Lo que aprendí de Eduardo Martí

by Eduardo Martí


El documento que te presento a continuación está en mis manos desde hace algún tiempo. Es un texto que escribió sobre mí Daniel Jiménez. La verdad es que no sé bien cuál fue su propósito al escribirlo pero desde que cayó en mis manos lo leo con frecuencia para creérmelo y por el efecto de bienestar que genera en mí.

No me es cómodo publicar sobre mí, pero este texto tiene mucha sabiduría que merece ser difundida. Hay paradigmas que romper, hay humildad en vivo, hay reflexión, hay generosidad, hay grandeza de líder que aunque lo escribe sobre mi, el líder es él.

También lo quiero compartir contigo porque que puede servirte como ejemplo de algo que puedes tú también hacer: Uno, escribe como lo hizo Daniel para honrar a alguien que admiras. Dos, usa cualquier reconocimiento o momento de éxito para levantarte el ánimo en los momentos de baja como uso yo este escrito de Daniel.

Para darte un breve contexto, Daniel Jiménez trabajó conmigo por algunos años y lo adopté como discípulo por su gran talento y potencial. Creció tanto que se expandió con su empresa propia y hoy vive muy complacido en Colombia.

Lo que aprendí de Eduardo Martí

Debo reconocer y ser totalmente sincero con ustedes. El día que conocí a Eduardo Martí no sentí mucha confianza. Casi sentí que estaba a punto de “embaucarme” y las preguntas/comentarios que me venían a la cabeza eran algo parecido a: ¿Qué es lo que “realmente” quiere este señor? ¿Algo me está ocultando? Seguramente quiere meter “gato por liebre” en esta negociación.

La situación en la que surgieron todos esos cuestionamientos se trataba de una conversación para comenzar a trabajar juntos en Forja Consultores, sentados en un restaurante cerca de la oficina de El Rosal, un barrio muy conocido en la ciudad de Caracas. Ese día me fui para mi casa con muchas preguntas, con muchas decisiones que tomar, la oferta estaba sobre la mesa después de la primera reunión. ¿De cuándo acá en la primera reunión uno sale con la oferta en mano? fue la siguiente pregunta. Posteriormente conversé con mi madre quien conoce a Eduardo y me contaba que él era un hombre exitoso. Busqué de mil y un formas comprender lo que sucedió ese día, y solamente después de haber trabajado con él en Venezuela y República Dominicana he podido llegar a comprender/sentir lo que “realmente” había detrás de todo lo cuestionado y que a continuación resumo:

La quinta pata del gato es una relación de poder: Cuando estamos frente a algo/alguien que se presenta bondadoso, apreciativo, caluroso, entusiasta, solemos pensar ¿qué es lo que hay detrás de la máscara de ese artículo/individuo? Pareciera actualmente que fuese una duda heredada que nos impide confiar, pero más allá de eso, esa búsqueda de falla, de error, de falacia, se convierte en si misma en una búsqueda de poder, simplemente para decir, “Ah! Yo tenía razón!”, “Yo sabía que eso no era así!” . En este sentido, con Eduardo viví más de una situación donde su capacidad de vulnerarse a si mismo, y de ceder espacios de aprendizaje, de facilitación de consultoría frente a clientes importantes donde él hubiese podido quedar como el señor que brillaba en el taller de liderazgo, la entregaba plena y plácidamente. Entonces día a día esa quinta pata de gato se fue desvaneciendo en esa interacción, y además trascendió pues me ha permitido en el día a día vulnerarme para obtener mucho más de lo que alguna vez había pensado.

Hasta un cerdo está tranquilo cuando tiene comida: Si bien, esta frase me la dijo un querido Doctor aquí en Bogotá, la analogía frente a mi experiencia con Eduardo fue parecida. Todos sabemos lo que hace un “cerdito” cuando tiene mucha comida… simplemente NADA! No tiene preocupación, NADA importa. Reconozco que las preguntas/confrontaciones que me hacía Eduardo en vuelos, taxis, almuerzos, lobbys y entre whisky y whisky, me sacaban de mi zona “cerdistica” lo cual se convirtió en un camino de desafío hacia el crecimiento y aprendizaje que actualmente ocupo con mis facilitados. ¡Y también era valioso cuando simplemente nos sentábamos y no pasaba nada!. De aquí he aprendido y aplicado que el camino del liderazgo tiene en ocasiones relación con intranquilizarme y en ocasiones también tiene que ver con estar ahí presente disfrutando plenamente del momento.

Como lobo atento en la movida: Un lobo es un animal peculiar, anda en manada, sabe que sólo es muy débil frente a un leopardo o un tigre, pero con muchos a su alrededor es poderoso. También sabe de la presencia de Lobos Alfa y Lobos Beta y los más sabios reconocen con quiénes se debe juntar, a quién debe expulsar de la manada por comportamiento indebido y de quién debe estar muy pendiente. Con Eduardo he aprendido que el camino del liderazgo es bien parecido, no porque seamos animales salvajes que nos subordinamos los unos a los otros (y a veces sí) pero sí porque dentro del equipo al cual orgullosamente fui miembro por un par de años pude apreciar cuándo cuidaba, cuándo estaba atento y podía casi “presentir” lo que pasaría en la “manada” como tal. En realidad, no era ningún presentimiento… se trata únicamente del acto de estar presente con la gente, sabiendo cómo está cada uno, cómo se siente y en constante validación de la sensación de éxito de los presentes. Este último aprendizaje, a mí personalmente me ha llevado a hacerle un seguimiento más minucioso a los individuos más que a las tareas que hacen. Me ayuda a comprender e intervenir en ellos genuina y oportunamente.

Imagínese ahora a una persona que le demuestra que su bondad, vulnerabilidad, es lo que lo hace más fuerte y lo que hace que usted desee estar cerca de él; imagínelo nuevamente sentado al lado suyo haciéndole preguntas y comentarios desde la inocencia y curiosidad y que al escucharlo se sienta intranquilamente feliz y con hambre de aprender y lograr más y más; finalmente, imagine a esa persona cuidando su presencia, ocupándose más de su sentir que de sus resultados… es una combinación inusual hoy en día y que la podemos encontrar en Líderes transformadores como Eduardo.

Gracias por permitirme compartir parte de este viaje contigo.

Saludos cordiales,

Daniel Jiménez
Director de Factos

Déjanos tu comentario aquí abajo y comparte que ideas te pasaron por la mente. ¿Qué tiene que ver contigo este escrito de Daniel? ¿Con quién tienes pendiente un escrito? ¿Eres excético ante las buenas oportunidades? ¿Tienes un mentor, tutor? ¿No lo necesitas o no lo estás buscando? Coméntanos…

{ 52 comments… read them below or add one }

Elizabeth Gudiño abril 26, 2011 a las 9:39 am

Definitivamente el universo es perfecto, Daniel lo que escribes de Eduardo es el resultado de lo que él sembró en ti, indudablemente la buenas semillas son las que generan frutos grandes, jugosos, hermosos, éstos son los que realmente disfrutamos al máximo y nos permiten crecer.
Les felicito, Daniel por el reconocimiento muy merecido que haces y a Eduardo por esa capacidad de inspirar en las personas la necesidad de aprendizaje y crecimiento.
Saludos

Responder

Eduardo Martí abril 26, 2011 a las 1:33 pm

Gracias Elizabeth. Felicitaciones a ti también por poderlo ver y apreciar.
Cariños

Responder

Eduardo Martí abril 3, 2011 a las 1:06 pm

Hola Mirla. Desde hace tiempo identifico que hay personas con comportamientos chupasangre y vitaminas. Gente con comportamientos que te agregan y que te restan. Trato de no atribuirlo a la persona sino al comportamiento. Y aunque una persona de alto comportamiento chupasangre tiene momentos vitaminas no desperdicio el momento de reconocerlo honestamente, sin ironía ni burla. Nos podemos llegar a sorprender como la vitamina aparece con mas frecuencia. Que te parece?
Cariños

Responder

mirla abril 2, 2011 a las 7:47 pm

En cuanto a que si tengo mentor, si, por fortuna he compartido con jefes y jefas quienes me han dejado muchas experiencias positivas que contar recordad agradecer, las cuales las retribuyo en los nuevos escenarios donde me desenvuelvo. A igual que tu apreciado Eduardo creo y confio en la gente, aunq en oportunidades me lo censure hay mucha mucha gente bondadosa con quienes compartir lo que tenemos desde la espiritualidad. ah!!! y que creias????? que no eres mi mentor???????????? jajaja claro que si, de ti tengo herramientas que me han servido de mucho y te he promocionado para que se unan a tu blog. De corazon y desde la distancia un abrazote!!!! Dios te bendiga mi querido MENTOR cibernético!!!!!

Responder

Eduardo Martí abril 3, 2011 a las 1:08 pm

Gracias por el honor Mirla. Que siga la fiesta!!!

Responder

fanny marzo 31, 2011 a las 10:17 pm

Eduardo
No hay ningún nreclamo antes al contrario . Y en caso de que hayas percibido eso por mencionar lo de mi desilución es hacia mi que no
guardé de amanera ordenada el blog dónde escribí hy que de verdad.
Lo hise con el corazón y la mente abiertos para poder hacerte llegar tanto
lo que creo son decisiones asertivas y los errores cometidos.
Lamento no haer tenido ni la fuerz ni la plata para el acto de locura y acompañarte durante ocho días a un intensivo. Definitivamente
es lo que me está haciendo falta. Me estoy centrando en mi proyecto y he escrito y escrito páginas y páginas que al final del día sólo se resume a una cuartilla. Veo, siento que hay mucha paja y que no voy clara y precisa hacia la médula. Una no puede sola, se necesitan los maestros y, no sabes cómo me gustaría estar físicamente más a la mano de tu lugar para poder consultarte en viva voz.
Quiero decirte que esta mañana de Hoy Jueves, llegó a mi correo un mail de un señor Alex Martí. Con las prisas por resolver los domésticos de los días. Creí, convencida de que se trataba de ti o de alguién cercano incluso, familiar por lo de Martí. El tema era la relación que guardas con el dinero.
Escribí dejando ver mi experiencia y cuál era la forma conn la que vivo y me llevo con el dinero. No te cuento más; no había terminado casi de de
enviar el mail, que aparce de la parte izquierda de la máquina el comentario con mi foto desde facebook. No sé, sentí abuso y sobre toso enojo contra de mi por no fijarme , pero he cancelado mi cuenta y le es cribí al individuo A.Martí lo que había sentido al ver mi comentario tan rápidamente publicado en un sitio cuyo espcio no es o, eso creo yo para
transcribirlo minutos después de haberme contactado. Comenté que tenía tutor y que pertenecía a una sólida empresa –no dije nombres-
y que para que se publicar una cosa así debían de pasar tiempo , conocimiento y sobre todo contacto, comunicación entre el responsable del que proponía el blog y la nuencia de la que hacía el comentario. En éste caso tu servilleta que he caído como novata en algo delicado por no prestar la devida atención.
Reafirmo una vez más lo agradecida qu estoy y nada de que te guardo resentimineto ni nada parecido, estoy conmovida de tu personalidad y sapiencia que me tienen armarrada casi todas las noches en tus blogs para aprendenr algo antes de ir a la cama.
Para ti Eduardo, guardo sólo palabras de gratitud y de afecto. Has sabido levntarme del averno del cual , pensé no salir más.
Lo que no impide que cuando no esté de acuerdo contigo no te lo jhaga saber llana y sencillamnete como decimos en mi tierra :soy de Baja California Sur, de La Paz.
Un abraxzo fortísimo
y mi cariño entero
Fanny

Responder

Eduardo Martí abril 1, 2011 a las 5:53 am

Que bueno Fanny. Para que sepas, Alex Marti es mi hijo mayor :- ) Es mi asesor en muchos temas y tiene su propia actividad de consultoría en negocios por internet.
Te mando un abrazo

Responder

fanny marzo 30, 2011 a las 9:52 pm

Eduardo
Me he desilusionado porque habìa escrito un largo, larguìsimo correo
hacièndote saber mis alprendisajes y preguntas acerca de ellos. Tambièn una sinòpsis de lo que es mi sueño y que traìa su historia verìdica al haber realizado el primer museo de Antropologìa e historia.
Contestè en el blog de ¿Los lideres nacen o se hacen?
Tal vez, sì lo busco allì encontrarè sino, de todas formas quiero dejar
mi testimonio al decir que lo que me ha convencido màs de ti , no sòlo es la divertida y oportuna manera de convertir conceptos sino y (eso lo decìa antes) la sinceridad y verdad que se escucha en tu voz como agua subterrànea que fluye bajo el suelo.
Estoy muy feliz de participar , pese a lo incòmoda que he de resultar para algunos de los que acuden como yo a leerte y escucharte.Pero hablar y expresar es la manera màs cercana de confrongtarme con mis nuevas experiencias invalidadndo incluso, el temor a què diran y què pensaran de mis tongterìas.
Doy gracias a quien tenga que agradecer por haber tenido la fortuna de habernos cruzado en los espacios momentáneos y existencialmente
importantes.
Con mi gratitud entera hacia ti y a todos
Fanny

Responder

Eduardo Martí marzo 31, 2011 a las 2:01 pm

Hola Fanny, logro leer una especie de reclamo hacia mi en tu escrito. Eso me inquieta sobre todo porque no entiendo muy bien porque. Ciertamente escribiste tu largo comentario, lo recuerdo muy bien y también mi respuesta.
Ahora bien, este es un espacio libre para intercambiar comentarios y no hay compromiso alguno. Yo entrego un contenido que espero que ustedes lo lean, quien quiere puede dejar su comentario y por mi parte reboto cualquier idea que pueda surgirme con ese comentario.
No puedo comprometerme con la expectativa que cada quien se forme. Pero si me importa mucho ser consecuente con lo que escribo y genero. Allí hay una zona gris con la que no sabría que hacer.
Por ahora no me queda sino esperar entender mejor tu planteamiento y seguir apreciando tu constante participación.
Cariños

Responder

Flor de María marzo 29, 2011 a las 6:06 am

ESO !!!!!!!!!!!!! TODO LO BUENO HAY QUE SEGUIR APRENDIENDO A PESAR DE LOS AÑOS QUE TENGAMOS.
ESTOY EN LA BASE 6 Y NUNCA TERMINO DE APRENDER.
POR ESO ENTRE AL BLOCK , ME PARECIÓ INTERESANTE Y CREO QUE NO ME EQUIVOQUÉ .GRACIAS , GRACIAS Y MUCHAS BENDICIONES PARA EL MAESTRO Y DISCÍPULO. DIOS LOS CUIDE.
Desde Huaral——LIMA ——-PERU

Responder

juan ortiz morales marzo 28, 2011 a las 2:06 am

Eduardo hay una cosa en el escrito que refleja la congruencia o sea el estimulo respuesta que es una teoria del aprendizaje en educacion que es lo que reflejas al publicar y dar respuesta del hecho . Y como tu eres una persona que sabe apreciar lo social lo humano que es lo que significa pedagogia (con referencia . En todos los actos del ser humano si todos fueramos asi fuera distinto pero algunos por su formacion o poco criterio no valoran tan solo hecho de una conversacion no disfrutan de la comunicacion y lo provechoso de escuchar y expresar ideas felicidades eduardo hasta pronto.

Responder

Eduardo Martí marzo 28, 2011 a las 5:58 pm

Hola Juan. Estoy de acuerdo con que hay gente que no valoran algunas cosas importantes que entregamos. En esos momentos pienso que no están listos pero no deben desanimar los esfuerzos de continuar. Llegará su momento o habrán otros dispuestos. El sembrador riega la semilla aunque a veces no caiga en tierra fértil. Saludos Juan. Gracias por participar.

Responder

Paul Michel marzo 26, 2011 a las 2:37 am

Gracias Eduard, yo creo q hay humildad en tì no sòlo en Daniel porque l publicar el artìculo requiere valor y humildad, deseo añadir q aunque no te conozco personalmente eres un gran cuate y lìder; sè q lo q dice Daniel s verdad porque tù y Leo han bendecido mi vida mucho por internet, q estos correos te retroalimenten tambièn. Gracias.

Responder

Eduardo Martí marzo 26, 2011 a las 7:31 am

Gracias por lo de “cuate” Paul. Que bueno que has estado con nosotros por mucho tiempo siguiendo nuestro trabajo y además que te haya sido útil. Saber eso es muy “vitamina” 🙂 Un gran abrazo

Responder

Leopoldo Romero marzo 24, 2011 a las 3:17 pm

El artículo es un homenaje al RECONOCIMIENTO sincero y genuino. Que sabroso se siente darlo y recibirlo, y cuan poderoso son sus efectos. Mis felicitaciones a Daniel por haber tenido un mentor como Eduardo y mis felicitaciones a Eduardo por haber tenido un compañero como Daniel; también mi agradecimiento por darnos la oportunidad de recibir agua de esa fuente. Un afectuoso abrazo.

Responder

Eduardo Martí marzo 24, 2011 a las 3:24 pm

Amigo Leopoldo. Que bueno encontrarte de vez en cuando por estos lares. Gracias por tu comentario y por estar cerca. Desde que nos conocimos en persona te recuerdo con mas afecto aún. Saludos

Responder

Daniel Jimenez marzo 28, 2011 a las 7:18 pm

Que bueno que te diste cuenta de la intención del escrito Leopoldo… que a mi parecer esta LEJOS de ser un artículo. No tengo nivel para eso.
Slds
Dan

Responder

Mariuxi abril 9, 2011 a las 4:11 pm

Daniel, tu escrito es maravilloso, da para reflexionar y sentir muchas cosas. Lo que yo sentí es un inmenso cariño y respeto de tu parte hacia el maestro, el amigo, el compañero. Es poco probable encontrar gente agradecida por haber aprendido algo, darle el merecimiento que se merece tu partner, tu socio. Lo más usual que se ve a diario es que los pájaros disparen a las escopetas, que los socios terminen en ruptura, que los amigos terminan siendo enemigos, que los bomberos se pisen las mangueras que no haya compañerismo, que viva la envidia. Tu escrito y con la analogía que lo has hecho da para reflexionar aquellas veces en que no comprendes algo que tu jefe, socio o padre te dice o deja de hacer para que tu lo hagas y de cómo luego uno mismo se va dando cuenta de por qué lo dijeron o por qué lo hicieron de tal o cual forma, entonces es ahí que ves la grandeza de esa persona, su verdadera esencia, el verdadero regalo. Me alegro Daniel que ahora estés tan bien en Colombia y que sigas mejorando e implementando toda la experiencia de Eduardo. Espero yo haber entendio bien el escrito, pido disculpas si no es así.
Saludos cordiales, Mariuxi.

Responder

Eduardo Martí abril 10, 2011 a las 11:00 pm

Cuando empiezas a verlo y a valorarlo empieza a estar en ti. Gracias Mariuxi

Responder

Pablo marzo 24, 2011 a las 1:42 am

Tus comentarios y tus consejos son excelentes. Gracias por todas esas experiencias que nos compartes. Personas como tú hay pocas. Que Dios te Guarde.

Responder

Eduardo Martí marzo 24, 2011 a las 10:44 am

Wuaoooo Pablo, Gracias. Menos mal que que gente como tu que los toma y los aprecia. La cosa es en dos vías. Saludos

Responder

Marilu marzo 23, 2011 a las 1:15 pm

Con tantas cualidades que tiene el señor Eduardo M., y todas sus vivencias expresadas por Daniel indican en lo cotidiano a todo los obstaculo se le debe buscar la vuelta actuando positivamente. Bien….

Responder

Eduardo Martí marzo 23, 2011 a las 4:50 pm

Gracias Marilu

Responder

anna marzo 23, 2011 a las 2:42 am

Eduardo,muchas felicidades por todo eso tan bonito que expresan de ti,de lo mas profundo de mi corazòn percibo lo mismo que dice Daniel y sin conocerte no dudaria de tu personalidad y experiencia ,nuevamente felicitaciones y mil gracias por compartir algo tan positivo.

Responder

Eduardo Martí marzo 23, 2011 a las 5:54 am

Gracias Anna por lo que a mi me toca. Si lo valoras en mi es porque lo hay en ti. Vívelo mas abiertamente y atrévete a llevar tu vida diaria a un nivel de desempeño y plenitud superior. Se trata de solo vivir-te mas conscientemente. Cariños y hasta pronto.

Responder

Sonia Alfonzo marzo 22, 2011 a las 7:55 pm

Hola! muchas veces no pasa con frecuencia en nuestras vidas q rechazamos muchas oportunidades que nos brindan esas personas que con sus experiencias y sabiduria quieren ayudar al otro por que es una forma de sembra esa semilla que un dia recibio. Y perdemos la oprtunidad de ser prosperos, felices solo por estar constantemente inmerso en la barrera del miedo. Gracias por compartir estos mensajes. Saludos

Responder

Eduardo Martí marzo 23, 2011 a las 5:49 am

El miedo y la desconfianza cierran mas posibilidades que las que pretenden conservar.
Alerta, el miedo y la desconfianza existen para cuidarnos. Son nuestros aliados en seguridad y protección.
El problema es cuando lo llevamos a todos lados y se lo aplicamos a todo.
Y como dices Sonia, seguramente te han llegado oportunidades que no prosperan por esa situación.
Confiemos más. El ser humano debe ser tratado como confiable y de buena fe mientras no demuestre reiteradamente que no lo es.
Gracias Sonia. Hasta pronto.

Responder

David marzo 22, 2011 a las 6:17 pm

Hola Eduardo:

Siempre que tengo un tema muy importante y sobre todo sensible que tratar con mis hijas, amigos y/o compañeros de trabajo, el mismo lo empiezo diciendo que lo que debo decir lo voy hacer con el corazón en la mano, pero los pies puestos sobre la tierra, esto me da el balance que necesito entre mis emociones y la objetividad que debo tener para transmitir la idea. Cuando logramos ese balance para hacer una crítica constructiva o elogiar a alguien a quien apreciamos, no puede haber adulancia posible y lo mejor es que a quien dirigimos esa crítica y elogio, así lo percibe. Por ultimo solo quiero agregar que mi definición de madures es cuando logramos alcanzar el perfecto balance entre el coraje y la consideración, coraje para decir las cosas que debemos decir pero con la consideración que toda persona se merece, utilizando las palabras, momento y lugar apropiados y con esa madures que siempre sigo buscando, solo me resta decir: gracias Eduardo por compartir con todos nosotros tus experiencias profesionales y personales en el área de liderazgo.

Saludos,

David

Responder

Eduardo Martí marzo 22, 2011 a las 6:20 pm

Muy bueno David lo que nos comentas. Sobre todo que también surge de tu práctica diaria. Eso me gusta. Saludos

Responder

susan Guzmán marzo 22, 2011 a las 11:01 am

La duda y la desconfianza siempre latente en los seres humanos, no creemos que lo que consideramos facil o falta de presión, sea lo más seguro o nos lleve a lograr alcanzar un objetivo, siempre creemos que todo tiene obstaculos, caminos dificiles y luego es que alcazamos el éxito. Veo que la seguridad, conocimiento, responsabilidad y ejemplo a seguir de Eduardo, logró cambiar la perpestiva o visión de nuestro querido amigo que comparte su vivencia y conocimiento. No todo puede ser tan dificil, las persons no pueden hacerte un camino lleno de barreras para tu poder alcanzar la meta o el trabajo que te ofrecen. Depende del Lider, de su visión, de su estrategia.

Responder

Eduardo Martí marzo 22, 2011 a las 12:25 pm

Que buena reflexión Susan. Gracias por compartirla.

Responder

Antonella Bacco Pico marzo 22, 2011 a las 9:12 am

Otra cosa que veo aqui (y se me paso comentar) la importancia de un mentor, como he dicho anteriormente somos seres sociales que necesitamos de otros para recibir y para dar, todos los grandes personajes han tenido mentores y pienso que ese es un pilar básico para el éxito… Preguntas en el artículo si tenemos un mentor o tutor, Eduardo tú eres mi mentor y me siento muy agradecida con Dios por ello, solo te pido que me cuestiones cuando lo tengas que hacer, que me reconozcas cuando lo tengas que hacer, que me acompañes cuando lo necesite y me dejes sola cuando sea el momento y que me sacudas cuando me desvíe del camino. Sé que esto es un compromiso para ti, pero esto dejará su legado porque cuando sea el momento yo seré también mentora de alguien más, esa es mi idea.

Gracias

Responder

Eduardo Martí marzo 22, 2011 a las 9:15 am

Así será… eres tierra fértil. Todo germinará en ti.

Responder

Antonella Bacco Pico marzo 22, 2011 a las 8:48 am

Hola Eduardo

Una de las cosas que este blog me confirma es que en definitiva cada cabeza es un mundo y cada quien vé a otros según las actitudes que quiere tomar en las experiencias que haya tenido… Yo siempre he sido partidaria que hay que confiar en la gente, evidentemente hay gente que me ha fallado pero también hay mucha gente que me ha sorprendido dandome más de lo que yo pensaba y una de esas eres tú… La verdad es que desde hace tiempo te he seguido y el día que te conocí no tuve dudas “no me equivoqué, es más superaste mis expectativas”

Por mi parte estoy muy feliz y agradecida que estes en mi día a día, asi sea por este blog (lástima que no sea personalmente) logras nutrirme de gran forma y cada vez que llega un correo tuyo salto de la emoción pensando qué cosas nuevas voy a prender hoy de ti… No quiero que veas este mensaje con ojos de adulación porque no lo es!!! miralo mas bien con ojos de reconocimiento… porque te valoro muchisimo por lo poco que he podido ver de ti.

Gracias por existir.

Un abrazo fuerte, caluroso y apretado mi mentor querido

Responder

Eduardo Martí marzo 22, 2011 a las 9:13 am

Gracias Antonella… sabes que también lo inspiras tu.
Me llama la atención como cuando entregamos algún reconocimiento tenemos cierto temor de ser confundido con ser aduladores. Imagino la cantidad de veces que dejamos de hacerlo por evitar esa confusión.
De ti, querida Antonella, no creo que salga, ni yo lo merezco, ningún sentimiento ni expresión mezquina. Un Beso

Responder

Antonella Bacco Pico marzo 22, 2011 a las 9:23 am

Si así es tal vez se ha creado esa creencia en nuestra cultura lamentablemente, es hora de romper ese paradigma de confundir el reconocimiento con la adulación, buen momento para empezar a fomentarlo.

Un beso

Responder

José G. Delgado marzo 22, 2011 a las 1:10 am

En el escrito de Daniel encuentro reconocimiento a los aportes de Eduardo, reconozco que mi primeros pensamientos se refieren a la lentitud y la falta de habilidad para manejarme con las fabulas de animales, sin embargo, encuentro un aprendizaje, en medio de los recuerdos y contactos pubtuales con la facilitación de talleres con Eduardo y Nora, alli hay coincidencia en varios apredizajes:

Si comparo con mi experiencia actual, tambien hay de por medio una oferta para trabajar juntos, percibo cordialidad y confianza al compartir mi sueño con el Equipo, hay una oferta en mesa, sin buscarle las 5 patas al gato, pues hay transperencia de ambos lados, se me brindan nuevas oportunidades, y puedo sentir la confianza y la apertura de un espaciode aprendizaje.
Al recordar la capacidad preguntona de Eduardo, facilita en mi comodidad y al mismo tiempo inquieta con sus preguntas, disfruto de sus palabras y me cuestiona, así que hay un poco de “cerdista”, no tengo respuestas y solo estoy alli en silencio. También puedo sentir su rol protector de la manada, al estilo de los scaut, de mi epoca juvenil, en silla de ruedas, sintiendo el amigo que apoya y el jefe de manada que sirve, paciemcia y amor del maestro que enseña un nudo o un juego adaptado a la dificultad fisica, me recuerdo en algun trance de experiencia con Eduardo en campamento, dando un trato de reto y de igualdad, aunque mi memoria lo asocia a Paxi otro feacilitador,ambos ayudandome a superar un ejercicio de cuerdas. alguien que apoya y anima. hoy puedo decir, que el cariño y la atención de un tutor es aceptable pasra describir la sensación, aunque, lo veo como oportunidad de mutuo aprendizaje y trabajo que nos trasciende a los dos, si se cumple el sueño de facilitar desde la discapacidad. Recuerdo su empeño por las herramientas tecnologicas y mi resistencia al cambio, pero, el reconocimiento por el esfuerzo de comunicar con la palabra y los gestos corporales, en medio del esfuerzo. Y algunas otras cosas tendran que esperar la charla con el whisky, no pretendo agotarel tema, pero ahora entiendo que el reconocimiento nace del corazón y que te puede levantar el animo, dame un tiempito y continuamos amigo lider pues hay un trecho aun por andar, eso de escribir desde el corazon desarma pero nos engrandece, asi que no me extraña que te cueste escribir sobre tí, a mí tambien, pues, es un testimonio que compromete, asi son las palabras escritas. Eduardo nos hace florecer la reatividad y la comunicación y no digo mas para que quede algo por decir, en nuestro proximo encuentro. Gracias a Daniel por su iniciativa, es un gesto de generosidad que comparte con nosotros, para dejar las huellas del líder que vemos y tenemos a la mano, un abrazo y perdonen lo largo, pues busco y necesito expresarme desde el corazón y la pasión, bien vale otro brindis por el éxito compartido. Afectuosamente Goyo

Responder

Eduardo Martí marzo 22, 2011 a las 5:39 am

Muchacho… después de muchos años empiezas a aparecer recurrentemente con planteamientos tentadores. Tienes una discapacidad física de movimiento pero estás volando alto. Creo que estas resuelto e indetenible. Logras llamar mi atención e interés. Algo va a pasar.
Aprecio el reencuentro Goyo. Gracias por lo que tu también me traes. Saludo

Responder

Antonella Bacco Pico marzo 22, 2011 a las 8:57 am

Que hermoso tu escrito José, me llegó al corazón (y eso que no era conmigo jajaja) me encanta tu experiencia, quiero rodearme cada día mas de gente como tú y como Eduardo…

Saludos

Responder

doris marzo 22, 2011 a las 1:00 am

Eduardo un saludo y un abrazo a la distancia, pués felicitarte por ese gran liderazgo, felicitar también a Daniel porque se expresa con mucha humildad y respeto hacia tí, que bueno el escrito, saludos y hasta siempre mi buen amigo.

Responder

Eduardo Martí marzo 22, 2011 a las 5:31 am

Gracias Doris por tu sentimiento y por tomarte el tiempo. Y ya que puedes apreciar del escrito de Daniel te pregunto: ¿Qué hay en Doris de Daniel?. Creo que si no hubiera mucho no lo verías. Te invito a sacarlo y a practicarlo. Hazlo.
Hasta pronto.

Responder

Daniel Jimenez marzo 28, 2011 a las 7:20 pm

Doris, gracias. Lo único que hice fue sentarme y pensar genuinamente en lo que viví con Eduardo.
Aguardo ansiosamente tu respuesta a la pregunta que te hizo Eduardo…
Slds
Dan

Responder

abner pantoja marzo 21, 2011 a las 11:57 pm

El tema a rescatar de éste artículo es el de actuar con plena humildad. Estamos viviendo tiempos en los que todos los seres humanos necesitamos escuchar la gratitud e incluso tenemos la obligación de agradecer y servir desinteresadamente.

Es más, la mercadotecnia y la publicidad está cambiando poco a poco al grado de permearse de una actitud de conciencia social.

Debemos modificar nuestra estructura mental de persuadir por la idea de ayudar.

Responder

Eduardo Martí marzo 22, 2011 a las 5:28 am

Que bueno que pudiste trascender lo anecdótico del artículo Abner. Mejor no se podía expresar como lo has hecho. Ese escrito lo tenía conmigo desde hace algún tiempo y tenía ganas de publicarlo pero no lo hacía porque no quería que se confundiera el propósito. Que bueno como lo muestras. Gracias de verdad. Saludos

Responder

Raiza Mendoza marzo 21, 2011 a las 9:31 pm

Querido Eduardo

De verdad que al leer lo que Daniel Jimenez dice de ti no hice otra cosa que asentir. Aunque mi experiencia contigo no es tan intensa y cercana como la de Daniel, siento que es absolutamente cierto todo lo expresado.
Te quiero, te respeto y admiro! De verdad que eres un transformador de vidas y lo haces desde una posicion de absoluta sencillez, humildad y vulnerabilidad y eso… te hace mas grande aun. Te voy a extranar muchisimo!!!!!

Responder

Eduardo Martí marzo 22, 2011 a las 5:23 am

Amiga… nuestras vidas ya están cruzadas. De ti yo también tengo cosas que decir y algunas ya las he compartido aquí en este blog. Siempre buscaré responder a tu llamado porque lo que eres me inspira y cuando te veo actuar me quiero llenar de ti.
No olvidaré a la prensa de Chicago cuando nos titularon “dos latinos se unen…” por el evento de Éxito y esa foto donde estamos ambos siendo uno. Tu también marcas mi vida. Un beso.

Responder

mary marzo 21, 2011 a las 8:18 pm

hola Edward, este blog, que escribiste en este inicio de la primavera,es un buen detalle para ti mismo. En algun lado lei, que Dios es detallista y cada año nos envia flores en primavera, este escrito tambien es un buen detalle en este inicio de la primavera, como tu dices , nos levanta en momentos de baja nuestro estado de ánimo, y creo firmemente que la persona que lo escribió, vió todo eso en tí….no son halagos, eres tu . Desde hace mucho tiempo te he rondado y las mismas conclsiones que he sacado de ti las leí hoy en este artículo. Realmente no he pòdido confirmar personalmente que seas un gran consultor, pero através de todo lo que he leido de ti, se que eres un gran ser humano…. saludos. y sí… tiene razón tu amigo….por que no es fácil encontrar a una persona como tu, y creer que sea real y sincera así que nos pasamos busacandole la quinta pata al gato.

Responder

Eduardo Martí marzo 22, 2011 a las 5:15 am

Aprecio tus palabras Mary y me gusta la relación que haces con la primavera. No lo había visto.
Y también tienes razón, no nos compliquemos tanto. Todo es sencillo y a su vez complejo… pero no complicado a menos que tu lo hagas.
Hasta pronto Mary.

Responder

juan ortiz morales marzo 21, 2011 a las 5:50 pm

como lo decía me parece un comentario admirable pero todos dependemos de todos pero una cosa he aprendido que en la toma de decisiones la decisión no siempre debe ser la correcta puede ser una decisión tonta no tiene que ser una salida correcta o perfecta . porque si no fuéramos maquinas con procesos perfectos y exactos pues no habría flexibilidad para estar en el error y esto es relativo admirable que eduardo tenga ese don de motivar a los demás y como dice cuando se acaba en confort empieza la vida y hay que enfrentarla y que dios nos bendiga

Responder

Eduardo Martí marzo 22, 2011 a las 5:00 am

Gracias Juan. Si te sirve de algo, cada decisión que tomamos es la mejor decisión que en el momento podemos tomar. Y no tomar una decisión, ya es una decisión y fue lo mejor que pudimos hacer. Solo con el tiempo podemos ver las consecuencias y si fue la mejor o no.
Mientras todo eso sucede, vale la pena pasar los días pensando y sintiendo que somos merecedores de todo lo bueno.
Hasta pronto Juan… y que Dios nos Bendiga.

Responder

victoria morales marzo 21, 2011 a las 4:05 pm

EDUARDO: Realmente en el camino de la vida se ´presentan tantas personas positivas y negativas,a veces,se retira de la amistad de personas positivas y se involucra con las que son negativas ,bueno,esto me ha sucedido muchas veces y viene la duda ,será confiable o no?Como docente de Matemáticas lo relaciono con la proporción directa mientras mas pasa el tiempo mas desconfío de las personas…no se la verdad si me equivoco,pero pienso que tiene relación con las vivencias personales de cada uno..saludos….Victoria

Responder

Eduardo Martí marzo 22, 2011 a las 4:46 am

Gracias Victoria por abrir tu pensamiento en este espacio. Creo que tienes razón en que cada quien construye su propia experiencia. La mia es distinta a la tuya, mientras mas conozco gente mas confío en el Ser Humano. Si bien hay de todo, lo que yo elijo es confiar en la gente hasta que me demuestre varias veces lo contrario. No una, varias veces. Y prefiero conversar, aclarar y renovar la relación. No espero que el otro me de. Intento tratarlo como que ya me está dando.
Aprecio que me pusieras a pensar en esto. Y, cuidado con el uso que le damos a las Matemáticas. 🙂 Cariños

Responder

Leave a Comment

Follow Me

Previous post:

Next post: