener buenos resultados en mi carrera, lo e intentado muchas veces pero siempre llego un punto donde me rindo, esta vez lo estoy intentando de nuevo y empece muy motivado especialmente por Dios pero nuevamente estoy en ese punto critico y de verdad no quiero abandonar, entre en la univ. en el año 2007 me he retirado 3 veces, quisiera alcanzar mi meta usted podria ayudarme? ah y tambn quiero algunos consejos aserca del liderazgo ps soy un lider en una iglesia y pienso que un lider debe demostrar lo habla

Responder

Eduardo Martí febrero 21, 2013 a las 9:42 pm

No hay fórmulas mágicas Aldo. No creo poder apoyarte con ideas ligeras. Sin embargo, debo felicitarte. Estás consciente y estás pidiendo ayuda. Eso ya es grandioso.
Lo que te puedo decir es que busques preguntas y leas las cosas que ya antes he publicado aquí. Puede ser que encuentres respuestas. Un abrazo

Responder

Luz octubre 3, 2012 a las 11:46 am

Eduardo, Enrique: Muchas gracias por compartir esta experiencia. Me atrevo a decir que cada persona en el mundo tiene un sueño pendiente por cumplir y sólo hace falta dar el primer paso, como en la cita que utilizó Enrique (me siento orgullosa de que seas mexicano y que hayas emprendido esta gran aventura para ser “consultor empresarial” ¡¡¡¡BRAVO!!!!).

En mi experiencia particular, todo estaba predestinado para que fuera una ama de casa gorda y amargada, pues en el ambiente que crecí no había muchas expectativas. El apoyo y el impulso que nos dieron nuestros padres (somos10 hermanos) me ayudaron a romper el círculo y logré terminar una carrera profesional, de la que me siento orgullosa y que me da la posibilidad de vivir bien, pero sobre todo, la satisfacción de hacer lo que me gusta.

En mi vida, cuando he soñado con algo mejor me digo: “Atrévete a ser grande” (lo escuché cuando era “más” joven y lo aplico como grito de guerra, jajajajaja) y comienzo a quitarme los miedos, la desidia y los estorbos para lograr mi siguiente meta… Es difícil pero cuando obtenemos la recompensa se siente como entra el aire a nuestros pulmones y “nos inflamos como pichones”, que sensación tan reconfortante.

Responder

Eduardo Martí octubre 7, 2012 a las 2:22 pm

Upaaaa que maravilla de escrito… que ejemplo al romper el circulo y darle rumbo a tu propio destino. Me gustó eso de “inflarnos como pichones”. Es una imagen que expresa lo que se siente al ir tras los sueños… se siente bien. Un abrazo Luz

Responder

Luz octubre 9, 2012 a las 4:43 pm

Eduardo, me siento tan contenta de que nos des un tiempo y respondas nuestros mensajes. Eres genial, también te mando un abrazo desde México, Distrito Federal.

Responder

Eduardo Martí octubre 10, 2012 a las 9:28 pm

Como no hacerlo? Yo aprecio mucho tu compartir en este espacio. Un abrazote

Responder

David enero 9, 2012 a las 3:09 pm

Gracias por publicar la historiaa, la verdad es que vivo en una situacion parecida, unicamente leo todos tus articulos por internet, pero me gustaria poder conocerlo.

Responder

Eduardo Martí enero 10, 2012 a las 8:20 am

Es cuestión de tomar la decisión. Lo demás empieza a aparecer. No es cliché cuando se dice que los límites están en la cabeza. Espero poder encontrarnos y escribir una nueva historia. Saludos David.

Responder

adilen barrios diciembre 13, 2011 a las 9:20 am

hola eduardo, me conmueve de verdad ese encuentro, te lo digo por q cada vez q recibo una notificacion de tus correos, me da mucha alegria y me llenan, me inmagino ese abrazo q te dio dudamel al verte wuao…te deseo que sigas asi con esa manera que tienes para entrar en nuestros corazones, te aprecio, un abrazo.

Responder

Eduardo Martí diciembre 13, 2011 a las 12:09 pm

Que bueno que tu estás allí para leerme y que te produzca esa alegría. Saludos Adilen

Responder

israel diciembre 6, 2011 a las 5:16 pm

Todos los seres humanos soñamos con alcanzar el exito, ya sea como jugadores o empresarios. Y la mayoria de las veces no se logran es por ese miedo tan terrible que nos siembran desde pequeño, a caminar en lo desconocido – solo nosotros colocamos esa barrera en nuestro camino; de verdad este articulo te hace madurar y experimentar por tu cuenta, no esperar a que los demas actuen para ver como les va, comienza primero para que seas el espejo/luz de aquellas personas que te decian: nos vas a poder o es muy dificil… claro que Si se puede. Estos personajes como eduardo y gustavo, son Venezolanos y “Genios” que dia a dia han marcado la diferencia entre el poder y hacer el bien… Feliz Tarde

Responder

Eduardo Martí diciembre 12, 2011 a las 8:20 pm

Me gustó eso Poder y hacer el Bien. Gente poderosa para el bienestar. Gracias Israel

Responder

Alfredo diciembre 6, 2011 a las 3:53 pm

Esta historia de ¿Dudamel y Eduardo Martí?, trae a mi recuerdo un pasado reciente, hace tan solo cuatro meses mi vida transitaba sin ningún rumbo, esperando solo que algo positivo pasara y le diera un cambio vertiginoso a los días. Conocía mi potencial pero no sabía cómo usarlo ni en que aplicarlo para que todo mejorara. Veía mi pasado desde lo que no había hecho y me había traído al punto en el que me encontraba; pero obviaba, que todo en la vida ocurre por CAUSALIDAD y no por casualidad.
Mi sorpresa llegó al conocer a un gran LIDER, cuyas palabras y metáforas me hacían ir más allá de los dogmas que hasta ese momento para mí eran totalmente obvios. En ese momento, tal cual ocurre en cualquier mañana de una semana laboral sonó un despertador llamado Eduardo Martí!!!
Y tal como quien escucha ese sonido y salta de la cama dispuesto a transitar el día, así empezó mi sueño…
Aprender del mejor, potenciar el líder que cohabita en mí, aprovechar mis fortalezas y cualidades naturales para ayudar a los demás a descubrir y potenciar las suyas, por eso hoy digo:
Los SUEÑOS son el motor que enciende nuestra voluntad de luchar y emprender, son ellos las piedras fundacionales del éxito…
Así mismo ahora me digo TODO lo que se hace desde la pasión, de lo que nos agrada y nos motiva, se hace fácil y no es una carga.
Saludos Eduardo y siempre agradecido por ese despertar vocacional

Responder

Eduardo Martí diciembre 12, 2011 a las 8:26 pm

Me conmueve tu escrito estimado Alfredo como me conmueve todo lo que has seguido haciendo después de conocernos. Yo creo había un gigante dormido dentro de ti, yo solo llegué en el momento que se estaba despertando. Lo que si creo es que ya no se dormirá más, será indetenible. Además, quiero seguirte viendo y comprobar como se expanden esas potencialidades tuyas. Un gran abrazo Alfredo

Responder

Nayeli noviembre 29, 2011 a las 7:55 pm

Felicitaciones siempre es una dicha conocer personas inspiradoras dignas de verlas como un ideal de vida… Mi frase favorita: ” Apuesto al éxito…El fracaso no es mi opción” La verdad es que cuando me trazo una meta lo doy todo por el todo lucho por conseguir lo que me propongo confiando siempre en Dios y si al final no lo logro no lo veo como un fracaso simplemente aprendo de ello descubro cuales son mis debilidades y bueno me hago mas fuerte … Mi sueño: Tengo muchos que poco a poco los voy alcanzando con fortaleza y enfocandome en uno solo los voy consiguiendo todos…Saludos

Responder

Eduardo Martí noviembre 30, 2011 a las 5:51 pm

No descuides tus sueños querida Nayeli… un abrazo

Responder

Mirla diciembre 17, 2011 a las 12:35 pm

Hola Eduardo! ciertamente, algo he reflecionado sobre ello, he dictado talleres de Valores en mi entorno social-educativo y cuando me refiero a la Paz, doy el derecho de palabra y me consigo con las mismas respuesta a lo q en mi intervencion tengo la misma apreciacion: la vida sin problemas o altibajos no seria vida, viviriamos aburridos, sin sentido ni propositos para hacer, crear e innovar. y como conclusion les digo lo que pienso y articulo con el slogan del Ministerio del Poder Popular para la Educacion en este año escolar “APRENDER A VIVIR VIVIENDO” es poder servir a otros, tener la habilidad de enfrentar y cambiar lo que podemos o debemos cambiar en beneficio colectivo, esto nos hace útiles, nos automotiva, nos compromete, nos ayuda a equilibrar las emociones y nos hace sentir en PAZ con nosotros mismos.

Responder

Mirla diciembre 17, 2011 a las 12:41 pm

deseo corregir REFLEXIONADO, pulse en mi teclado el dedo medio en lugar del anular jeje. Disculpen el descuido, un docente no se permite este tipo de errores, es mi filosofía profesional.

Responder

Eduardo Martí diciembre 18, 2011 a las 9:30 am

Gracias Mirla por tu compartir. Poco sabemos de que es la Paz y menos podremos encontrarla. Me gusta como cierras tu escrito con lo que significa aprender a vivir viviendo. Saludos

Responder

Evelyn noviembre 28, 2011 a las 10:09 am

Me ha encantado este artículo, y es que solo hay que proponerse un objetivo para hacerlo, yo tengo tantos objetivos, uno es irme a otro país con mi familia, pero eso implica dejar mi trabajo, que no está del todo mal y mi esposo tendría que dejarlo también, e iniciar de cero junto a nuestros hijos, son tantos los obstáculos que se nos han presentado para hacer realidad este sueño, pero tengo la certeza que algún día se realizará, muchas veces lo que falta es tener más valor.

Responder

Eduardo Martí noviembre 30, 2011 a las 5:55 pm

Ese algún día es hoy Evelyn. Nunca están dadas las condiciones completas. Es avanzando que se ve el camino. Cariños

Responder

Juan Carlos Acosta noviembre 26, 2011 a las 11:21 am

Que bueno saber de ti Enrique. Gracias por esa pasión y esa simplicidad para encarar los retos (muchas veces ponemos más complicaciones de las que realmente hay). Ese PIL está en mi memoria como uno de los momentos más especiales que viví este año. Saludos desde Margarita!!

Responder

Eduardo Martí noviembre 29, 2011 a las 9:49 pm

Saludos Juan Carlos

Responder

Ana María Romano noviembre 24, 2011 a las 12:08 pm

Siempre he sido una fiel creyente de que basta con soñar y tomar acción para que tus sueños se hagan realidad, los obstáculos mayores no están afuera en el entorno ni en lo que tenemos que hacer, los mayores obstáculos están en la pelea que debemos vencer contra nosotros mismos hasta vencer los miedos y tomar la decisión, no negociable, de hacer lo que necesitamos hacer para lograr nuestros sueños… el sólo hecho de lograrlos hace que el mundo sufra un cambio, porque siempre habrá alguien que vea en ti un ejemplo de decisión y se motive a hacer realidad los suyos, este artículo es un ejemplo de logro absoluto cuando nos deslastramos de los limites que nos impone la mente y seguimos al corazón… me gustó mucho gracias por compartirlo

Responder

Eduardo Martí noviembre 26, 2011 a las 12:30 am

Mi hijo decía que el iba a ser jugador de la NBA y cuando los amigos se burlaban de su sueño él decía que era preferible tener un sueño y no lograrlo que vivir sin tener uno. Nos vemos muy pronto querida Ana María.

Responder

Mary noviembre 23, 2011 a las 9:14 pm

Realmente inspirador,me llena de emoción ..y vamos por lograr nuestros sueños..muchas gracias,siempre de gran bendición

Responder

Eduardo Martí noviembre 26, 2011 a las 12:30 am

Que bueno Mary

Responder

olga lucia noviembre 23, 2011 a las 7:06 pm

Gracias Eduardo por compartir todas tus experiencias. Que gratificante es saber que alguien cumple sus sueños. Esto me da fuerzas para seguir persiguiendo los mios y se que los voy a lograr….noimportan que tan IM….POSIBLES se vean. Gracias

Responder

Eduardo Martí noviembre 26, 2011 a las 12:31 am

Tu comentario es retador Olga. Adelante

Responder

alberto noviembre 22, 2011 a las 8:28 pm

Muchas gracias Eduardo Marti por compartir esta nota que a mí ,me da fuerza para seguir soñando en grande-un abrazo Alberto Roque de Tucuman,Argentina.

Responder

Eduardo Martí noviembre 23, 2011 a las 5:58 am

Adelante Alberto. La mesa está servida… jajaja… Un abrazo.

Responder

Elizabeth Fernandez V. noviembre 22, 2011 a las 5:36 pm

Waw eso si que me sorprende, la relacion que guradamos con otros seres humanos en el planeta y como es posible coincidir en penamientos , yo tambien soy una fiel admiradora de Eduardo Marti, por alguna razon lo encontre en la red y ha sido fuente de inspiracion para la actividad que yo realizo en estos ultimos años y es un Centro de Transformacion de nombre “Quantum” en la cd. de Tecate, B.C. Mexico. Los videos que tengo de Eduardo me han inspirado y se que en algun momento lo voy a saludar personalmente lo cual sera un honor y un disfrute enorme . Gracias Eduardo y a ti Enrique te reconosco por tu perseverancia y te deseo Exito en todo lo que emprendas. Elizabeth Fernandez V.

Responder

Eduardo Martí noviembre 23, 2011 a las 5:57 am

Ya nos llegará el momento estimada Elizabeth. A lo mejor hay que acelerarlo. Enrique así lo invita. Cariños.

Responder

GERMAN noviembre 22, 2011 a las 5:18 pm

Me gusto supongo que el animal que te gusta es el TIGRE siempre es loable saber que hay quienes no se rinden apesar de las adversidades y a lo desconocido todos tenemos un sueño y la enseñanza que me dejas si tu puedes por que yo no nuestro sueños son diferentes creo que tenemos las herramientas para lograrlo mientras TU SER SUPERIOR, para mi DIOS te de vida y salud de lo demás yo me encargo, esta ultima frase me la dijo un Amigo con cáncer dos días antes de morir el buscaba su salud y la frase se grabo en mi yo interno con emoción, dolor, tristesa y el coraje de mi amigo por querer VIVIR , ASÍ QUE SI TIENEN SALUD Y VIDA HAY ESPERANZA,Amigo Leonel que estés disfrutando del Bal Hala nosotros ya sabes luchando aquí en la Canica Azul, hasta la proxima

Responder

Eduardo Martí noviembre 23, 2011 a las 5:55 am

Salud, Vida, Esperanza… Cortazar decía que la Esperanza no nos pertenece, le pertenece a la vida misma. La Esperanza es la vida misma defendiéndose. En pocas palabras, la vida necesita de la esperanza para poder seguir siendo vida. Súmale a eso los sueños… Saludos Germán.

Responder

LEONARDO noviembre 22, 2011 a las 4:40 pm

Eduardo
Gracais por compartir esta vivencia de una persona que realmente esta luchando por sus sueños. Considero al igual que Enrique que eres un gran motivador de los pocos que ya no hay. Desafortunadamente siguen presente capataces en las organizaciones.
Saudos

Responder

Eduardo Martí noviembre 23, 2011 a las 5:50 am

Mientras hayan capataces hay mucho trabajo por hacer… jajaja. Gracias Leonardo por estar presente.

Responder

Mary Joe noviembre 22, 2011 a las 3:48 pm

Muy bueno!
Has de creer en ti mismo, has de tener determinación, y sobretodo, has de tener un sueño!

Gracias y saludos cordiales,

Responder

Eduardo Martí noviembre 23, 2011 a las 5:49 am

Saludos Mary Joe

Responder

Antonella noviembre 22, 2011 a las 1:33 pm

Una nueva frase que agregaré en las citas de las personas que admiro: ” En tus manos está eliminar las 2 primeras letras de la palabra imposible” (Por Enrique Hernández). Gracias mi amigo querido Enrique sabes que te aprecio y admiro muchisimo… Admiro tu sabiduría, tu empuje, tu entusiasmo y tu grandeza.

Te quiero muchisimo Enrique… Soy muy afortunada de las personas que me rodean y eso te incluye a ti, a Eduardo y a todas las maravillosas personas que he conocido gracias al Programa Internacional de Liderazgo… Todos ustedes logran sacar lo mejor de mí.

Responder

Eduardo Martí noviembre 23, 2011 a las 5:48 am

MI querida Antonella… cada vez mas somos más. La vida nos va juntando. Un abrazo

Responder

Roberto Toral Lazo noviembre 22, 2011 a las 1:10 pm

Algo similar me sucedió con la ventaja que tuve que esperar a que Eduardo dicte algún programa Venezuela, pues vivo en caracas… La experiencia no dejo ninguna insatisfacción, creo que cubrió todas las expectativas. En cuanto a los sueños, se que nada es imposible sobretodo cuando los someto a la voluntad de Dios, y el conocer a Eduardo Martí, no solo fue una experiencia de capacitación sino que abrió una ventana para que la voluntad de Dios se manifieste en mi vida… Dios los bendiga grandemente…

Responder

Eduardo Martí noviembre 23, 2011 a las 5:44 am

Hola Roberto. La verdad es que me halaga lo que dices de mi y la ventana que se te abrió. Aprecio que lo digas. Sin embargo, no quiero que se pierda del escrito de Enrique el valor que tiene ir tras los sueños a diferencia de otros que solo tienen deseos. Ojalá nos veamos pronto de nuevo.

Responder

Roberto Toral Lazo noviembre 23, 2011 a las 1:45 pm

En definitiva ir tras los sueños es algo que requiere compromiso, constancia y valentía, pues muchas veces como le sucedió a Enrique no se realizan en el corto plazo ni con un plan de por medio. Quisiera agregar algo al escrito de Enrique, una frase que me dijo mi mejor amigo: “no es fracaso si aún sigues intentándolo” así que si aún siguen soñando lo más probable es que se haga realidad!!!

Responder

Eduardo Martí noviembre 26, 2011 a las 12:32 am

Muy buena frase la de tu amigo, Roberto. Gracias por traerla. Estoy muy de acuerdo. Saludos

Responder

Dani Jimenez noviembre 22, 2011 a las 1:04 pm

Enhorabuena Enrique! Conociste a alguien muy especial. Yo por mi parte sigo en el camino de la construcción de mi sueño paso a paso, con empeño! Gracias Eduardo por mostrarnos caminos distintos. Gracias Enrique por hacernos vibrar con tu historia.

Responder

Eduardo Martí noviembre 23, 2011 a las 5:40 am

Gran Dani… que bueno leerte por aquí. Supe de una gran aparición tuya, un gran logro. Nos debemos un trago. Un abrazo

Responder

victoria noviembre 22, 2011 a las 12:49 pm

Yo también tuve esa gran oportunidad y el aprendizaje con Eduardo abre tu mente a metas cada día más grandes.

Responder

Eduardo Martí noviembre 23, 2011 a las 5:35 am

Wuao Victoria. Mente abierta y grandes metas. Cariños

Responder

Aurora noviembre 22, 2011 a las 11:52 am

Me ha encantado la carta de Enrique, está muy motivado, e ilusionado, dos ingredientes fundamentales para llegar a donde quiera. Le va a ir fenomenal en la vida pues está poniendo toda su energía en lo que realmente le gusta, ahora durante el aprendizaje se está beneficiando el sólo pero después, los beneficios repercutirán en las personas con las que contacte y a las que se dirija, pues sabrá transmitir muy bien esa vitalidad
con la que cuenta. Te deseo lo mejor

Responder

Eduardo Martí noviembre 23, 2011 a las 5:34 am

Él ha dado el paso adelante y creo que no tiene vuelta atrás. La vida de Enrique está encaminada y estoy seguro que muchos se beneficiarán de su pasión. No tengo dudas que tocará almas como lo haces tu querida Aurora.

Responder

HECTOR DIAZ noviembre 22, 2011 a las 11:21 am

Excelente historia. Yo conoci a Eduardo y realmente es gratificante y enriquecedor (pero ese era el sueño de Enrique). Y tambien conocí a los profesionales que lo acompañan verdaderamente que lo que hacen lo hacen con AMOR. Para los que afortunadamente han conseguido sus sueños y luego de la satisfacción de alcanzarlo consecuente que esto presupone, es vital que ¡NUNCA DEJEMOS DE SOÑAR!
Saludos

Responder

Eduardo Martí noviembre 23, 2011 a las 5:26 am

Hola Hector. Gracias por lo que compartes. El sueño de Enrique era ese, pero lo valioso fue moverse para alcanzarlo. Coincido con tu conclusión.

Responder

ANDRES noviembre 22, 2011 a las 10:44 am

Muy Buen Dia¡¡
Eduardo, en que libreria aqui en Caracas podre obtener tus libros?
o es solo por internet…Gracias

saludos

Responder

Eduardo Martí noviembre 23, 2011 a las 5:24 am

Hola Andrés. Mis libros están en todas las Tecni-Ciencias, Nacho, Novedades… En el aeropuerto… Si no hay en existencia los encargas en la misma librería. También los consigues en mi oficina 212 9531024. Saludos

Responder

anna noviembre 22, 2011 a las 2:10 am

Waooo ,que motivadora historia Eduardo y muchas felicidades a tu amigo Enrique por lograr uno de sus sueños todo gracias al deseo de voluntad y confianza de querer hacerlo,creo que ese ingridiente nos falta a todos,tenemos que aprender a tener mas confianza en nosotros mismos y luchar por lo que queremos aunque a veces nos paresca lo mas imposible,te juro que esta historia me motivo muchisimoo…sobre todo en estos momentos que tengo que tomar algunas decisiones en mi vida. Mil gracias Eduardo por compartir esta hermosa historia,ahora tambien me doy cuenta que tambien puedo llegar a conocerte si me lo propongo,ji ji ji..ya que tambièn te admiro muchisimoo…suludos desde San Josè,Costa Rica.

Responder

Eduardo Martí noviembre 22, 2011 a las 8:34 am

jajaja Ana, gracias por tu escrito y admiración. Éxito en las decisiones que estás tomando. Lo importante es que las estés llevando a cabo desde la Paz.

Responder

Enrique Hernandez noviembre 21, 2011 a las 11:38 pm

Ciertamente nada es tan grande, como para no lograrlo con la decisión, determinación y disciplina, creo que la gran mayoría de las personas ya saben esto, y mi pregunta es ¿Si ya lo sabes, porque no lo haces? , Saludos Eduardo, gracias.

Responder

Eduardo Martí noviembre 22, 2011 a las 8:33 am

Una perla mas que nos entrega Enrique.

Responder

david noviembre 21, 2011 a las 9:15 pm

Don : Eduardo marti, nuevamente agradescoque el todo poderoso haya creado persona como usted , como al gran musico dudamel hoy leyendo esa historia he sentido una gran fuerza para seguir luchando para ser un gran empresario . muchas gracias muy agradecido……………

Responder

Eduardo Martí noviembre 22, 2011 a las 8:30 am

Amén estimado David. Una recomendación si me la permites… no luches a ser empresario. Eso no es una lucha. Es un divertido reto. Un abrazo.

Responder

Grotto noviembre 21, 2011 a las 8:23 pm

Enrique Hernández, felicitaciones por conseguir tu sueño. No solo lo alcanzaste, también conseguiste otras oportunidades de seguir disfrutándolo .Gracias por compartirlo porque me ayudas a seguir inspirado en alcanzar mi sueño. Saludos

Responder

Eduardo Martí noviembre 22, 2011 a las 8:29 am

Y mira quien lo dice!!! el gran Grotto. Te extraño amigo. Exitos por Suiza.

Responder

Leave a Comment

Follow Me

Previous post:

Next post: