¿Quieres salir del hueco?

by Eduardo Martí


Si me has escrito un mail o has dejado un comentario en este blog en cualquier momento de este año 2011,  debes haber notado que te he respondido. Sabes que me he propuesto leerlos todos y contestarlos.

Antes no lo hacía porque eran muchos y sentía que no tenía el tiempo. Pues ahora son más y he sacado el tiempo, no sólo para cumplir con el compromiso, sino porque estoy aprendiendo muchísimo de ustedes, tanto por lo que me agregan como por lo que elaboro como respuesta. Ustedes han sido un gran estímulo a mi creatividad.

Hoy quiero referirme a una inquietud que me surge a partir de la interacción con muchísima gente y con lo que encuentro en el fondo de muchos de los planteamientos que ustedes me hacen.

Hace poco conversaba con un gran amigo que sufrió una gran decepción por la actuación de uno de sus sociospupilo”. Para los efectos de este escrito lo voy a llamar Raúl y a mi amigo lo voy a llamar Julio. Pues resulta que Julio es un empresario muy exitoso en los Estados Unidos que ha logrado su fortuna muy inteligentemente sabiéndose rodear de gente emprendedora. Está muy claro que mientras más y mejores colaboradores tenga, su negocio va a prosperar.

Julio tiene un sistema de reconocimiento que permite que aquellos colaboradores que alcancen resultados excelentes y sostenibles en el tiempo, formen parte de la sociedad y de las decisiones medulares del negocio. Yo que lo conozco de cerca, sé que es un individuo cabal y justo.

Para asegurar el éxito de su gente y por ende del negocio, él invierte muchísimo esfuerzo y dinero en adiestramiento y formación. Yo que me dedico a este oficio del entrenamiento de personal, puedo decirles que es sorprendente todo lo que Julio hace para que su gente esté siempre al día y muy motivada. No voy a dejar de decir que me he beneficiado de sus inversiones y de todo lo que hace porque, o me contrata, o me deja participar en los eventos donde contrata a otros. Con Julio siempre salgo ganando.

El asunto es que Julio recibió una gran desilusión de uno de sus mas cercanos colaboradores y socios. De su pupilo predilecto. Él, Raúl, decidió montar tienda aparte de la manera más torpe y manejando la situación con poca delicadeza.

Si bien Raúl tiene todo su derecho, me decía Julio, ¿por qué lo hace de esa forma? ¿de qué ha servido todo el entrenamiento, formación, liderazgo y confianza que ha recibido para terminar actuando como alguien común? Parece que todo lo aprendido se hubiera olvidado.

Julio me comentaba todo esto mientras saboreábamos un buen tequila (ese día probé el tequila Patrón Silver y me encantó). Por mi mente pasaban la cantidad de cursos, talleres y conferencias que he dictado por el mundo con la esperanza en que la gente que asiste pueda llevar su vida a un nivel superior de calidad y satisfacción. Y con los años se alimentaba en mí la desesperanza al ver que ningún evento aislado cambia a nadie.

Así como lo digo es duro, pero, si bien es cierto que hay gente muy dedicada a leer y estudiar, que asiste a eventos y talleres, con la expectativa de superarse, también es cierto que hay mucha frustración porque cada vez saben más y hacen menos. Su exposición ha estado concentrada en experiencias y conceptos iluminadores de la conciencia, pero pocos han hecho su trabajo de acompañar el proceso de cambio actitudinal y forma de hacer.

Mientras hablaba Julio, yo le contaba mi experiencia en el campo y cómo todo ha cambiado a partir del reconocimiento del coaching personal como estrategia de formación.
Sentía que debía animarlo a que siguiera con su estrategia pero que tomara conciencia de que no era completa.

Con respecto a Raúl le dije que lo dejara ir tranquilo. Que no es mala persona y que todo lo que invirtió en Raúl valió la pena. Imagínate cómo sería si no le hubieras facilitado todo lo que le has dado, le dije. Siempre he pensado que aunque no haya un progreso significativo es peor no hacer formación.

Y es que mucho del entrenamiento y lecturas que hacemos tocan la parte superficial de nosotros pero no el fondo.

Julio me pidió que le contara cómo había alcanzado yo mi nivel actual de “madurez”, de “espiritualidad”, de “felicidad y satisfacción”, de “prosperidad”  (lo pongo en comillas porque siento que aún me falta, aunque muchos me consideran aventajado).

Me gustó que Julio me preguntara eso. Me permitió mostrar la diferencia entre lo que yo hice (al igual que otros) y lo que hace la generalidad.

Primero que nada, ir a muchos eventos, talleres y conferencias. Luego, hay que leer mucho. También es sumamente importante tratar de llevar a la práctica todo lo que vamos aprendiendo…  y es aquí donde yo, como todo el mundo, tiene problemas.

Me atrevo a decir que es imposible cambiar mi forma de actuar si no hay alguien a mi lado que me vaya acompañando y señalando lo que estoy haciendo acorde a lo planeado. No puedo supervisarme a mí mismo, ni hacer que los cambios lentos que necesitan de mucho tiempo para sustituir viejas formas de hacer puedan tener éxito. Es muy difícil cambiar una forma de ser de muchos años solo con saber que debes cambiarla.

Se necesita de claridad y conciencia. Se necesita de esfuerzo y constancia. Pero sobre todo, se necesita de estructura, enfoque y de alguien que te supervise y te lleve de la mano.

Le contaba a Julio que yo he participado en muchos programas serios de formación, estructurados y de larga duración. Si no lo hubiera hecho, no estaría donde estoy. Yo me he formado y dejado llevar de la mano de Elaine de Beauport en sus programas
y sesiones privadas con ella. Fue mi terapeuta y formadora por unos 10 años. Me formé y certifiqué como coach de la mano de Rafael Echevarría en un trabajo muy intenso de 9 meses. Tuve como mentor y coach a Eleazar Grynbal por muchos años.Todavía hoy me cito con mucha frecuencia con Emma Mejía, mi actual terapeuta y coach, con quien me siento a revisar cómo lo estoy haciendo y dónde siguen estado mis oportunidades de mejora.

De inmediato Julio me pidió que quería que yo fuera su coach de negocio. Le conté que ya tengo a 16 personas bajo mi supervisión y coaching directo. Tengo a once ejecutivos en República Dominicana, a tres en Venezuela, dos en México… de manera formal. Con gusto lo sumaría a él, pero estaría rayando en mi límite de ineficiencia, pues no me dedico sólo a eso.

Esta conversación con Julio sucedió hace apenas tres meses y la relato hoy porque veo que mi gran amigo Leo Alcalá está ofreciendo ese servicio de manera dedicada y estoy seguro que como a Julio, a ti también te interesa.

Su programa de Coaching cuesta menos que muchos cursos y su efectividad está garantizada por mi y los 16 años que llevo conociéndolo como persona, profesional y socio.

Dirás: ¡todo este escrito era para venderme algo! La respuesta sincera es SÍ y NO.
Porque quiero que conozcas esta opción real para salir del hueco; porque mi tarea en este blog es mostrarte posibilidades de expandir tus capacidades. Yo no te voy a vender nada, pero te recomiendo ampliamente que le compres a Leo.

Si lo que él está ofreciendo lo hubiera conocido cuando estaba iniciándome habría llegado mas rápido a mis metas. Hoy estoy contento de que tú lo puedes hacer. Es por eso que quiero que lo conozcas y te des el permiso a explorarlo seriamente.

Para que sepas de lo que se trata, sólo tienes que mirar tres videos muy claros que te lo dirán.

Es lo mejor que hay en estos momentos para que des un salto hacia arriba. Es lo mejor que conozco HOY para llevarte a un nivel superior de éxito y desempeño.

Mira los videos aquí. Te lo recomiendo:

http://bit.ly/EduardoMarti-TeRecomienda

Si no te parece que ésta es tu mejor opción o que no es el momento adecuado, la esencia de mi planteamiento es el mismo. Sólo dejándote llevar de la mano de alguien, que te supervise, que le ponga foco a tu trabajo personal y no darle palo a cualquier cosa aislada, que te de cierta estructura progresiva de desplazamiento, entonces así podrás salir del hueco y llevarte a un nivel superior de resultados y satisfacción.

No hay salidas fáciles ni sencillas. Se requiere de esfuerzo, dedicación, constancia, buenos hábitos y de acompañamiento… piensa en eso. Si llegaste en tu lectura hasta este punto, no es por ocioso, es porque este tema tiene que ver contigo. Así que actúa y mira con atención los videos.

Recuerda, sea cual sea, déjame tu comentario. Me interesa mucho. Sabes que los respondo todos.

Publicado el 17 mayo 2011 en la categoría Cambio, Éxito, Leo Alcalá
Compártelo con otros o guardalo | 29 comentarios

{ 29 comments… read them below or add one }

Leonardo octubre 22, 2013 a las 8:24 am

Saludos Eduardo. Un gran abrazo para ti.
Eduardo, en estos momentos me encuentro en un punto de quiebre dado que he cambiado de actividad hacia el mundo de el desarrollo y crecimiento personal, soy Life Coach y Master Pnl iniciandome y acabo de descubrir que este camino tiene sus espinas y es que quiero entrenarme o desarrollarme como facilitador de mis propias conferencias, ell reto para mi es descubrir como lograr inscribir paticipantes para mis pequeños eventos. Tengo dominio de los temas y se como preparar la logistica, pero me encuentro con la sorpresa de que mucha gente, a pesar de que tienen siempre algo que mejorar, no proceden y lo esconden por lo que todavia no logra descubrir que los movería a asistir y documentarse. En fin, me gustaria saber si me puedes brindar una idea de como iniciarme o como enamorar para atraer hacia mi sala y hasta los interesantes temas que quiero exponer.
Gracias de antemano por tu amabilidad. Mi direccion de correo: loscaminosdelexito@gmail.com Mi Twitter @ Caminosdepoder y Mi cuenta de facebook: loscaminosdelexito@gmail.com
Nota especial: Vivo en Venezuela.

Responder

Eduardo Martí noviembre 7, 2013 a las 6:47 am

Hola Leonardo. Gracias por escribir y por la confianza. Te mandaré un mail para ponernos de acuerdo.
Saludos

Responder

Yadira agosto 27, 2011 a las 2:32 pm

Hola Eduardo Martí. La verdad esta muy interesante el artículo, yo estoy trabajando en una empresa privada pero la jefa no le interesa al personal para que se capacite, no motiva, no hay disciplina, no invierte, pero eso si tiene todo controlado con facturas. a ella solo le interesa que saquen el trabajo como sea y a tiempo.
lellendo unos articulos tuyos estoy aprendiento muchas cosas y yo quiero salir adelante como bien lo comentas aplicando lo bueno que leemos pero se me hace muy dificil hacerlo y si necesito de alguen mas.
y yo espero q poco a poco saldre adelante.

Responder

Eduardo Martí agosto 28, 2011 a las 11:14 am

Hola Yadira. Tu jefa te está mostrando como no debes hacerlo tu. Sigue formándote para que estés en mejores condiciones. Te recomiento que visites http://bit.ly/LIDERAZGOparaGERENTES

Responder

Fanny Campillo julio 25, 2011 a las 2:57 pm

He pasado por es situación recientemente, querido Eduardo
Al principio me lleno de coraje porque había invertido tiempo , dinero y esfuerzo y no resultó como pensaba,
AH, pero tenía un poco de herramientas para entender que las cosas no son como una las piensa o quiere que sean; las cosa, la vida es como és y punto. ¿Lo demando? ¿Escribo que es un tamposo? ¿Me muerdo las uñas?
¿Qué hago?. ¿Sabes, decidí dar vuelta a la página y continuar con mi libro que afortunandamente me estaba llenado los ojos de ventanas que se abrían al mundo. A la luz y al porvenir.
Con un abrazo
Fanny Campillo Illanes

Responder

Eduardo Martí julio 26, 2011 a las 11:14 am

Tienes razón cuando dices que las cosas son como son y no necesariamente como nosotros queremos que sean.
La vida está llena de riesgos. Unos se asumen y otros no. Unos se ganan y en los otros se aprende.
Busca siempre el lado de la ganancia. Pero, has saber siempre cual es tu posición.

Responder

Eduardo junio 13, 2011 a las 12:19 am

Estimado Eduardo.
Muchas gracias por toda la informacion que nos brindas, es edificante, lo mejor de todo es que nos permites participar a traves de los comentarios y dejame decirte que esa es la mejor manera de ir mejorando en lo que hacemos, ademas dice el dicho que si hacemos lo que nos gusta, estamos condenados a ser felices.
Se que cada uno es dueño de su destino, y que nuestro destino esta basado en nuestras creencias, lo demas esparte de nuestra capacitacion y como dices tu, hay que encontrar a alguien que nos guie.
Si quieres brillar, lo unico que hay que hacer es pegarce a una estrella.
Saludos y muchos exitos.
COn relacion a tu requerimiento te respondo en ua sola linea.
Mi mision es servir a los demas.
Gracias.

Responder

santiago junio 1, 2011 a las 4:44 am

Hola Eduardo desde hace varios meses vengo siguiendo tus escritos y no te puedes imaginar lo cuan agradecido estoy contigo por todo lo que he aprendido a lo largo de estos meses contigo a pesar de que en los actuales momentos estoy pasando por precariedades economicas y no he podido hacer ningun curso pero todo se mueve en ciclo luego del invierno la primavera y eso me mantiene motivado mi peticion es que quiero conseguir el curso de las 8 poderosas herramientas de influencia a un precio más acequible para mi en estos momentos no es que sea cara NO no pero para mi en estos momentos no puedo pagar lo que vale quiero aprender de esas herramientas para inflir en el equipo más importante de mi vida y con el cual sienpre estare MI FAMILIA ……….GRACIAS

Responder

Eduardo Martí junio 2, 2011 a las 7:10 am

Gracias Sergio por tus palabras y aprecio. Con respecto a tu petición de precio especial en el producto de las 8 HdI debes hacer la solicitud a Alex alex@liderazgoyexito.com Él te podrá apoyar. Saludos

Responder

Sergio Antonio Camperos mayo 31, 2011 a las 8:09 am

Los videos, los mensajes han sido un ingrediente positivo para el desarrollo de mi actividad laboral como Docente Universitario y como Comunicador Social por que a través de los medios de comunjicación puedo expresar y dar a conocer las acciones positivas de muchas personas, pero infortunadamente se resaltan otras acciones cargadas de maldad que ocupan más espacio en mi noticiero local.

Sergio A Camperos

Responder

Eduardo Martí mayo 31, 2011 a las 5:53 pm

Hola Sergio. Gracias por tu participación en este espacio. Quisiera poder comentar tu escrito pero debo confesarte que no entiendo bien lo que quieres decir. Hablas de los videos y de maldad que no me queda claro. Saludos

Responder

Enrique Hernandez mayo 25, 2011 a las 1:51 pm

El problema no es lo que nos sucede, el verdadero problema radica en la interpretación de lo que nos sucede, entonces si a prendemos a cambiar la interpretación de los sucesos diarios de nuestra vida, empezamos a expandir nuestra capacidad de acción.
En lo personal pase mucho tiempo tratando de encontrarle sentido a la vida sin resultado satisfactorio, no fue sino hasta que a través del coaching logre entender que la vida no tiene ningún sentido, salvo el que yo mismo le quiera conferir, para mí fue un descubrimiento muy satisfactorio, pero que a la vez me confirió demasiada responsabilidad de mis interpretaciones ante lo que me sucede, y esto me ha dado mucha satisfacción en mi vida y me ha liberado de mucho sufrimiento, si tuviera que recomendarte algo para que salgamos del hueco, te diría que aprendieras las herramientas del coaching.
Saludos Eduardo.

Responder

Eduardo Martí mayo 26, 2011 a las 6:44 pm

Estoy en Dominicana haciendo coaching a 16 ejecutivos de una empresa, incluyendo al Presidente.
Son muchos los cambios que se obtienen desde esta relación cara a cara con estructura y enfoque.
Es algo muy serio a considerar si se quieren cambios profundos.
Tienes toda la razón querido Enrique.
Nos vemos en Venezuela

Responder

Mariuxi mayo 21, 2011 a las 4:59 pm

Es un tema que me apasiona y no me he inscrito debido a que no podré estar presente en los tiempos que el programa exige, pero te cuento que estuve hace pocos días en un taller de couching para desarrollar talento de alto potencial lo dictaba una Coach Argentina, lo máximo! nos hizo cruzar por el taller en forma progresiva dominando totalmente la audiencia, a mí me hizo interiorizar de muchas cosas, salí motivada a hacer, a cambiar, me vi en el futuro parada en lugar de la instructora en fin..pero lo curioso es que al regresar a mi entorno empecé a preguntarme cómo aplicar lo que aprendí, ahora qué hago..y las respuestas son estoy paralizada y con un bagaje de conocimientos guardados en un ambiente donde tengo varios conflictos por vencer, hasta me ha llegado a la mente preguntas negativas tales como: perdiste el tiempo, necesitabas una capacitación mejor..en fin..Eduardo alcanzas a entender el proceso en el que estoy o el dilema en el que encuentro?

Responder

Eduardo Martí mayo 26, 2011 a las 6:38 pm

Te entiendo perfectamente.
Lo que hiciste fue quitar una capa a la cebolla… pero son muchas.
No es suficiente con “saber”. Nos toca seguir y seguir hasta “hacer” y no desmayar.
Quiero que sepas que estás a punto de ver la luz. Tienes mas elementos para recorrer el camino. Faltan fragmentos del mapa.
Llegará el momento que te los cruces pero solo si sigues buscando y no te frustres.
No le pidas a un solo evento que te resuelva la vida. Me entiendes?
Un abrazo Mariuxi

Responder

Antonella Bacco Pico mayo 20, 2011 a las 12:41 pm

Ay cuanta nostalgia y orgullo de mí misma me dio leer este blog, sabes por qué? porque me recuerda a mi hace exactamente 6 meses cuando me vendieron la idea de Coaching Extremo de Leo, para ese mometo era una Antonella totalmente diferente a la que soy hoy en día.

Me lleno de nostalgia porque me reconcilio con mi antiguo yo, que aunque le guarde luto, lo hago con mucho respeto porque forma parte de mi historia, y la vez me llena de orgullo a mi misma, porque me recuerda los logros que he tenido en mi vida personal en tan poco tiempo, los cuales solo los logré y los sigo logrando con el motor de la pasión por estirarme, crecer y expanderme. ¡¡¡Dios que delicia es crecer todos los días!!!.

Soy una participante activa del Programa de Leo y si quieren que les describa el Programa, se los decribiria en pocas palabras: TE CAMBIA LA VIDA!! ¿En ese momento estaba en el hueco? realmente no, pero estaba empezando a caer y lo sabía asi que busqué las maneras de salir y tal como dice Eduardo no hay nada mas efectivo que tener a un coach o mentor que nos haga seguimiento y nos apoye en el proceso…

En estos dias ví una Conferencia de Jim Rohn y hubo algo que me llamó la atención donde decía: “¿Desde hace cuánto no inviertes tiempo y dinero en ti, cuántos libros has leído en los últimos 90 días, cuántos cursos has hecho en los últimos 6 meses? tenemos toda la sabiduría a nuestra disposición, ¿qué tanto la estamos aprovechando?” Waooo te deja mucho que pensar, y cuantas cosas maravillosas nos perdemos porque sencillamente le damos prioridad a otras cosas antes que a la sabiduría y a nuestro crecimiento.

Gracias Eduardo por recomendar Coaching Extremo, yo también lo recomiendo y con todas las de la ley porque soy testigo con mi propia vida de que realmente si le ponemos la dedicación y el interés que nuestras vidas merecen, en consecuencia sales del hueco, o te evita caer en él.

Saludos a todos y como diría Leo “Vivamos por diseño, con nuestra pasión en acción!!! (valga la cuña jajaja)

Responder

Eduardo Martí mayo 26, 2011 a las 6:34 pm

Sin mas palabras !!!!

Responder

Conny mayo 19, 2011 a las 1:35 pm

Hola Eduardo, en verdad quiero salir del hueco, voy a ver esos videos y luego te escribo, gracias. un abrazo.

Responder

Eduardo Martí mayo 26, 2011 a las 6:31 pm

Tómalo en serio Conny… vale la pena.

Responder

Vanessa Díaz mayo 18, 2011 a las 4:12 pm

Este tema me apasiona…
Por mi condición de empleada, he sido invitada a participar en gran cantidad de cursos y talleres, que con toda seguridad, para el empleador, tienen un objetivo claro, más sin embargo, no necesariamente éstos formen parte de mis intereses personales o laborales, por lo cuál, en ese caso, habría un factor que restaría, al impacto que se busca ganar con este tipo de programas. Si a esto se le suma que, aunque la intención de quien impulsa estas iniciativas, como la de quien las dicta, puede ser LA MEJOR, y el desarrollo, contenido y desempeño de éstos, pueden ser de gran calidad, también es verdad que, el mensaje que se imparte no es necesariamente el que se recibe, aún queda, a mi juicio, uno de los factores más determinantes: el criterio personal de cada quien, en cómo recibe la información, cuán preparado esté y adicionalmente, qué tanta apertura haya para darle cabida a nuevos e innovadores planteamientos, teniendo para ello que dejar los propios en un espacio de duda. Muchas veces he pensado, que cuando se conforma una audiencia, no todos están en el mismo punto de inicio, haciendo la analogía con una pista de carreras, es como si hubiese personas que están en el punto de partida, otros unos pasos más adelante y quizás algunos muy cerca de la meta, y cada uno verá con mayor o menor claridad, el objetivo, dependiendo de la posición en la cual esté. Adicionalmente, creo que otro aspecto importante es: el proceso de digerir cualquier información nueva que se recibe. Me ha ocurrido, que escucho planteamientos que son nuevos para mis paradigmas y en el momento, no los entiendo, pero los dejo ahí, revoloteando en mi cabeza y de repente, es como si alguien, en alguna parte hiciera clic y el mismo planteamiento pasa a ser practicamente experiencia: lo entiendo, lo vivo, lo siento, lo experimento, deja de ser una mera idea intelectual. Pero tuvo que llevar necesariamente su proceso, que a su vez, conlleva tiempo. Y a todo lo anterior, se debe incluir, de manera indispensable, el arte de –pensar-, ésta no es una actividad muy promovida en los colectivos, por el contrario es muy censurada con la popular expresión “no pienses tanto”, y definitivamente, pensar, pensar y pensar, en todas las direcciones, analizar, es para mí, lo más determinante para lograr esa “espiritualidad”, “madurez”, “crecimiento”, “evolución”. Y al igual que tú, creo que nada de lo que se aporta a otros se pierde, sólo tiene su propio tiempo.

Responder

Eduardo Martí mayo 18, 2011 a las 8:43 pm

Espero que en mi escrito no haya dejado yo la impresión que quiero descalificar los eventos de formación. Si eso es así, aprovecho de rectificar. Creo profundamente en la asistencia, forzosa o no, a cualquier tipo de evento por malo que sea. Siempre se encontrará algo útil y depende más del participante que del expositor.
Lo que quise enfatizar en el escrito es la importancia de tener un coach o mentor que te pueda hacer seguimiento a un proceso estructurado y enfocado.
Me dejas con las ganas de escribir algo sobre mi experiencia como facilitador y la diversidad de participantes :- )
Gracias querida Vanessa

Responder

Roxana mayo 17, 2011 a las 10:48 pm

A mi me paso hace tiempo lo mismo y siempre he vivido con miedo a que se vuelva a repetir lo que le paso a “Julio”, Leo Alcala me aconsejo que lo viera de diferente manera, y que todos los seres humanos tienen derecho a expansion y que me sintiera orgullosa de poder contribuir con esa expansion porque al fin a eso venimos, creo que desde entonces vivo libre y sin miedo a que se vuelva a repetir. Me encanto la forma como me lo cuestiono y me hizo verlo de una forma completamente diferente. Ahora hasta lo converso abiertamente con mis colaboradores mas cercanos. Gracias Eduardo y Saludos desde Mexico!

Responder

Eduardo Martí mayo 18, 2011 a las 8:37 pm

Que bueno Roxana. Tu testimonio confirma la idea de tenerv a alguien te vea y confronte.
Eres valiente, como pocos.
Cariños desde Chicago :- )

Responder

Ingrid Silva mayo 17, 2011 a las 8:44 pm

Así es Eduardo, muchos nos comportamos solo como receptores y nos especializamos en ello, pero nunca como “hacedores” de lo que aprendemos, escuchamos aquí y escuchamos allá, leemos aquí y leemos allá, buscamos un mentor aquí y otro allá para terminar no haciendo nada y luego culpamos a ellos de que no somos exitosos. Yo fui una “receptora inerte” jejejeje asi lo llamo yo, hasta que me dí cuenta que si yo no actuaba por mi misma, ni Dios ni algun mentor iba a venir hasta mi para tomarme de la mano para que haga las cosas, asi que ahora comencé yo a activar las pilas y aplicar todo lo aprendido en mi nuevo negocio. Lo que aprendí tambien es que si uno se une a un grupo, comunidad, red, mastermind, uno se energiza mas, se entusiasma, bien dicen “que la unión hace la fuerza”.

Responder

Eduardo Martí mayo 18, 2011 a las 8:35 pm

Las comunidades son buenos apoyos. Allí surge mucha sinergia. Pero debe darse la conversación abierta sobre lo que significa y se espera de esa comunidad. A pesar de eso, sigo pensando en lo útil que fue para mi tener a alguien siempre detrás con la responsabilidad de supervisarme.
Que bueno Ingrid por tus verdades. Cariños

Responder

MARIA ELENA TAFUR mayo 17, 2011 a las 6:48 pm

Eduardo Me alegra saber que te enteras de los comentarios.
Creo en los procesos no en las capactaciones y estoy de cauerdo que se deben revisar nuestros cambios.
Pero estaba en la expectativa de un artículo que no solo ofreciera servicios ,excusame mi franqueza, cuando escribas un artículo no le mezcles nada más se pierde el obejtivo por lo menos de quienes queremos leer tus apreciaciones.
Saludos cordiales

Responder

Eduardo Martí mayo 18, 2011 a las 8:31 pm

Creo entender tu planteamiento María Elena, y tiene que ver con lo que tu deseas, pero este tiene la particularidad de abrir posibilidades. Quiero dar una noticia que a algunos puede ser útil. Eso también vale, a veces, aunque no sea lo que esperamos.
Gracias por tu participación y franqueza.

Responder

roberto junio 27, 2011 a las 3:24 pm

EDUARDO MARTI. TE AGRADESCO MUCHO EL INTERES QUE LE PONES A CADA UNO DE LOS COMENTARIOS QUE RECIBES DE LAS PERSONAS QUE COMO YO CADA DIA QUIEREN SUPERARSE MAS PARA SEGUIR SIENDO EXITOSO ,COMO HASTA HOY LO HE SIDO, PERO TENGO UNA PREGUNTA QUE HACERTE, COMO TRATAR A LA PERSONA QUE TRATA DE BLOQUEAR O DE HACER QUE TU TRABAJO SE VEA MAL, INCITANDO A SUS COMPAÑEROS A SEGUIR SU MISMA IDEOLOGIA.

Responder

Eduardo Martí junio 30, 2011 a las 3:14 pm

Gracias Roberto por tus palabras. Con respecto a tu pregunta, solo tu sabrás poner tus límites. Recuerda que lo que permites lo promueves.

Responder

Leave a Comment

Follow Me

Previous post:

Next post: