Dejo Chicago para vivir en Miami

by Eduardo Martí


 

 

Creo que sabes que llevo dos años viviendo en Chicago. En junio del 2009 pasé unos días en esa maravillosa ciudad que me sedujo de tal manera que regresé a Venezuela a buscar a mi esposa e hija y en agosto ya estaba instalado buscando el colegio de Victoria.

Pasaron dos años llenos de aventuras, buenos amigos, extraordinarios momentos, largas caminatas por Downtown y el lago Michigan. También fracasé intentando negocios que ahora veo no debí iniciar y donde sé que lo peor que me hubiera pasado es haber tenido éxito. Ya en otros de mis escritos les comenté que me encontraba andando muy rápido y decidido por la carretera equivocada de los negocios.

El balance de estos dos años fue excelente. Me regalé dos años sabáticos donde pude también escribir parte de mi nuevo libro y pude aprender mucho sobre el entrenamiento de vendedores.

Toda esta actividad tuve que acompañarla con mis ocupaciones en Venezuela, República Dominicana, Panamá y los otros países que me requieren con alguna frecuencia. Viajé mucho y con trayectos largos. Al Chicago estar al norte había que hacer escala en Miami, Atlanta, Dallas, Houston… Eso me tomaba todo el día de viaje y agotadoras esperas.

En febrero y marzo de este año, estuve de gira por cuatro semanas y en ese tiempo toqué el aeropuerto de Miami cinco veces para hacer transferencias. Al terminar la gira, llegué a Chicago conversando con mi esposa e hija pidiéndoles que nos moviéramos a Miami. Los largos trayectos de viaje se reducirían a vuelos de solo tres horas en vez de ocho y nueve, mejorando así mi calidad de vida, disponiendo de más tiempo para dedicar a mi familia y para el descanso físico. Ellas muy solidarias accedieron e iniciamos el proceso caótico de soltar Chicago y buscar donde vivir en Miami… Cerca del aeropuerto.

Miami pasa a ser mi casa #32 e implica hacer de nuevo territorio. Significó embalar lo indispensable, desprendernos de lo que no vale la pena seguir cargando y ponerlo mejor a circular con gente que si lo necesita. Todo se subió a un camión que esperamos semanas más tarde en Miami. La espera implicó dormir en colchones de aire y cocinar en microondas ya que no teníamos nada con nosotros.

Ahora vivimos al norte de Miami cerca del aeropuerto y la playa. Los tres estamos construyendo un nuevo hogar físico provisional mientras conocemos mejor la zona para mudarnos a lo mejor, a algo mas definitivo. Mientras tanto, andamos ligeros de equipaje, con lo fácil de mover y con la mejor disposición a estar bien con lo que disponemos.

Alguien dijo que aquello que posees de lo que no puedes desprenderte, realmente no lo posees sino que eres poseído.

Me provocó escribirte esto cuando ayer estuve con una amiga que me dijo que tenía 30 años viviendo en la misma casa. No lo cuestiono, pero yo no podría. El mundo es muy grande y merece ser conocido.

Ahora bien, cuando decidimos mudarnos siempre hay motivos y razones que nos llevan a tomar esa decisión y éstas pueden ser múltiples y variadas entre sí. Por ejemplo: podemos tomar la decisión de mudarnos para cumplir algún sueño o meta específica, mejorar nuestra calidad de vida, para aprender de otras culturas, pensamientos y personas… también podemos hacerlo por huír de algo, de alguien, hasta de nosotros mismos, o simplemente porque esperamos que en otro lado las cosas sean más fáciles.

Sea la razón que sea, es importante que antes de tomar esta decisión, nos detengamos por un momento a pensar: ¿realmente por qué lo estoy haciendo? Respondiéndonos ésta interrogante con la mayor sinceridad posible con nosotros mismos. Sin embargo, tampoco te quedes tanto tiempo pensándolo, porque se puede convertir en una excusa para no moverte, no podemos permitir que la reflexión nos paralice, debe haber una alineación entre la reflexión y la acción.

Y, si no te sucede nada que te lleve a pensar en moverte, muévete!!! Es mi recomendación. Sacude la vida. Agita tu territorio. Renueva el ambiente. Salte de tanto “perol” viejo que tienes guardado.

Para finalizar, me gustaría que compartas conmigo las respuestas a estas preguntas:

¿Cuántas veces te has mudado? ¿Estás en disposición a soltar tus “peroles” y moverte a una nueva ciudad? ¿Estás esperando que algo lo provoque? ¿No crees que puedas moverte para mudarte? Si ya has evaluado que mudándote mejorarás tu calidad de vida, o alcanzarás algún sueño anhelado ¿qué cosas crees que te detienen a dar el gran paso? ¿Las veces que te has mudado has sentido avances en tu vida?

Déjame tu comentario. Sabes que los contesto todos.

{ 15 comments… read them below or add one }

Carmen septiembre 28, 2016 a las 9:31 am

Buenos días Eduardo,
Llegué a tu blog buscando información sobre Chicago. He vivido en Miami por un año y no he conseguido adaptarme a esta ciudad, que considero un revoltijo de culturas latinoamericanas y que sólo tienen en común el idioma. Venimos de España, quizás tenga algo que ver. Mi marido es cubano y tiene a su mamá aquí, pero a pesar de eso, a ninguno en casa nos gusta vivir aquí. Mis hijos adolescentes siguen en contacto con sus amigos de España, apenas se relacionan con los compañeros de Highschool, porque al cambiar tanto de clases, no crean muchos lazos de amistad, además de que el único lugar para “quedar” con ellos es en los Mall y eso les aburre muchísimo. Entiendo que mucha gente se sienta atraída por una ciudad con buen tiempo todo el año, pero para nosotros ha sido más un inconveniente que una ventaja. Como buenos españoles, nos gusta salir a pasear; ir de bares; disfrutar de la calle, ¡en fín! Aquí es muy difícil eso, por el clima bochornoso del verano y las distancias y el transporte público, bastante básico en esta ciudad. Tenemos familia en Chicago y nos han dicho que nos vayamos para allá, que es más Europea, con 4 estaciones y mucha cultura. No será “oro todo lo que reluce”, pero nos estamos animando.Tú, que has vivido en ambas ciudades, ¿qué consejo puedes darnos?
Por cierto, tanto mi marido como yo, hemos vivido en otros países en Europa y tienes razón en lo del equipaje, cada mudanza es un sin parar de dejar cosas atrás. ¡Gracias por tu tiempo y suerte en la vida!, Carmen

Responder

Eduardo Martí octubre 4, 2016 a las 7:42 am

Hola Carmen. Gracias por escribirme y tomar en cuenta mi juicio.
Te cuento que NO quiero nada con eso de vivir en Miami por los mismos argumentos que tu expresas.
En cambio CHICAGOOoooooo lo tiene todo.
Vivi dos años en el Centro de la ciudad y fueron dos años espectaculares por todo lo que había que hacer en la calle.
Me encanta el frío y el viento. Las actividades en veranos son múltiples a la orilla del lago.
Todo al año es full eventos culturales. Por algo es la segunda ciudad de USA.
Eso si, si te vas a vivir muy lejos del centro, no te sabría decir.
Yo vivi a la orilla del lago en un edificio con mucho confort (no tenia que palear nieve) jajaja
Te deseo muchísimo éxito.

Responder

carmen octubre 17, 2016 a las 4:25 pm

Gracias a ti Eduardo por tomarte el tiempo en leerme y comentar. Hemos decidido mudarnos y mi marido se ha ido de avanzadilla. Pronto le seguiremos nosotros.
El dice que le ha gustado la ciudad, bueno, lo que ha visto. Estoy deseando notar el aire frio en la cara !!!
No creo que podamos vivir en el centro, por los precios, pero aunque estemos a las afueras, seguro que vamos a disfrutar de los eventos que la ciudad ofrezca. Gracias mil, un abrazo, Carmen

Responder

Juan marzo 13, 2016 a las 10:32 pm

Cual cree usted que es la mejor ciudad para visitar unos días : Chicago o Miami. Siendo un estudiando en la veintena , de Europa. ???
Gracias

Responder

Eduardo Martí marzo 24, 2016 a las 1:03 pm

No hay mejor ciudad en Estados Unidos que Chicago. Altamente recomendada.

Responder

Heidi marzo 25, 2015 a las 11:48 pm

Me encanto leer su experiencia y el animo que le inyecta a persona con sueños y esperanzas… soy venezolana y siempre he soñado con recorrer el mundo e inventarme una nueva vida… en estos momentos mi pais atravieza la peor crisis en su historia y estoy decidida junto a mi esposo y mis dos hijos a salir de Venezuela no me resigno a vivir y vee crecer a mis hijos bajo estas condiciones… estamos pensando en chicago como destino… que me recomendaria soy peofesora de educacion preescolar y mi esposo tecnico en reparacion de celulares… que oportunidades nos podria ofrecer este pais? Como seria la educacion de mis hijos alla ( 2 y 9 años) gracias de antemano por su respuesta…

Responder

Eduardo Martí abril 6, 2015 a las 2:11 pm

Haces muchas preguntas al mismo tiempo y no son fáciles de responder.
Nada es seguro, todo es un riesgo y eso lo hace interesante.
Chicago me encanta como ciudad pero para muchos es muy dura por el clima.
Te recomiendo que busques una ciudad donde tengas algún tipo de red de apoyo.
Feliz aventura Heidi

Responder

Lori La Riva diciembre 6, 2012 a las 9:02 pm

Hace mas de un mes asistí a unos de tus talleres de dos días, por medio de un Laboratorio, que raro se siente y que divino a la vez cuando recuerdo cada una de tus palabras, en un momento de mi vida que realmente sentía y siento, que necesitaba un cambio…. Sin duda, haz influenciado muchísimo en mi, de manera muy positiva!! Hoy, hace más de un mes me encuentro haciendo prácticamente mis maletas, para emprender un viaje, un viaje que sin duda me traerá muchas experiencias y muy buenos recuerdos, me causa gracia porque al igual que tu me voy a la ciudad de Chicago!!
Simplemente gracias por hacerme ver y hacerme entender que debemos salir de nuestra zona de confort para abrirnos a nuevas oportunidades y experiencias y que aunque al principio resulten un poco incómodas pronto llegarán hacer nuestra nueva zona de confort!!! Mil gracias nuevamente a ti y al Laboratorio que aunque se que no le causo gracia mi renuncia se alegra de que pertenecí a tan grande institución!! Por siempre agradecida….

Responder

Eduardo Martí diciembre 9, 2012 a las 6:06 am

Hola Lori. Me emociona lo que leo y lo que emprendes… y a Chicagooooooo… Adoro esa ciudad y los dos años que viví allá. También celebro tu atrevimiento a soltar el confort y atreverte a vivir la aventura. Soltar un empleo, dejar un país, buscar casa nueva, el frío y los vientos… Que bueno si influí en tu vida, lo que quiero es que la hagas maravillosa. Un abrazo y tenme al tanto.

Responder

Lori La Riva mayo 2, 2013 a las 11:40 pm

Buenas noche Eduardo! Ya tengo 4 meses en Chicago, y ya me siento en mi zona de comfort, Claro aqui no Es que sea muy dificil, en verdad Es una ciudad espectacular, no hay ni un dia que no agradezca a la vida por haberme brindado la oportunidad de estar aca! Saludos desde Chicago…

Responder

Eduardo Martí mayo 6, 2013 a las 3:13 pm

Fantástica ciudad. Necesito volver a ella y a los afectos que allí deje. Un abrazo y mucho disfrute.

Responder

lorena enero 26, 2012 a las 5:21 am

El Nuevo Gerente alimenta su espíritu con el deseo de vencerse todos los días, me gusta esta frase la encuentro, que es Justa y necesaria, por que el cambio debe venir desde nuestro espiritu, nos conecta mejor con la gente, del punto de modelaje, de la alegria, de la fuerza, del escucha al otro, es lo que marca la diferencia, Gracias Eduardo a espera de más videos y cursos en lineas.
Te cuento que yo realizo un esfuerzo sobrenatural y tu me ayudas mucho, acabo de perder mi unico hijo un joven de 20 años que se llevo casi mas de la mitad de mi alma, y trato de reinventarme todos los días con mucho esfuerzo para seguir llevando a mi equipo de trabajo al exito… muchas gracias

Responder

Eduardo Martí enero 26, 2012 a las 7:50 am

Pa´lante Lorena. No podemos cambiar lo que pasa. Nos toca elegir usarlo para avanzar. Deseo que encuentres Paz y mas sabiduría.

Responder

israel enero 23, 2012 a las 8:55 pm

Muchas veces tememos a lo desconocidoy sin embargo no nos arriesgamos a tomar esa pequeña oportunidad para impulsarnos y ver hasta donde podemos llegar. Tambien todo se lo dejamos al “destino” cada uno de nosotros construimos nuestro futuro, tenemos lo que se tiene por lo que hacemos; siempre nos fijamos en los demas si lo logran o no, pero debemos de romper esos paradigmas y comenzar algo nuevo – sin aferrarnos a nuestro hogar o material… Me gustan los retos, he dejado mis comodidades y algunas cosas para emprender mi camino y se que lo hago bien, poque lo que obtengo con sacrificio lucho para obtenerlo y aun asi he recibido lecciones de vida y con el tiempo lo ire perfeccionando. Saludos

Responder

Eduardo Martí enero 24, 2012 a las 10:01 pm

Así mismo es Israel. No hay que detenerse. Es así y será hasta el último de nuestros días. Saludos

Responder

Leave a Comment

Follow Me

Previous post:

Next post: